Los gatos saben cómo conseguir lo que quieren

¿Qué dueño de un gato no se ha sentido alguna vez como un tonto, al darse cuenta de que estaba actuando a las órdenes del animal? Los gatos saben muy bien cómo manipular a los humanos y han perfeccionado tremendamente sus artes.

Así lo demuestra Karen McComb, una investigadora de la Universidad de Sussex, en un artículo que publicó en Current Biology (julio de 2009).

McComb confiesa que comenzó la investigación inspirada por su propio gato, que la levanta todas las mañanas con un ronroneo insistente, pidiéndole comida. Como científica que ya había estudiado la comunicación vocal en mamíferos, decidió ir al fondo de la cuestión.

McComb y su equipo descubrieron que los felinos motivan a los humanos para que rellenen sus platos de comida enviándoles una especie de señal mixta: un maullido urgente envuelto por un ronroneo. El resultado es una llamada que pocos humanos pueden ignorar.

“La inserción de un maullido en una llamada que normalmente asociamos con satisfacción es una forma bastante sutil de obtener una respuesta”, señala Karen McComb. “Pedir algo ronroneando es seguramente más aceptable para los humanos que un maullido declarado, que seguramente acabaría con el dueño echando al gato fuera de la habitación”.

Además, los gatos saben a quién pedir las cosas: el estudio descubrió que los gatos utilizan estos maullidos en privado con sus amos, pero cuando aparecen extraños en el entorno se vuelven muy poco comunicativos.

El primer ronroneo de un gato a un humano ocurrió hace 5.000 años

La amistad entre el gato y el hombre se originó hace más de 5.000 años, gracias a la agricultura, 14.000 años más tarde que la del perro. Un equipo internacional de científicos encontró en 2013 las primeras evidencias de la relación entre felinos y humanos al analizar los restos óseos de animales en el yacimiento chino de Quanhucun.

El trabajo, publicado en la revista PNAS, señala que los gatos salvajes se sentían atraídos por los roedores que vivían en las cosechas de los agricultores y por los alimentos de los asentamientos humanos. Fueron los primeros contactos hacia la domesticación felina en los que ambas especies se vieron beneficiadas.

“A diferencia de los perros, que fueron domesticados por  cazadores recolectores, los gatos se relacionaron con los seres humanos gracias a la agricultura porque había roedores y otros alimentos disponibles para ellos hace más de 5.300 años”, destaca Fiona Marshall, investigadora del departamento de antropología de la Universidad de Washington (EE UU) y una de las autoras del estudio.

Los científicos indican que esta situación hizo posible la domesticación de un animal nocturno, que no era social, y explica por qué los gatos fueron domados mucho más tarde que los perros. “Incluso si estos gatos no fueron domesticados, los datos confirman que vivían en las proximidades de los poblados y que la relación entre felinos y agricultores tenía beneficios mutuos", indica Marshall.

El estudio aporta las primeras evidencias precisas sobre los orígenes de esta relación. Para datar los restos óseos de los gatos, los investigadores estudiaron varios huesos de decenas de animales localizados en el yacimiento de Quanhucun.

Las pruebas de radiocarbono y el análisis de las huellas de carbono y nitrógeno demostraron que la raza de gatos salvajes encontrada se alimentaba de la cosecha de mijo cultivada por los agricultores.

Hasta ahora se sabía muy poco del proceso de domesticación de los gatos ya que los restos óseos de estos animales raramente se encuentran en los yacimientos arqueológicos.

En 2004 se halló en Chipre un esqueleto de un gato salvaje que sugiere que esta relación pudo haber comenzado incluso hace más de 9.000 años en el norte de África y el Mediterráneo aunque las investigaciones aún no han añadido conclusiones claras. Las primeras teorías consideraban que la relación entre gatos y personas comenzaron en Oriente Próximo o en Egipto hace más de 4.000 años.

Gatos más longevos

Los resultados apuntan a que la relación entre ambas especies se había intensificado porque se identificaron gatos alimentados con menos roedores y más mijo. Además, se localizaron los restos de un felino que vivió más años de lo habitual. “Uno de estos gatos estudiados era muy mayor lo que sugiere que sobrevivió bien en el entorno del asentamiento”, subraya Marshall.

Por otro lado, la existencia de una antigua madriguera cerca de un pozo de almacenamiento de alimentos y el diseño a prueba de roedores de las ollas para guardar el grano indican que estos pobladores tuvieron problemas con los roedores. “Las aldeas daban comida a los gatos pero los agricultores también se beneficiaron ya que los felinos cazaban roedores”, recalca Marshall.

Según recientes estudios, los 600 millones de gatos domésticos en el mundo actual descienden del gato Felis silvestris libica, una especie salvaje presente hoy en día en Europa. “Si los felinos de Quanhucun fueran descendientes de esta especie, indicaría que fueron domesticados en otro lugar y posteriormente introducidos a la región”, asegura Marshall.

"Todavía no sabemos si estos gatos llegaron a China desde Oriente, se cruzaron con otras especies de felinos asiáticos, o si los gatos procedentes de China tuvieron algún un papel el proceso de domesticación”, recalca la investigadora.

Adeline Marcos / SINC

  • Antilocapra americana
    Escrito por
    Antilocapra americana Grandes velocistas han dejado huella en el legado de la humanidad, desde esa leyenda viva que es Carl Lewis a otros mitos como Ben Johnson o Florence Griffith, sin olvidar al insuperable Usain Bolt. Sin…
  • Agalychnis lemur
    Escrito por
    Agalychnis lemur Desde los tiempos de la conquista y los descubrimientos, los reinos tropicales siempre han estado avocados a los cambios, la destrucción y la fragmentación. Hay especies que ya desaparecieron, otras que hoy vemos desaparecer, y…
  • ¡A nuestra salud! Salud y áreas protegidas
    Escrito por
    ¡A nuestra salud! Salud y áreas protegidas ¿Os habéis planteado alguna vez la importancia de las áreas protegidas para nuestra salud? Todos sabemos que el principal objetivo de las áreas protegidas es la conservación de la naturaleza. Todos estaremos de acuerdo en…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

  • Arte, ciencia y naturaleza
    Arte, ciencia y naturaleza Uno de los grandes prejuicios respecto a la ciencia es que se trata de una actividad puramente racional, cerebral, y por tanto para nerds, insensible, fría. Exactamente lo opuesto al arte, que es cálido, creativo y expresa…
  • Sirenas míticas, vivas y extintas
    Escrito por
    Sirenas míticas, vivas y extintas Si en tierra firme los unicornios son los seres míticos por excelencia, en los mares ese papel sin duda pertenece a las sirenas. En las mitologías de todo el mundo aparecen criaturas parcialmente humanas que…
  • El déficit de naturaleza
    Escrito por
    El déficit de naturaleza Estoy convencido de que se puede hacer toda una tipología del ocio contemporáneo sólo con encender el ordenador. No en vano, los gurús de las nuevas tecnologías aconsejan que ocupemos nuestro tiempo libre con las…

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC

  • Fósiles en peligro de extinción
    Fósiles en peligro de extinción He visto recientemente películas y series televisivas en las que adultos, jóvenes, mujeres, y hasta embarazadas, fuman a más no poder sin hipocresías ni preocupaciones pulmonares o ambientales de ningún tipo. ¡Oh, épocas sin enfermedad…
  • Un nuevo enfoque de la agricultura
    Escrito por
    Un nuevo enfoque de la agricultura Les voy a contar la historia de una mujer. Transcurre en un país lejano al nuestro, Japón, pero de ella cabe extraer lecciones que, sin duda, son válidas entre nosotros. Como ahora verán, el relato…