Bodil Schmidt-Nielsen. Misterios renales por aclarar

Bodil Schmidt-Nielsen. Misterios renales por aclarar Imagen superior: Bodil Schmidt-Nielsen en 2003.

La doctora Schmidt-Nielsen no se limitó a trabajar sobre la excreción de urea en aquellos años. Bodil estaba de antaño interesada en los mecanismos que permiten a los mamíferos de zonas secas limitar el volumen de agua que pierden con la orina.

Más concretamente, ella quería saber cómo se las arreglaban para producir una orina con una concentración tan alta como la que eliminan los mamíferos del desierto. Al fin y al cabo, como la cantidad de restos nitrogenados que han de ser eliminados no disminuye en condiciones de escasez de agua, la reducción del volumen de orina que ocurre en respuesta a esas condiciones conlleva, necesariamente, la elevación de su concentración de solutos y, en particular, de urea. Así pues empezó a investigar, junto con otros colegas, el cometido y modo de funcionamiento de un dispositivo que forma parte de la estructura renal y que se denomina “asa de Henle”. Y gracias a esas investigaciones pudieron conocerse las bases del mecanismo que permite obtener una orina muy concentrada [1]. Todavía no se conocen todos los detalles de ese mecanismo, pero sabemos que el asa de Henle juega un papel muy importante en el proceso de concentración. Y los trabajos de Bodil Schmidt-Nielsen y sus colaboradores tuvieron una importancia decisiva a la hora de desentrañar sus componentes funcionales íntimos.

En 1964 Bodil dejó Duke y se trasladó como professor (equivalente a catedrática) a la Case Western Reverse University. Después de ser directora de departamento durante un año, renunció a la cátedra y empezó a trabajar en el Mount Desert Island Biological Laboratory como investigadora permanente. Recordemos que ese es el centro con el que había iniciado una colaboración veinte años atrás después de haber recibido la visita de su director. Como ella misma confesó, dejó la cátedra y la dirección del departamento y se cambió de centro porque prefería dedicarse a la investigación que a tareas administrativas. No obstante, conservó su relación con Case Western Reverse University y, entre 1971 y 1975, mantuvo también una colaboración formal con Brown University.

Bodil prosiguió sus estudios de fisiología comparada en Mount Desert Island Biological Laboratory de 1971 en adelante. En aquellos años realizó investigaciones sobre intercambios de agua y electrolitos, y sobre excreción de restos nitrogenados en peces, reptiles y aves. No obstante, el mecanismo de los mamíferos para concentrar la orina fue siempre su principal línea de investigación, y en ese ámbito realizó valiosos trabajos en relación con el efecto que las contracciones peristálticas de la pelvis renal pueden ejercer en el proceso de concentración de la orina.

bodi7

Imagen superior: Esquema del túbulo renal y de su suministro vascular. El asa de Henle se ve en el centro a la izquierda.

En 1986, con 68 años, cerró su línea de investigación en el Mount Desert Island Biological Laboratory. No obstante, aunque abandonó la actividad investigadora, no renunció completamente a mantener una cierta actividad científica. Allí siguió, sobre todo en los veranos, participando en seminarios y debates científicos. Por otro lado, al mismo tiempo fue nombrada profesora adscrita en la Universidad de Florida y allí pasó los inviernos de los años siguientes. En 1997 recibió un nombramiento de profesora emérita en esa misma universidad.

Hasta aquí la trayectoria científica de la doctora Bodil Schmidt-Nielsen. A continuación y de forma breve, paso a exponer, como indicadores de sus merecimientos, los reconocimientos y premios que recibió nuestra protagonista a lo largo de su carrera. El primero fue el Bodwitch Award Lectureship (1957); como antes he señalado, ella fue la segunda persona que recibió esa distinción. Fue elegida miembro de varias academias y asociaciones científicas: New York Academy of Sciences (1958), American Association for the Advancement of Sciences (1959) y American Academy of Arts and Sciences (1973). También merecen destacarse los siguientes nombramientos: Guggenheim Fellow (1953-1954), Established Investigator en la American Heart Association (1954–1962), National Institutes of Health Career Awardee (1962–1964), Doctora Honoris Causa en Bates College (1983) (Lewiston, Maine), Doctora Honoris Causa en Medicina por la Universidad de Aarhus (Dinamarca) (1997). Fue elegida presidenta de la American Physiological Society para el bienio 1975-1976. Fue la cuadragésimo octava presidenta de esa asociación y la primera mujer en ocupar el cargo; pasaron veintiocho años hasta que fue ocupado por otra mujer. En 1989 le fue concedido el Ray G. Daggs Award por el trabajo realizado para la American Physiological Society y por sus aportaciones en el campo de la Fisiología. Y por último, la sección de Fisiología Comparada de la American Physiological Society la eligió August Krogh Distinguished Lecturer en el año 1994.

Murió, con 96 años, el 27 de abril de 2015.

Nota 1

[1] En algunos mamíferos del desierto la orina alcanza una concentración de solutos que llega a ser catorce veces más alta que la de la sangre.

Nota 2

Este artículo es el tercero (y último) de la serie:

Bodil Schmidt-Nielsen. En busca del equilibrio hídrico y salino

Bodil Schmidt-Nielsen. Los poderosos riñones de los animales del desierto

Bodil Schmidt-Nielsen. Misterios renales por aclarar

Referencias

Knut Schmidt-Nielsen (1998): The Camel´s Nose: Memoirs of a Curious Scientist, Island Press.

Wikipedia: Bodil Schmidt-Nielsen

William H. Dantzler (2006): Living history of physiology: Bodil Schmidt-Nielsen. Advances in Physiology Education30 (1): 1-4

William H. Dantzler (2015): Obituary; Bodil Schmidt-Nielsen (1918-2015) 48th APS President. The Physiologist 58 (4)

William H. Dantzler entrevista a Bodil Schmidt-Nielsenvideo

Copyright © Juan Ignacio Pérez. Editado previamente en Mujeres con ciencia, bajo licencia CC. Este artículo se publica en Thesauro Cultural con dicho reconocimiento y sin ánimo de lucro, por cortesía de la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco.

Juan Ignacio Pérez

Juan Ignacio Pérez es catedrático de Fisiología y coordinador de la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU. Escribe sobre biología animal en Zoo Logik (en español) y en Uhandreak (en vasco). Colabora en #con_ciencia (diario Deia) y Next (Vozpópuli). Asimismo, forma parte del Consejo Científico y Tecnológico de la FECYT.

logonegrolibros

  • Ciencia y mística
    Escrito por
    Ciencia y mística Cuando Édouard Schuré escribió Grandes iniciados, utilizó argumentos de la ciencia ortodoxa de entonces (siglo XIX o inicios del XX) para apoyar sus argumentos místicos. Ahora, quienes continúan en la estela de Schuré siguen el…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Científicos: ¿villanos o héroes?
    Científicos: ¿villanos o héroes? La profesión de científico ha tenido siempre una mala percepción pública. El científico es percibido a través de dos estereotipos. Uno es ridículo: el viejito canoso, despeinado tipo Einstein, distraído, sabio y bonachón, que más…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Los Hombres de la Lente
    Escrito por
    Los Hombres de la Lente Isaac Asimov y Edgar Rice Burroughs son dos nombres habitualmente citados al ponerse a hablar de los padres del género de la ficción interplanetaria. En cambio, no suele salir tanto a colación “Doc” Edward Elmer…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Ese músico llamado Verdi
    Escrito por
    Ese músico llamado Verdi Giuseppe Fortunino Francesco Verdi, el más italiano de los compositores, nació francés en Le Roncole, porque esta pequeña localidad era entonces un departamento napoleónico, el 10 de octubre de 1813 a las nueve horas de…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Historias de tlacuaches
    Escrito por
    Historias de tlacuaches Alfredo López Austin nos introduce así al mundo de las historias sobre tlacuaches en las mitologías mexicanas: “Dicen los mazahuas que cuando el tlacuache tenía peluda la cola mandaba a los demás animales. Los mazatecos…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC