Raras hoy, ¿extinguidas mañana?

Probablemente, los impactos del cambio climático en la ecología sean tan diversos como amplios. Hay una serie de estudios sobre este tema en PLOS, publicados esta semana, que examinan la dinámica y magnitud de estos cambios, junto con el impacto que tendrán en especies individuales y en ecosistemas enteros. En ellos, se presta una especial atención a la comprensión de la vulnerabilidad de las especies y de sus funciones particulares dentro de los ecosistemas.

Pero ¿cómo identificar de forma exacta qué especies son vulnerables al cambio climático? ¿Y qué define esa vulnerabilidad? ¿La sensibilidad? ¿La exposición? ¿La capacidad adaptativa? Y en el caso de que perdiéramos una de esas especies vulnerables, ¿cuál sería el efecto sobre el resto del ecosistema?

Si bien la importancia de la diversidad de especies en los ecosistemas ha sido relativamente bien estudiada, tenemos menor certeza sobre los roles que desempeñan las especies raras de forma individual. Mouillot et al presentan un hallazgo complejo: muchas funciones críticas de un ecosistema son sostenidas por especies relativamente raras.

En lugar de la cantidad de la biodiversidad, es la calidad de esa biodiversidad lo que importa en el mantenimiento de un ecosistema. Muchas de las especies que resultan clave tienen funciones muy especializadas, con poca redundancia.

La morena gigante (Gymnothorax javanicus) es un habitante sedentario de los arrecifes de coral, donde, como depredador, tiene pocos rivales, pero su vulnerabilidad funcional ocupa el quinto lugar si la evaluamos con respecto a ese papel. Fotografía: Nick Hobgood, Wikimedia Commons

Si se pierde una especie clave, no hay ninguna otra especie dentro del ecosistema que pueda ocupar su lugar. En consecuencia, Mouillot y sus colegas argumentan que las especies raras no sólo ofrecen diversidad estética, cultural y taxonómica; más bien, muchas de ellas son vitales para el funcionamiento de los ecosistemas.

En consecuencia, sugieren que el trabajo de conservación debe alejarse de las especies carismáticas para centrarse en aquellas que tienen un papel insustituible en el ecosistema. Estos hallazgos acarrean consecuencias de largo alcance científico, y lo que necesitamos para comunicarlo son artistas cuya actividad se involucre de una manera sutil pero poderosa en dicho esfuerzo.

Hace unos meses, tuve el privilegio de asistir en la Tate Modern a una charla de la arquitecta y creadora de monumentos conmemorativos Maya Lin. Conocida por su elegante y vigoroso Memorial de la Guerra del Vietnam, Lin habló apasionadamente acerca de lo que ella llama su "último memorial", un proyecto online llamado ¿Qué está faltando? (What is Missing?)

Este proyecto –en realidad, una web, dado que Lin no cree que un monumento deba ser estático, sino de apariencia múltiple y en continua evolución– se relaciona con la "sexta extinción masiva". Se presenta por dos vías: en línea, como un hermoso sitio web, y a través de obras de arte locales, basadas en la ciencia. Con este planteamiento, Lin se propone destacar la desaparición de los paisajes bioclimáticos (biomas) de todo el mundo.

Captura de pantalla de la web "What is Missing?", Maya Lin y Bloomberg

La página web refleja el pasado de las especies que han disminuido o desaparecido del mundo natural, y lo hace por medio de vídeos, relatos históricos y recuerdos de los colaboradores.

Al hacer clic en un punto en el medio del Atlántico, llego a un video sobre las ballenas jorobadas cuyo canto se oía en las Bermudas en la década de los sesenta. Al parecer, eran bastante habituales, pero en la actualidad ya nunca podremos escucharlas "en vivo".

Al hacer clic en Londres, mi mirada se dirige a una serie de anécdotas sobre las ostras. Sí, resulta que las ostras abundaban en el Támesis: según Henry Mayhew, se estimó que 500 millones de ostras se vendieron en 1851 en el mercado de Billingsgate. Huelga decir que las principales ostras asociadas a Londres son, hoy en día, las tarjetas Oyster (Ostra) que usamos en el sistema de transporte público.

What is Missing? es, a un tiempo, memorial y memento mori de el mundo natural. La obra nos dice en voz baja lo que hemos perdido, y también nos recuerda que tenemos que cuidar de la biodiversidad en nuestro planeta, en todas sus formas.

El hallazgo de que algunas de las especies más raras tienen funciones críticas en los ecosistemas hace que este mensaje resulte aún más conmovedor.

Imagen superior: Rey de los zamuros (Sarcoramphus papa) en el Weltvogelpark Walsrode (Parque ornitológico de Walsrode, Alemania). Autor: Olaf Oliviero Riemer. CC BY-SA 3.0

Johanna Kieniewicz

Johanna Kieniewicz es doctora en Ciencias de la Tierra y del Espacio, además de graduada en Bellas Artes. Combina su pasión por el arte y la ciencia en la Biblioteca Británica, institución donde es investigadora y gestora de enlaces del programa de Ciencias Ambientales.

Kieniewicz defiende que ciencia y arte son dos disciplinas destinadas a encontrarse. En su opinión: "Uno de los mayores artistas de todos los tiempos, Leonardo Da Vinci, fue asimismo uno de los mayores científicos que el mundo ha conocido. Sería hermoso que hubiera cierto grado de reconvergencia entre ambas áreas".

Escribe un blog de arte y ciencia, SciArtSci, y la sección At the Interface. Where Art and Science Meet, en la red de blogs de The Public Library of Science (PLOS).

Los artículos de Johanna Kieniewicz, originalmente publicados en PLOS, tienen una licencia CC BY-3.0, con la que también se publican, traducidos al español, en The Cult.

Sitio Web: sciartsci.wordpress.com

Social Profiles

LinkedIn
  • Los primeros americanos
    Los primeros americanos El viaje de Colón había sido planeado para llegar a China o a Japón. Su error de cálculo, muy común en la época, que suponía un diámetro terrestre menor al que realmente tiene, lo había…
  • ¡Corre homo, corre!
    Escrito por
    ¡Corre homo, corre! Los seres humanos no estamos hechos para correr rápido, pero sí para correr distancias largas. He aquí la evidencia anatómica y fisiológica de que estamos mejor adaptados para la carrera de resistencia que muchos otros…
  • Dinosaurios con plumas
    Dinosaurios con plumas Los fósiles recientemente descubiertos en China proporcionan una evidencia directa de que las plumas no son específicas de las aves y que estaban presentes en sus ancestros dinosaurianos. En el año de 1860, en la…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC