Las crónicas de Conan nº 25

A mediados de los ochenta, los seguidores de Conan se encontraron con una sucesión creativa que dio un nuevo rumbo estético al personaje. Ese cambio se hace notar en este volumen, cuyo primer tramo cuenta con la maestría del dibujante John Buscema, que cede luego los lápices a Val Semeiks.

Quien se ocupa de los guiones es James C. Owsley, quien cuatro años antes ‒estas historietas aparecieron en 1987‒ había debutado en la Casa de las Ideas como ayudante de Larry Hama.

En realidad, el guerrero cimmerio fue decisivo para la carrera de Owsley en Marvel, dado que, desde su aterrizaje en la Era Hiboria en julio de 1985, el escritor fue haciéndose cargo de la totalidad de la serie. Un empeño que mantuvo hasta el número 213 de Conan el Bárbaro (diciembre de 1988), capitaneando un equipo creativo al que se sumaron dos dibujantes, el citado Semeiks y Geof Isherwood.

Gracias al buen recuerdo que dejó entre los lectores de la citada cabecera, Owsley dejó luego su impronta en otra serie muy popular, Conan Rey, entre enero y noviembre de 1989. Sin embargo, su carrera cambió definitivamente de rumbo cuando Jim Shooter, por entonces al mando de Marvel, decidió prescindir de sus servicios, indicándole así un camino que finalmente lo condujo hasta DC, compañía para la que escribió las peripecias de personajes como Puño de Hierro y Linterna Verde.

Sin duda, el sello del guionista neoyorquino aparece en cada página del volumen 25 de Las crónicas de Conan. Su visión de Conan, pese a respetar las convenciones del subgénero de espada y brujería, mezcla con simpatía elementos que no estarían de más en un tebeo de superhéroes. Tanto por tono como por ritmo, esta etapa de Owsley define lo que venía a ser un cómic de fantasía heroica en los ochenta: aventura centelleante, tramas intensas, mucha testosterona y cierta ingenuidad que hoy vemos con nostalgia.

En el terreno estético, Val Semeiks tiene un trazo algo más tosco que el de Buscema, pero dota de suficiente dinamismo a sus viñetas como para que la comparación no resulte demasiado incómoda. Es evidente que Buscema posee un estilo superior, pero reconozcamos que cualquier heredero lo hubiera tenido difícil a la hora de suceder al maestro.

Como en el caso de Owsley, Conan también desempeña un papel fundamental en la carrera de Semeiks. Recordemos que debuta en Marvel como entintador de dos series míticas, Rey Kull y La Espada Salvaje de Conan. No ha de sorprender, por consiguiente, que luego se dedicase con tanta pasión creativa a las historietas que comprende el tomo que hoy recomendamos.

Sinopsis

Tras la muerte del rey, el reino de Koth se ha sumido en el caos. Conan, caudillo del monarca, podría ser la única persona con bastante poder —y, desde luego, la única a la que el pueblo respeta lo suficiente— como para conseguir que las aguas vuelvan a su cauce. Ahora bien, no podemos olvidar el pequeño detalle… ¡de que fue el bárbaro quien mató al rey! En cualquier caso, cabe la posibilidad de que el cimmerio vaya a tener que enfrentarse a un problema mucho mayor que mantener la paz, ¡porque el Devorador de Almas ha vuelto y el alma que tiene pensado devorar es la del bárbaro!

Este volumen de Las crónicas de Conan recoge, por primera vez, historias de Conan el Bárbaro descatalogadas hace veinticinco años ¡y con los colores originales, recuperados mediante técnicas digitales!

Incluye Conan the Barbarian #190–#199.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Planeta Cómic. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • Tres entrevistas a Ullán
    Escrito por
    Tres entrevistas a Ullán Periodista, escritora y destacada blogger, Eloísa Otero (León, 1962) ha trabajado para diversos periódicos y revistas, como La Voz de Galicia, Diario de Galicia, El Progreso de Lugo, El Ideal Gallego y El Mundo de Castilla y León, y es autora…
  • Bellos y malditos
    Escrito por
    Bellos y malditos Un gusto especial propone la lectura de Pietro Citati: el arte de pensar, el pensamiento como arte, la calidad esencial del ensayista. La ha revalidado en la reciente traducción hecha por Teresa Clavel del libro…
  • Disgusto por la filosofía
    Disgusto por la filosofía La filosofía tiene una larga historia, literalmente milenios, de resultar incómoda. Recientemente me he visto involucrado en varias discusiones en Facebook acerca de la “inutilidad” de la filosofía. Sobre todo con amigos y colegas comunicadores…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La utilidad de los fraudes
    La utilidad de los fraudes ¿Quién ha oído hablar alguna vez de fraudes en astrología, tarot o alguna forma de adivinación? En diciembre pasado, como cada año, astrólogos y adivinos hicieron sus predicciones para el año nuevo. Uno de ellos,…
  • He aquí la catástrofe
    Escrito por
    He aquí la catástrofe “¡El Universo perece! ¡He aquí la catástrofe!”. Con estas palabras, de acentos próximos a Plinio, se anunciaba en 1868 la destrucción de Pompeya que daba fin a la ópera Jone, de Errico Petrella. Como podéis…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Billy Cobham: fusión de ritmos
    Escrito por
    Billy Cobham: fusión de ritmos Tras sus lejanos inicios en el quinteto de Horace Silver y después de consolidarse como batería en grabaciones de George Benson y Grover Washington Jr., Billy Cobham fue ganando prestigio en el ámbito del jazz…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Las plumas del dinosaurio
    Las plumas del dinosaurio Si lee usted periódicos o blogs, ve o escucha noticieros, o está conectado a las redes sociales, seguramente ya se enteró del hallazgo, dentro de una pieza de ámbar procedente de las minas (sí: el ámbar se extrae…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC