Marvel Gold. Los Vengadores: El Destino de Ms. Marvel

Este recopilatorio nos reserva un montón de páginas repletas de acción, colorismo, humor, unas gotitas de introspección, conspiraciones y desafío a la autoridad, todo ello a través del soberbio arte de colosos como John Byrne o George Pérez, figuras capitales en la historia de Los Vengadores, y que se despedían de la serie en la etapa contenida en este volumen.

Los Vengadores llegaban al número 200, y la década de los 70 también iba acabándose. Aunque Marvel siempre ha mantenido una personalidad muy definida a lo largo de su historia, es evidente que sufriría cambios en los 80. De ahí que en estas páginas asistamos a los últimos tiempos de la explosión Marvel. Un periodo que, curiosamente, coincide con la era hippie y con algunos de los acontecimientos más convulsos de la historia (¿reciente?) de los Estados Unidos: la guerra de Vietnam, el escándalo Watergate, los conflictos raciales...

Los responsables de la mítica editorial supieron cómo reflejar y aprovecharse de esa agitada actualidad, combinándola de manera maestra con los personajes y situaciones más fantasiosos y estrambóticos que podamos imaginar. Uno puede abrir una página al azar de este volumen y se encontrará con la monstruo más increíble (una isla viviente, por ejemplo) al lado de un Capitán América denunciando las malas prácticas de la CIA, o a un monstruo azul y peludo mostrando su descontento ante el machismo imperante.

A estas alturas, no vamos a gastar muchas palabras descubriendo la rueda, o lo que es lo mismo, alabando el talento de los artistas, editores y escritores implicados en la creación de los cómics recopilados en este tomo. La colosal tarea de coordinar tantísimos personajes, renovando plantillas de superhéroes, recuperando antiguos personajes, haciendo que el caos y la locura tengan coherencia y que todo resulte tan divertido e imposible como cercano a la realidad del lector, sin perder la chispa ni calidad, se nos sigue antojando una tarea tan heroica como las gestas de los mutantes, dioses, magos, androides y metahumanos que pululan por Los Vengadores.

Por otro lado, este cómic nos sirve como ejemplo y excusa para combatir una idea extendida que atañe a los productos de entretenimiento norteamericanos. Se suele tener como Verdad Absoluta entre sectores algo desinformados que TODOS los cómics o TODO el cine norteamericano de entretenimiento es, en realidad, propaganda imperialista. Basta con mencionar al Capitán América en ciertos ambientes para que ese automatismo ideológico se ponga en marcha.

Por supuesto que un porcentaje notable de la ficción popular que nos ha llegado de aquellas tierras ha sido pura propaganda, sobre todo en la primera mitad del siglo XX. Si nos empeñamos en tomar la parte por el todo, tampoco podemos olvidar algunas de las películas de Rambo, o los ultra-reaganianos subproductos de la productora Cannon Group, que también tuvieron su reflejo en el campo de la historieta. Pero esa sería una perspectiva sumamente parcial, porque, si hacemos inventario, pronto nos daremos cuenta de que no sólo los comunistas, los terroristas de oriente medio o los narcotraficantes sudamericanos han sido malos habituales en las aventuras de los héroes del imaginario estadounidense. De hecho, en este cómic, como en muchos otros de Marvel o en infinidad de películas de los últimos cincuenta años, un villano recurrente es el propio Gobierno de Estados Unidos, y en especial la CIA.

Al leer estas páginas, comprobaremos que Los Vengadores, amén de luchar contra amenazas estrambóticas, sufren la interferencia maquiavélica de esos agentes trajeados y con afán de controlarlo todo.

Y es que, a diferencia de lo que sucede en otros países ‒incluidos esos que alaban algunos dudosos luchadores por la libertad‒, en Estados Unidos, sobre todo durante las épocas de mayor rigor republicano, los artistas y/o empresarios especializados en cultura popular se han atrevido a reflejar el descontento de gran parte de la población. Esto último, por cierto, ha contribuido más de lo que parece a urdir esa trama conspiranoica que, paradójicamente, ha sido luego adoptada como creación propia por los enemigos más acérrimos de ese “país de contrastes” que es Estados Unidos.

Menuda ironía, ¿no?

Sinopsis

Contiene The Avengers 178-180 y 189-202 USA

¡Las históricas aventuras con las que John Byrne y George Pérez se despidieron de Los Vengadores y cerraron una etapa de oro en Los Héroes Más Poderosos de la Tierra! Nuestros chicos y chicas combaten contra la Gárgola Gris o se la ven con Inferno mientras Henry Peter Gyrich trata de ponerles contra las cuerdas... ¡Y contra el congreso de Estados Unidos! A continuación, llega la aventura más polémica jamás vivida por Ms. Marvel, que coincidió con el apoteósico The Avengers #200 USA, y, por si fuera poco, el regreso del Hombre Hormiga, el debut de El Supervisor, las aventuras perdidas de La Bestia y el temible ataque de Ultrón.

Autores: Steven Grant, David Michelinie, John Byrne, George Pérez y otros

Ficha editorial

Marvel Gold. Los Vengadores: El Destino de Ms. Marvel

ISBN: 9788490249864

Libro con solapas. 352 páginas.

Fecha de venta: 12/2014

Precio: € 30.00

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Marvel Comics. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

logonegrolibros

  • B. S. Johnson y "Los desafortunados"
    Escrito por
    B. S. Johnson y "Los desafortunados" En El guión del siglo 21 hablé de la novela que publicó Bryan Stanley Johnson en 1969, The Unfortunates, al referirme a ejemplos de narrativa no lineal o hipertextual: “Un ejemplo literario de estructura en mosaico es la novela Los…
  • Swedenborg, el iluminado
    Escrito por
    Swedenborg, el iluminado El Siglo de las Luces dispersó claridades por donde pudo. Las hubo de la ilustración, pero también del iluminismo. Tal es el caso del sueco Swedenborg, un hombre de ciencia que decidió retirarse de los…
  • En busca de la felicidad
    En busca de la felicidad En su libro En defensa de la felicidad, Matthieu Ricard la define como “un estado adquirido de plenitud subyacente en cada instante de existencia que perdura a lo largo de las inevitables vicisitudes que…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Ciencia y literatura
    Ciencia y literatura "La buena poesía está cerca de la ciencia. (…) La ciencia nos ayuda a sobrellevar el mundo", dice con sabiduría Braulio Peralta. Y la buena ciencia está —debe estar— cerca de la poesía, y de lo…
  • El trágico fin de los templarios
    Escrito por
    El trágico fin de los templarios En pleno corazón de París, que es tanto como decir en el corazón de Francia o, dada la época en la que nos situamos, el corazón mismo de la Europa del XIV, se levanta una…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Rossini eclesiástico
    Escrito por
    Rossini eclesiástico Es sabido que la música de iglesia atareó a Rossini desde su más tierna edad hasta su último esplendor compositivo: en 1808, en su época estudiantil en Bolonia, ya le vemos autor de una Misa…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC