100% Marvel HC. Lobezno: Arma-X

Tenemos mucho que agradecer a Barry Windsor-Smith. Apareció en nuestras vidas en una época en la que aún no pensábamos que el cómic de bárbaros y superhéroes fuera un arte, y de pronto, nos encontrábamos con viñetas que evocaban el estilo de los prerrafaelitas y del Art Nouveau.

A su manera, el británico lograba aunar lo mejor de ambos mundos: la esencia narrativa del tebeo norteamericano y las líneas estéticas (e incluso intelectuales) que seguían los comiqueros e ilustradores europeos. Aunque hay algo de tópico en esta simplificación, lo cierto es que, gracias a su trazo, uno podía disfrutar de las aventuras de Conan pensando que el autor había visitado museos con frecuencia.

Si nos decidiéramos a reunir las obras maestras de Barry Windsor-Smith, una de ellas sería este Arma X (marzo-septiembre de 1991), escrito, dibujado, entintado y coloreado por él, siempre con ese talento inimitable del que vengo hablándoles.

La trama es muy sugestiva. Asistimos al proceso terrible que modificó la anatomía de Lobezno, reforzándola con adamantium. Esta operación enloquecedora se desarrolla en un entorno aislado, y en su puesta en práctica intervienen, sobre todo, tres personajes decisivos en la historia: Abraham Cornelius, Carol Hines y un tipo de lo más inquietante a quien llaman el Profesor.

Se ha dicho muchas veces que el esquema argumental de Arma X tiene algo de slasher, ese subgénero del terror que reúne en un mismo espacio a un matarife y a sus presas. En este caso, en un giro inteligente, Lobezno es al mismo tiempo una bestia salvaje con las garras ensangrentadas ‒el asesino perfecto‒ y la principal víctima de este relato, o si lo prefieren, un animal de laboratorio, con todo lo que esto supone en el peor de los sentidos.

Barry Windsor-Smith encierra a Logan en una cámara de tortura, donde su cuerpo es atravesado por catéteres, agujas, tubos y sondas, convertido en una perfecta expresión del dolor. Pero cuando su arte alcanza mayor intensidad es cuando lo perfila como un depredador descontrolado, capaz de doblegar a un oso grizzly o a un tigre, como si él mismo fuera una criatura selvática.

Densa y dramática, la historia que nos cuenta Arma X es fundamental en la trayectoria de Lobezno, pero por encima de ello, hablamos de un cómic con una gama expresiva admirable y un poderío visual fuera de cualquier duda. En todo caso, aquí no importan tanto los detalles sobre el experimento X como el retrato traumático, feroz y complejo del propio Logan.

Sinopsis

Contiene Marvel Comics Presents 72-84 USA

La mítica saga que se atrevió a contar por primera vez el más dramático momento en la vida de Lobezno. El inigualable Barry Windsor-Smith escribe y dibuja una imprescindible saga en la que un misterioso cónclave convierte al mutante Logan en el arma asesina que todos conocemos.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Marvel Comics, Panini Comics. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • Chaplin recorre el ciberespacio
    Escrito por
    Chaplin recorre el ciberespacio He comparado en los artículos anteriores de esta serie la manera en la que Homero recorría el edificio de la mitología con aquella en la que un jugador o espectador de una película de realidad…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Científicos bocones
    Científicos bocones El desafortunado personaje principal de la magnífica novela Solar (Anagrama, 2011), de Ian McEwan, el físico teórico y premio Nobel Michael Beard, comete el error de mencionar en una conferencia que, según varias investigaciones, es posible que…
  • Cajal y su visión de la mujer
    Escrito por
    Cajal y su visión de la mujer Si hay un científico fácilmente reconocible por el común mortal español ése es Santiago Ramón y Cajal. Premio Nobel de Medicina en 1906 por sus investigaciones sobre los mecanismos que gobiernan la morfología y los…

Cartelera

Cine clásico

  • Tres maneras de ser un héroe
    Escrito por
    Tres maneras de ser un héroe Exley, White y Vincennes. Tres hombres. Tres carreras. Tres modos de portar un arma. Tres ideas sobre la vida. Tres obsesiones. Tres compromisos. Tres actitudes. Tres volcanes a punto de ebullición. Cualquier excusa es buena…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Los dedos de Liszt
    Escrito por
    Los dedos de Liszt Franz Liszt, aparte de su obra sinfónica, vocal, organística y oratorial, o por encima de ella, según se mire su catálogo, se pasó la vida sentado al piano. Escribió su propia obra pianística pero, además,…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El latido ancestral del bosque europeo
    Escrito por
    El latido ancestral del bosque europeo Donde estamos ahora, ya sea París, Londres, o Berlín, solía estar cubierto de inmensos bosques que llegaban hasta donde alcanza la vista. El sotobosque resonaba con los cascos de los bisontes, los uros, los caballos…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC