"El hombre que sabía demasiado" (Alfred Hitchcock, 1934)

Después de Lo mejor es lo malo conocido, El número 17 y Valses de Viena, que fueron fracasos comerciales, Hitchcock se toma el desquite: su nueva película tiene un enorme éxito. La historia está tomada de la actualidad y muestra espías pro-alemanes en lucha contra el Foreign Service.

En Saint-Moritz, un matrimonio conoce a un chico francés que más tarde es asesinado en su presencia, pero que les pide que transmitan un mensaje a Londres. La hija del matrimonio es secuestrada.

Ya en Londres, encuentran a los secuestradores, unos espías que pretenden asesinar a un diplomático.

Hitchcock consigue con esta película un realismo desconocido hasta entonces en el cine de espías, y la interpretación hasta entonces en el cine de espías, y la interpretación de Peter Lorre, en un papel de villano, nos recuerda al patético asesino que interpretó en M, el vampiro de Düsseldorf de Fritz Lang.

La prensa inglesa la catalogó como la mejor película de 1934.

Comentarios

Hitchcock hizo un remake de esta producción en 1955. "Lo que en otras películas de Hitchcock es el «McGuffin» –escribe Miguel Marías–, aquí es el fondo de la cuestión, porque no hay nada más profundo. Lo que no supone una crítica, ni quiere dar a entender que El hombre que sabía demasiado sea una película «superficial», sino, simplemente, que no tiene trasfondo, ni significados ocultos: Es lo que parece ser –una película de intriga, misterio y conspiración–, y no otra cosa. (...) Esta es, probablemente, su razón de ser, lo que explica que Hitchcock rehiciera su famosa película de 1934 veintiún años más tarde: un perfeccionista como él debió de darse cuenta de que en la primera versión, muy ingeniosa y divertida, había mucho mejorable, que era posible hacerla menos inverosímil y más lógica sin perder eficacia, sino acrecentándola. Y, con ayuda de John Michael Hayes y Angus McPhail, se puso manos a la obra".

"Comparada con la nueva versión de El hombre que sabía demasiado –escribe Guillermo del Toro– hecha por el mismo Hitchcock en 1956, la crítica actual encuentra inferior la primera. Yo estoy en desacuerdo con ese juicio general, aunque debo reconocer que mi casi nulo aprecio por la segunda versión tiene que ver con odios personales (no soporto a Doris Day ni al mutante que interpreta al niño). Evaluadas las dos cintas en conjunto parece indiscutible la superioridad narrativa de la segunda versión" (Hitchcock por Guillermo del Toro, Espasa, 2009).

Sinopsis

El matrimonio Bob y Jill Lawrence, que están de vacaciones en Suiza con su hija Betty, hace amistad con un hombre francés, Louis Bernard, pero éste recibe un disparo en el corazón mientras bailaba con Jill.

Justo antes de morir, Louis le pide a Bob que entregue a las autoridades unos documentos que tiene escondidos en su habitación. Bob descubre que Bernard era, en realidad, un espía británico que iba tras una misteriosa organización que estaba planeando asesinar a un político extranjero en Londres. Un dia, Bob recibe una llamada que le advierte que se aparte del asunto o su hija sufrirá las consecuencias...

Ficha del DVD

Director: Alfred Hitchcock

Reparto: Leslie Banks, Edna Best, Peter Lorre, Frank Vosper, Hugh Wakefield, Nova Pilbeam, Pierre Fresnay, Cicely Oates

Título original: The Man Who Knew Too Much

Año: 1934

Duración: 75 minutos

Distribuidor: Divisa

Número de discos: 1

Región: 0

Audio: Dolby Digital Mono: Español, Inglés

Copyright del texto © Divisa. Reservados todos los derechos.

Copyright de las citas entrecomilladas © Sus respectivos autores. Reservados todos los derechos.

Thesauro Cultural

Hay un momento para echar la vista atrás, recordando las condiciones en que nosotros, la especie Homo sapiens, emprendimos nuestra andadura. Hay un momento para explicar lo que fuimos, en el plano científico y cultural, e imaginar lo que seremos, más pronto que tarde. Tú y yo. Ustedes que nos leen y los que escribimos a este lado de la pantalla. Hay, en fin, un momento para explicar el trabajo de los paleontólogos ‒los historiadores de la vida‒ y sumarlo al de tantos otros investigadores que comprueban cómo la cultura altera nuestro recorrido social y evolutivo. Sabios que rastrean las civilizaciones en que se escindió la humanidad. Expertos que nos hacen partícipes de creencias y costumbres, creaciones artísticas y avances tecnológicos. Entre todos, definen una sutil conexión que que nos mantiene unidos desde hace... ¿cuánto tiempo ya? ¿165.000 años? ¿315.000?

Quién sabe si ese interés por la naturaleza humana, en su increíble diversidad, es lo que te trajo hasta aquí. Ahora ya lo sabes: si nosotros hacemos cada día TheCult.es (Thesauro Cultural), es porque tú sientes esa curiosidad por los retos más desafiantes de la ciencia y la cultura. Quizá acabas de descubrir esta revista, buscando un dato que necesitas para la clase de mañana. O acaso usted ‒a quien le incomoda el tuteo‒ hace mucho que completó sus estudios, y nos sigue fielmente desde que nos asomamos a internet, allá por 2007.

¿Sabe lo que le digo? Queremos observar con usted ‒contigo‒ cada detalle del mundo que nos rodea. Queremos recorrer la historia de la biosfera y explorar las huellas más nobles que hemos dejado en el planeta: nuestra cultura científica, nuestro arte y nuestro legado intelectual.

launicaperfil

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Reality show
    Escrito por
    Reality show Un fantasma recorre las televisiones, como si la televisión misma no fuera una colección de fantasmas: los programas que juegan a reality show y reúnen en un espacio cerrado a un grupo de personas seleccionadas…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • ¿Estábamos mejor sin Facebook?
    Escrito por
    ¿Estábamos mejor sin Facebook? Uno de los acontecimientos determinantes de esta historia tuvo lugar no hace mucho, cuando la página oficial de The Cult en Facebook fue bloqueada por una de esas herramientas de software que estructuran…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Marie Curie, gran dama de la ciencia
    Escrito por
    Marie Curie, gran dama de la ciencia Finalizaba el siglo XIX cuando aquella tímida joven, de vestidos desastrados y actitud tímida, obtenía su licenciatura en Físicas en la universidad parisina. Apenas hablaba con nadie. Siempre se sentaba en primera fila. Y tenía…

Cartelera

Cine clásico

  • Go West
    Escrito por
    Go West Da pena ver cómo el cine del Oeste es objeto de pésimas parodias en ámbitos como la publicidad. Y es que el western es uno de los géneros más despreciados, desconocidos y abandonados por el…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Chris Isaak, más allá de las modas
    Escrito por
    Chris Isaak, más allá de las modas Sin notables muestras de envejecimiento físico o artístico, Chris Isaak sigue deleitando a fans y sorprendiendo a neófitos con sus espectaculares conciertos, en los que evidencia cierto carácter sobrehumano al mostrar sus distintas facetas: virtuoso…
  • Glazunov, el heredero
    Escrito por
    Glazunov, el heredero Alexander Glazunov vivió lo suficiente como para asistir a las mayores convulsiones estéticas, políticas y militares que se produjeron entre mediados del siglo XIX y la primera mitad del siguiente. Vio la guerra mundial, la…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Sueños invernales
    Sueños invernales El hormiguero está ahora abandonado, cubierto de nieve y sin nadie dentro. Cuando lo vi por primera vez, ya hace años de ello, toda su cabecera era un bullir de movimientos y cuando llovía sus…

etimologia