Las tres ciencias

Las tres ciencias "Cosmos: A Spacetime Odyssey" © Cosmos Studios, Fuzzy Door Productions, Santa Fe Studios, Fox, National Geographic Channel. Reservados todos los derechos.

La ciencia tiene fama de ser complicada. Y lo es. Las teorías científicas, que describen, explican y hasta predicen los fenómenos naturales, constan de complejos modelos matemáticos o conceptuales, muy abstractos y formados por muchas piezas. Por ello, pretender reducir la teoría de la relatividad o el funcionamiento de una célula viva a una explicación breve y sencilla es, siendo honestos, muy poco realista.

Ésta es la razón del reclamo más común de los investigadores científicos a quienes se dedican a divulgar la ciencia: que frecuentemente la sobresimplifican, omiten partes importantes o incluso la tergiversan al grado de que —desde su punto de vista de expertos— introducen verdaderos errores.

Los divulgadores se defienden argumentando que comunicar a un público no experto las complejidades de la ciencia sin recurrir a simplificaciones, metáforas y símiles es una tarea estrictamente imposible.

La verdad es que ambos grupos tienen razón. Simplificar el conocimiento científico ciertamente lo desvirtúa; no simplificarlo lo hace inaccesible para el no iniciado.

El problema es que la ciencia que produce el investigador y la que divulga el comunicador no son la misma ciencia. Son dos cosas distintas.

Esto suena menos raro si se considera la ciencia que se enseña en la escuela. De las ciencias naturales de primaria hasta los cursos de licenciatura y posgrado, la ciencia impartida en el salón de clases y plasmada en libros de texto es claramente distinta de la que se discute en los pasillos de un instituto de investigación.

Esta "ciencia escolar" abarca una gama que va desde las versiones que se imparten en primaria, que para el experto pueden estar excesivamente simplificadas y hasta "mutiladas", pero que pedagógicamente son las más adecuadas para iniciar a los estudiantes en la comprensión de temas abstractos, hasta los cursos superiores de formación de expertos, en que se entrena a los estudiantes en el lenguaje y el manejo especializado de los conceptos científicos.

Para los pedagogos, el hecho de que la ciencia escolar difiera sustancialmente de la ciencia académica —aunque, eso sí, sin traicionar su esencia— no tiene nada de raro. Es el precio inevitable de traducirla desde el lenguaje ultraespecializado de los expertos a uno que sea comprensible para los diversos tipos de estudiantes.

Y es por eso mismo que la "ciencia pública", la ciencia divulgada, difiere también, a veces dolorosamente, de la versión detallada, precisa y compleja de los investigadores. Algo se pierde, irremediablemente, en la traducción. Pero sin dicha traducción, no habría comunicación posible con el público no científico.

Ciencia académica, ciencia escolar, ciencia divulgada: tres versiones de una misma visión de la naturaleza, adaptadas para que distintos espectadores puedan disfrutar de ella.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura. Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

logolacienciaysusalrededore

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • El teleordenador
    Escrito por
    El teleordenador “El desarrollo de los ordenadores personales ocurre tan deprisa que la futura televisión de arquitectura abierta es el ordenador, y no hay vuelta de hoja. El aparato receptor será como una tarjeta de crédito que…
  • Glenn Gould: retrato del genio
    Escrito por
    Glenn Gould: retrato del genio El canadiense Glenn Gould (1932-1982) es uno de los mayores pianistas del siglo XX y este es un juicio que me atrevo a adjetivar de unánime aún entre quienes cuestionan tal o cual velocidad, tal…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Corpus Barga y "Los pasos contados"
    Escrito por
    Corpus Barga y "Los pasos contados" Muchos lectores de Andrés García de la Barga y Gómez de la Serna (Madrid, 1887-Lima, 1975), más conocido por el seudónimo de Corpus Barga, se han dejado arrastrar por las voluptuosidades de la inteligencia que…

Cartelera

Cine clásico

  • Doce tipos duros
    Escrito por
    Doce tipos duros Lo bueno de clásicos como Doce del patíbulo (The Dirty Dozen, 1967) es que uno puede revisarlos sin temor a decepciones. Dirigida por Robert Aldrich, esta excepcional producción bélica fue protagonizada por Lee Marvin, Charles…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • La efervescencia de una ópera del XVIII
    Escrito por
    La efervescencia de una ópera del XVIII Con sus aires optimistas y cordiales llega un nuevo título de Paisiello, La Frascatana, estrenada en Venecia en 1774, algo antes de que Catalina la Grande llamara a Rusia al compositor, y pronto difundida por…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia