Crítica: "La promesa" (Terry George, 2016)

Hasta sus últimos días, el Imperio otomano se dedicó a molestar y destruir. Cuando la Primera Guerra Mundial estaba en marcha, "el Turco”, como dirían nuestros antepasados, aprovechó el río revuelto para efectuar, de tapadillo, el genocidio de los armenios.

Con ecos de las clásicas historias de amor y guerra (piensen en las películas de David Lean o en los novelones rusos), La promesa nos sitúa en aquellos sangrientos tiempos para narrarnos la historia de un joven armenio (Oscar Isaac) que se debate entre la tradición (un inminente matrimonio concertado en su pueblo) y la modernidad (el amor con una mujer moderna cosmopolita, también armenia).

Sí, el héroe tiene un dilema entre dos mujeres armenias. “Dos armenias para ti”, podría haberse titulado el film.

La promesa está protagonizada por Oscar Isaac, un actor que vive un buen momento de popularidad gracias a su participación en las nuevas películas de Star Wars (las que no cuentan con la participación de George Lucas: el Star Wars de Avellaneda, por así llamarlo). Su pareja en este caso es la canadiense Charlote Le Bon, a quien recordamos en El desafío (The Walk) (2015), de Robert Zemeckis.

lapromesa1

El film también cuenta con la presencia del ex-Batman Christian Bale, quien ya participó en un grandioso drama épico en su infancia, El imperio del sol (Steven Spielberg, 1987).

Como la película de Spielberg, La promesa ha sido rodada en España, y de hecho, es una coproducción entre Estados Unidos y nuestro país. Varios personajes armenios tienen el rostro de actores españoles, lo cual se agradece, porque la parte hollywoodiense podría haber recurrido a las Kardashian.

En definitiva, nos hallamos ante una historia romántica, de sacrificio y valor. La promesa abraza sin vergüenza el cine sentimental de antaño, aunque flojea en su parte épica por una evidente escasez de recursos técnicos, que dota al conjunto de la película de ese reconocible aspecto de coproducción pobretona.

Sinopsis

1914. A medida que se avecina la Gran Guerra, el poderoso Imperio Otomano se desmorona. A Constantinopla, antaño vibrante y multicultural, llega Michael Boghosian (Oscar Isaac), decidido a convertirse en médico para ejercer en su pequeño pueblo en el sur de Turquía, donde musulmanes turcos y cristianos armenios han vivido en paz durante siglos. Cuando Michael conoce a Ana (Charlotte Le Bon), una artista de origen armenio que acompaña al periodista norteamericano Chris Myers (Christian Bale), su vida dará un vuelco. Pero cuando los turcos forman una alianza con Alemania y el Imperio se revuelve violentamente contra sus propias minorías étnicas, la pasión deberá dejar paso a la supervivencia. En tiempos de guerra se hacen promesas… y se rompen promesas.

lapromesa2

Declaración del director (Terry George)

"Las películas que más me han gustado y más he admirado han sido aquellas que sumían al espectador en acontecimientos humanos importantes, películas que nos sumergían en la historia de una forma visceral y excepcional. Me refiero a grandes filmes de no ficción, como “La lista de Schindler”, “Los gritos del silencio”, “Rojos”, “La batalla de Argel” y dramas históricos como “Un hombre para la eternidad”, “Doctor Zhivago” y “Apocalypse Now”.

En el curso de unas pocas horas, experimentaba rabia, miedo, empatía, verdadera tristeza y, a veces, verdadera alegría. Ningún otro género cinematográfico puede conmoverme de ese modo. Salía del cine abrumado. Me han guiado por momentos históricos personajes que jamás olvidaré.

Como cineasta, mi reto es encontrar historias y personajes que me permitan sumir a los espectadores en unos acontecimientos sobre los que poco o nada sabían, y mostrarles que el espíritu humano puede sobrevivir y triunfar en las circunstancias más adversas. Esa fue la motivación que tuvimos mi coguionista, el director Jim Sheridan, y yo con “En el nombre del padre” y “The Boxer”, y mi reto como director con “En el nombre del hijo” y “Hotel Rwanda”.

Hace casi tres años, tuve la suerte de que me ofrecieran un guion de Robin Swicord. "La promesa" es una historia de amor ambientada durante los días del genocidio armenio, una de las mayores y menos conocidas catástrofes del siglo XX. Este intento de erradicar a toda una nación desapareció de los libros de historia gracias a la negación colectiva y a la conveniencia política. Es una historia que creo que exige ser contada con un tratamiento cinematográfico. Pero, ¿cómo conseguir que los espectadores vivan unos acontecimientos tan horribles y remotos? Me fijé en los grandes maestros del cine en busca de inspiración, en David Lean, que nos sumergió en la Revolución Rusa en “Doctor Zhivago” y en la Guerra de Independencia de Irlanda en “La hija de Ryan”, y en Warren Beatty, que también nos permitió vivir la Revolución Rusa desde el punto de vista de John Red en “Rojos”. Ambos utilizaron el romance para atraer a los espectadores a las butacas. Contaron grandes historias de amor que estaban inextricablemente ligadas a la historia de esos acontecimientos tan trascendentales. Mientras nos enamorábamos de sus personajes, también descubríamos las penurias, las alegrías y el dolor que vivieron como parte de la historia.

Coescribir y dirigir "La promesa" me brindó una oportunidad única. Me ha permitido trabajar con gente con un talento asombroso, como Christian Bale, Oscar Isaac, Charlotte Le Bon y muchos otros grandes actores, para contar una historia de amor que espero que no solo cautive y conmueva a los espectadores, sino que también los sumerja en las calamidades que sufrió el pueblo armenio en 1915 y les permita ser testigos de hechos históricos reales, sentir alegría, pasar miedo, presenciar el coraje, el dolor y la redención. Y lo que es más importante, espero que "La promesa" eduque a los espectadores sobre un suceso que merece ser reconocido, recordado y honrado en todo el mundo. ¿Qué mejor oportunidad podría pedir un cineasta?"

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Survival Pictures, Phoenix Pictures, Open Road Films. eOne Films. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

logonegrolibros

  • Macbeth y las tres brujas
    Escrito por
    Macbeth y las tres brujas Un viejo dicho de Hollywood afirmaba que la información fundamental de la trama de una película se tiene que repetir siete veces, aunque hay que intentar hacerlo cada vez de una manera distinta, excepto cuando la situación…
  • Autorretrato de Juan Malpartida
    Escrito por
    Autorretrato de Juan Malpartida Es habitual considerar que la miscelánea es un género subalterno de la literatura, cuando no un cajón de sastre que rehúsa ser un género. Un recopilador hacendoso busca y rebusca textos sueltos y dispersos y…
  • Información y calidad
    Información y calidad Vivimos en la era de la información. Las últimas décadas han traído cambios radicales, y cada vez más acelerados, en la manera en que ésta se genera y se difunde. Hace unos años…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Dulce azar científico
    Dulce azar científico Los mitos de la ciencia incluyen esa versión rancia y obsoleta de su modo de trabajo (el "método científico"): observación, hipótesis, experimentación, comprobación, teoría, ley… Como si los científicos actuaran siempre de manera perfectamente ordenada,…

Cartelera

Cine clásico

  • Música para una butaca vacía
    Escrito por
    Música para una butaca vacía Tu padre te tomaba de la mano, con apenas cinco años, y te llevaba al cine. Hablabais el mismo idioma. El idioma de dos almas unidas por el amor y por la magia de la…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El verismo agresivo de Giordano
    Escrito por
    El verismo agresivo de Giordano Como no hay tenor que deje pasar por alto (si sus medios se lo permiten y, a veces, sin esta posibilidad) el cantar Andrea Chénier, ni ninguna soprano-actriz, auténtica o pretendida, pierde por su parte…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC