Crítica: "Caza al asesino (The Gunman)" (Pierre Morel, 2015)

Hace años, Jordi Mollà y Javier Bardem se jactaban de haber rechazado ofertas de George Lucas y Steven Spielberg para intervenir en Star Wars y Minority Report, respectivamente.

El orgullo es uno de los pecados que antes se pagan , y ya hemos visto a Mollà ejercer del clásico villano latino en películas tan infames como Dos policías rebeldes 2. Ahora es Javier Bardem quien muerde el polvo con un papel secundario y poco brillante en esta película de tres al cuarto.

Cabía esperar algo más de un film dirigido por Pierre Morel, responsable del inesperado éxito Venganza. Aquella película no era ninguna maravilla, pero resultaba realmente divertida por la desvergonzada simpleza de su argumento, su violencia sin remordimientos y el poderío de la presencia de Liam Neeson.

En esta ocasión, el argumento también es sencillo y visto mil veces: un ex asesino profesional, retirado para llevar tareas más tranquilas y constructivas, vuelve a ser asediado por su pasado y se ve obligado a empuñar un arma de nuevo.

Pero esto no es Sin perdón. En realidad, está más cerca de cualquier producto “directo a vídeo” de Steven Seagal, eso sí, sin artes marciales ni coletas graciosas.

El protagonista, Sean Penn, estandarte de los actores intensos y bocachanclas, aprovecha la ocasión para llevarse un cheque sencillo y lucir los efectos de su gimnasio, y es que uno puede ser bolivariano, pero no por ello tiene que renunciar a tener un buen preparador físico.

La película comienza mostrando el poder corruptor de las multinacionales en el tercer mundo, quizá para convencer a Penn, a Bardem y a toda esa gente que es fan de los actores por sus actividades fuera de la pantalla. Sin embargo, pronto se convierte en un thriller de serie B, con ese inconfundible aspecto de coproducción.

El desarrollo del argumento tarda demasiado tiempo en decidirse a arrancar, y una vez lo hace, nunca llega a tener interés, pese a la cara de sufridor que pone Sean Penn todo el rato.

La acción no es más espectacular que la de cualquier episodio de serie policíaca europea, tipo Eurocops, El último poli duro o Rex, un policía diferente, con lo cual invita más a la siesta que al entusiasmo.

El título original de este film es The Gunman, pero aquí se le ha puesto un nombre-comodín como es Caza al asesino, que ya se utilizó hace apenas dos años para una de esas películas de Nicolas Cage que se suelen estrenar cada mes. Esa desgana, ese espíritu gris es lo que preside una cinta destinada al relleno de parrillas televisivas y a inducir al sueño en viajes de autocar.

Sinopsis

"Eres el tirador designado". Nada más pronunciarse la frase se escucha el silbido de una bala saliendo de un rifle de francotirador. El conductor de un monovolumen pisa el freno y antes de que las ruedas dejen de chirriar, los guardaespaldas se bajan a toda pastilla de sus vehículos con las armas preparadas. En un hotel cercano, un hombre abandona el rifle y sale de la habitación. Al poco, las imágenes del asesinato del ministro de Minas inundan los informativos. Se desata el genocidio y la guerra civil.

Jim Terrier surca las olas en un pueblo africano cercano. Corre hacia la oficina de la ONG donde colabora llevando agua potable a los vecinos. Mientras cava un pozo, tres hombres armados irrumpen en el pueblo buscándole. Terrier se acerca, y se da cuenta de que esos tres hombres van a asesinarle. Consigue plantarles cara y escapar, pero descubre que han puesto precio a su cabeza.

En el thriller de acción internacional Caza al asesino, el ganador de dos Oscar Sean Penn encabeza un reparto en el que destacan actores de la talla de Javier Bardem, Idris Elba, Ray Winstone, Mark Rylance y Jasmine Trinca. Caza al asesino está basada en la novela Cuerpo a tierra de Jean-Patrick Manchette y dirigida por el aclamado realizador francés Pierre Morel.

"Con ingredientes como Silver Pictures, Sean Penn y Pierre Morel, el director de Venganza, el cóctel no podía ser otra cosa que explosivo, inteligente y emocionante", comenta el productor Andrew Rona.

La productora Silver Pictures revolucionó el concepto de las películas de acción supertaquilleras con las sagas de Arma Letal y La jungla de cristal, y luego llevaron el género a una nueva dimensión con las películas de Matrix. Según Rona, "Las dos claves de un thriller de acción son los personajes interesantes y las localizaciones espectaculares. Caza al asesino se centra en un protagonista muy potente (Jim Terrier) y transcurre en lugares impresionantes que nunca se habían presentado así en la gran pantalla".

El guión adapta una novela francesa titulada Cuerpo a tierra (cuyo título original es La Position du Tireur Couche) escrita por Jean-Patrick Manchette en la década de 1980. Los productores quedaron prendados de su aura de película de acción con tintes de cine negro y del espíritu de aquellas películas de Jean-Pierre Melville en las que Alain Delon y Jean Paul Belmondo interpretaban a tipos duros que destilaban grandes dosis de estilo. Pierre Morel fue el primer director en el que pensaron. "Pierre es un director increíble. Se ha formado con Luc Besson. Trabajó en películas como la serie Transporter y debutó como director con Distrito 13, una emocionante película de acción que incorpora secuencias de parkour. Venganza, su segundo filme, engendró toda una saga protagonizada por Liam Neeson y ha creado un género en el que la acción recae sobre un protagonista no tan joven. Es un tío muy dinámico y optimista. Analiza a fondo todas las escenas y sabe cómo desmontarlas para añadir dosis de diversión. Siempre lo da todo", explica Andrew Rona hablando de Morel.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Anton Capital Entertainment, Canal+, Nostromo Pictures, Silver Pictures, TF1 Films Production, Open Road Films. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

logonegrolibros

  • El arte de pensar
    Escrito por
    El arte de pensar A Roland Barthes le tocó atravesar densas zonas del pensamiento francés del siglo XX: el existencialismo, el sociologismo, el estructuralismo, el lacanismo. Si se me olvida alguna, añádala el lector. Barthes, sin dejar de aprovecharse…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • ¿Vida artificial?
    ¿Vida artificial? A principios del siglo 20, el ruso Aleksandr Oparin y el inglés J.B.S. Haldane propusieron (por separado) que la distinción entre la materia viva y la inerte era sólo de grado, no de esencia. Es decir que los…
  • El arte de envenenar
    Escrito por
    El arte de envenenar No está bien envenenar a la gente  De hecho, está muy mal. Ya nos lo advirtió Thomas de Quincey en su Del asesinato considerado como una de las Bellas Artes, refiriéndose no al envenenamiento en…

Cartelera

Cine clásico

  • Regentado
    Escrito por
    Regentado Nunca fui admirador de La Regenta de Clarín, nick de Leopoldo Alas. Será porque la leí cuando era muy joven. O porque me pareció –ahí va la primera boutade– una mala copia de Madame Bovary,…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • "1984" (1949), de George Orwell
    "1984" (1949), de George Orwell Mientras que la ciencia ficción norteamericana apostó en la primera mitad del siglo XX por un tono optimista, orientado hacia el espacio y con vocación escapista (entiéndase esto no como algo necesariamente peyorativo), en Europa…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El guateque eterno de Alfonso Santisteban
    Escrito por
    El guateque eterno de Alfonso Santisteban A lo largo de su prolífica trayectoria, el compositor y arreglista Alfonso Santisteban recibió muy diversas influencias en su trabajo, desde el jazz y el soul hasta la música brasileña. Estos sonidos de Brasil, que…
  • Giovanni Bottesini, a escena
    Escrito por
    Giovanni Bottesini, a escena Amelia Pinto no fue una soprano portuguesa ni española, como su apellido pudiera hacernos creer. Era de Palermo y, pese a sus orígenes, eligió hacer una carrera sobre todo de cantante wagneriana, con especial hincapié en…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El arbolito de Darwin
    El arbolito de Darwin En 1837, regresando de su viaje de cinco años en el velero Beagle, e iniciando las dos décadas que emplearía en pensar sobre la “transmutación de las especies”, Charles Darwin escribió en su cuaderno de notas “Creo que”,…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC