Carlos López Beltrán

Carlos López Beltrán

Carlos López Beltrán es investigador en el Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM desde 1992. Defendió su tesis doctoral (Human Heredity 1750-1860: The Construction of a Scientific Domain) en el King’s College de Londres, bajo la dirección de Jonathan Hodge. Además de profesor en las facultades de Ciencias y de Filosofía y Letras de la UNAM, ha sido investigador y docente invitado en la Universidad de París-VII,  en el REHSEIS del CNRS en París, en el Instituto Max Planck para la Historia de la Ciencia en Berlín, en la Universidad Autónoma de Madrid y en el ITESM-Ciudad de México. Entre sus libros, figuran El sesgo hereditario (UNAM, 2004), La ciencia como cultura (Paidós, 2005) y Las cosas no naturales (poesía, Trilce, 1997).

logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

Para una crítica de la noción de raza

Raza es una de las palabras más difíciles de criticar, no sólo en el idioma castellano sino en casi todas las lenguas occidentales. Ha echado raíces profundas en ellas y es innegable que ha conformado la manera cómo vemos a los demás y somos vistos. A principios del siglo XVIII el famoso médico Boerhaave escribía (siguiendo en esto a algún autor de la antigüedad clásica) que en la historia de la humanidad más personas han muerto debido a la mala clasificación (y por tanto mala cura) de enfermedades, que todas las que han caído en los campos de batalla. Un efecto similar —podría afirmarse— ocurre cuando se acude al concepto de raza para clasificar a los seres humanos: engendra tales prejuicios y malos entendidos que tiene el efecto de cegar a sus usuarios.

Stephen Jay Gould (1941-2002)

San Agustín fustigaba a Varrón por defender la fantasía de que algunos hombres eran descendientes de dioses. La razón dada por el sabio romano era que, aunque falsa, dicha creencia impulsaba a algunos a emprender tareas gloriosas, lo que no llevarían a cabo de saberse simples mortales; pero el santo cristiano censuraba toda mentira, sin excepción.