Argentine people

Argentine people Imagen superior: Javier Mascherano y el futbolista irlandés Damien Duff (Autor: James Moore, CC)

He leído con especial gusto el inteligente artículo de John Carlin “Himno al jugador argentino”, publicado en El País y que ronda la figura de Javier Mascherano. Para volver a Sarmiento, diría por mi cuenta que Mascherano, modelo antropológico argentino, es civilizado como un líder y bárbaro como un caudillo, que aúna la inteligencia con el carisma, la razón con la magia.

Carlin diseña con rápida eficacia al prototipo del argentino en el extranjero: su prepotente vocación por la jefatura, que lo distingue de la modestia encogida de los otros latinoamericanos; su plasticidad cultural, que le facilita adaptarse con velocidad a cualquier medio y encaramarse con igual presteza a los lugares de conducción; la doble condición de canchero (dominador de una disciplina) y piola (listo). ¿Es el empuje argentino, ese llevarse a todos por delante, un gesto de inseguridad? Carlin opina que no, sino todo lo contrario. El caudillesco argentino está muy seguro de lo que es o de lo que cree ser, que existencialmente resultan lo mismo, producen los mismos efectos.

No es azaroso que sea un inglés quien acierte a moverse con fluidez por el tema de la identidad argentina, una identidad basada en la raíz inmigratoria que nos da –hablo en primera del singular, no queda otra– una proporción de hábil extranjería. Acaso porque somos extranjeros en tierra ajena igual que en tierra propia, y nada digamos que en el marco continental. Es una actitud que lleva a una fama ambigua y difícil de sostener pero que estimula a “hacer las cosas bien” y si cabe, mejor que cualquiera. En esta línea, argentinos son ciertas personas muy personajes, en ocasiones con ribetes míticos: Evita Perón, el Che Guevara, Carlos Gardel (tal vez uruguayo o francés, pero bueno), Diego Maradona (venerado en Nápoles junto a San Genaro), el Papa Bergoglio, el bailarín Julio Bocca, la pianista Martha Argerich, el director de orquesta Daniel Barenboim, el escritor Jorge Luis Borges. Como suele repetir mi paisano X. “Menos mal que somos pocos.”

Carlin pertenece a un país, a un imperial país, que mucho tuvo que ver con el desarrollo de la Argentina moderna. Para bien y para mal, fuimos parte de aquel imperio y no nos hemos repuesto de su crisis durante la Gran Depresión de 1929. Estábamos en el mundo y nos hemos quedado en un limbo histórico. En cualquier caso, fue durante la asociación con el Reino Unido cuando se gestó el mito de la excepcionalidad argentina, que sigue actuando en nosotros –insisto: para bien o para mal– como un deber: o ser los primeros o no ser nada. Para segundones, los demás.

Quedan en el tintero, en ese inútil y bello artefacto llamado tintero, un par de asuntos: las invasiones inglesas a principios del siglo XIX y la guerra de las Malvinas a fines del siglo XX. Hoy no toca abordarlos.

Copyright © Blas Matamoro. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

logonegrolibros

  • El triunfo de los ángeles
    Escrito por
    El triunfo de los ángeles No era fácil hacerse un lugar entre la hueste de cimeras sopranos contemporáneas de Victoria de los Ángeles: la individualidad incomparable de María Callas, el esplendor escolástico de Renata Tebaldi, la omnipotencia heroica de Birgit…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Brian Eno: ¿fraude o arte computacional?
    Brian Eno: ¿fraude o arte computacional? Fue en el museo Anahuacalli donde conocí la instalación 77 millones de pinturas, del inglés Brian Eno. Encontré algo fascinante: una especie de altar mágico, un caleidoscopio electrónico donde una computadora proyecta, en un arreglo de pantallas,…
  • La bella Isabel de Portugal
    Escrito por
    La bella Isabel de Portugal Isabel, la bella Isabel, la princesa más hermosa de su tiempo, dejó su Portugal natal para casar con su primo Carlos, señor de dos mundos, el viejo y el nuevo. Se desposaron en Sevilla, la…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Chris Isaak, más allá de las modas
    Escrito por
    Chris Isaak, más allá de las modas Sin notables muestras de envejecimiento físico o artístico, Chris Isaak sigue deleitando a fans y sorprendiendo a neófitos con sus espectaculares conciertos, en los que evidencia cierto carácter sobrehumano al mostrar sus distintas facetas: virtuoso…
  • La flauta ilustrada
    Escrito por
    La flauta ilustrada A pesar de que en su tiempo mereció ser elogiado y registrado en los libros de su especialidad, el bohemio Franz Anton Rössler, rebautizado en el mundo del arte como Antonio Rosetti (1750-1792), aparece escasamente…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC