Las Crónicas de Conan nº 22

Imaginativa, épica, repleta de magia y, para el resto del mundo, brutal y hasta primaria. Allá ellos. Así de sencilla es la fantasía heroica, un subgénero cuyo héroe por antonomasia, Conan, nació de la desquiciada pluma de Robert E. Howard.

Como sabemos, aquel bárbaro logró instalarse en nuestra fantasía durante décadas, mucho después e la muerte de su creador.

El mundo de Conan, salvaje y áspero, ha tenido un amplio desarrollo gracias al cómic. Sin embargo, la oferta ha sido variada. Tras un periodo esplendoroso en los setenta, los tebeos de Conan siguieron editándose en los ochenta con una fortuna algo más irregular. El volumen que hoy nos ocupa, el número 22 de Las Crónicas de Conan, corresponde a ese periodo que no es el predilecto de muchos aficionados.

Vaya por delante que uno ha disfrutado a conciencia con esta lectura, y no solo por razones nostálgicas. Ello se debe al formidable equipo de ilustradores, formado por viejos conocidos como John Buscema, Val Mayerick –el creador de Howard el Pato– y Ernie Chan.

Es inútil evocar con palabras los sentimientos que inspira una viñeta de Conan dibujada por Buscema. Los seguidores más veteranos del cimmerio saben perfectamente a qué me refiero: ese vigor, esa rotundidad y esa sensualidad solo pueden deberse al lápiz del veterano maestro.

En cuanto a los guiones, hemos de agradecérselos a dos creadores muy solventes. El primero de ellos, Michael Fleisher, debutó en 1972, escribiendo junto a Lynn Marron Secrets of Sinister House #5 (julio de 1972) para DC.

Tras un tiempo firmando guiones de horror sobrenatural, comenzó a trabajar junto a Steve Ditko en Shade, el Hombre Cambiante (1977-1978) antes de vincular su destino profesional al de Joe Orlando, a cuyas órdenes editó Plop! y Adventure Comics. Asimismo, fue guionista de los primeros números del Espectro, comenzando por "The Wrath of ... the Spectre" (febrero de 1974), y a partir de ese mismo año, se convirtió en el principal guionista de Jonah Hex.

A diferencia de otros creadores más acomodaticios, Fleisher siempre trabajó sin talismanes, dejándose llevar por una creatividad torrencial y a veces psicodélica. Quizá por ello el propio Harlan Ellison le describió como un perturbado: una acusación que, por cierto, acabó en los tribunales.

Tras alistarse en las filas de Marvel, Michael Fleisher se ocupó de Ghost Rider (1979–1982) y un año más tarde, comenzó a escribir las rotundas aventuras de Conan (Marvel Comics, 1983–1985), que ahora llegan de nuevo a manos del lector español.

El otro guionista que participa en este volumen es Christopher Priest, quien por entonces utilizaba el nombre artístico de Jim Owsley. Tras debutar en Marvel Comics en 1978, Owsley se profesionalizó como guionista en 1982. Solo tenía 21 años, y fue Larry Hama quien quiso que participase en los cómics de Conan. Así, tras escribir Power Man y Puño de Hierro #111-125 (noviembre de 1984-septiembre de 1986), el joven escritor aterrizó en la Era Hiboria con el número 172 de Conan el bárbaro (julio de 1985).

Olvidaremos discretamente que Owsley fue el editor de Spider-Man desde 1985, y que su incompetencia en ese proceso condujo a su despido por parte de Jim Shooter. Como el propio Shooter confesó años después, la escasa habilidad de Owsley como editor contrastaba con su desenvoltura como guionista. Una destreza juvenil que, gracias al volumen que ahora presentamos, queda de nuevo en evidencia.

Sinopsis

Las leyendas cuentan que incluso los demonios temen internarse en los yermos pictos cuando se ha puesto el sol, pero la amenaza que supone una horda de pictos salvajes no es impedimento suficiente para que Conan el Bárbaro los recorra en busca del tesoro de un rey… y permanezca junto a Tetra, la bella hija de un noble brythunio.

Aunque parezca que Tetra es una muchacha desvalida que necesita la protección de Conan, ¡no tardará en demostrarles tanto a los pictos como al cimmerio lo equivocados que están!

Este volumen de Las crónicas de Conan recoge, por primera vez, historias de Conan el Bárbaro descatalogadas hace veinticinco años ¡y con los colores originales, recuperados mediante técnicas digitales!

Título original: Conan the Barbarian #168–173, Conan the Barbarian Annual #8-9

Las Crónicas de Conan nº 22. Saqueadores en las tierras fronterizas y otras historias

Michael Fleisher | John Buscema | Ernie Chan

Fecha de publicación: 03/06/2014

232 páginas

ISBN: 978-84-684-7982-8

Código: 10035575

Formato: 16,8 x 25,7 cm.

Presentación: Tapa dura sin s/cub. (cartoné)

Colección: Independientes USA

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Planeta DeAgostini Cómics. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • La pantalla indiscreta y el cotilla hipertextual
    Escrito por
    La pantalla indiscreta y el cotilla hipertextual En Homero en el ciberespacio dije que hablaría de dos ejemplos de moderna narrativa hipertextual emparentados de alguna manera con los mecanismos de la ficción que empleaba Homero. Hoy mencionaré sólo uno y dejaré el otro para…
  • El Siglo del Anacronismo
    Escrito por
    El Siglo del Anacronismo La vieja costumbre de dividir el tiempo histórico en unidades regulares y adjudicar a cada una de ellas un sentido predominante, nos hace admitir con facilidad, por ejemplo, que el siglo XVI fue el del…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Boni Alchymiae
    Escrito por
    Boni Alchymiae "El ver las medallas y antiguallas sin quererlas entender es cosa de hombres curiosos y vanos. Aunque muchas cosas hay que comienzan con un fin que después resulta dellas otra cosa, como de la alquimia…

Cartelera

Cine clásico

  • Tú me silbas, amor. Yo viajo en barco
    Escrito por
    Tú me silbas, amor. Yo viajo en barco Todo el talento de la Warner se puso en acción, en ese año de 1944, para orquestar una sinfonía con todos sus aditamentos y la mejor melodía. Que no falte de nada, pensaron los sesudos…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC