Leonora, la hechicera hechizada

Cuenta Fernando Savater que, en su primera visita a México, en la década de los setenta, fue invitado por Octavio Paz a una cena en la que participarían el antropólogo Claude Lévi-Strauss y la pintora Leonora Carrington. Llegada la hora, la Carrington excusó su asistencia, una ausencia que Lévi-Strauss comentó con un escueto "pues yo prefiero que no haya podido venir". Ante la mirada sorprendida de Octavio y Fernando, el antropólogo se sintió en la obligación de añadir un "la conocí hace treinta años. Era tan hermosa y estuve tan enamorado de ella que no sé cómo habría soportado verla hoy".

Aventura Savater que el alivio de Lévi-Strauss no venía motivado por verse dispensado de asistir a una decadencia física sino, al contrario, por saber que no debería exponerse de nuevo a un embrujo quizá intacto, a una fuerza aún sin domesticar. Y yo aventuro que Savater fue demasiado benévolo con el seco, afilado y omnisapiente antropólogo francés, "envuelto en el aura natural de inteligencia más implacable que he tenido nunca la ocasión de percibir", utilizando las palabras de filósofo español.

Tras medio año inmersa en el universo carringtoniano ya no me sorprende casi nada. La hechicera hechizada, en palabras de Octavio Paz, provocaba este tipo de reacción en los hombres. La Carrington era demasiado poderosa, demasiado inteligente para que los hombres aguantasen, impertérritos, en su presencia. Una presencia que siempre les resultó inquietante, hasta el punto de crear un conjunto de anécdotas de las que Leonora nunca sale bien parada.

Como, por ejemplo, la que cuenta André Breton en su Antología del humor negro, sobre una Leonora que no duda en untar sus pies con mostaza durante una cena entre amigos. O la que relata Luis Buñuel, en su autobiográfico Mi último suspiro, cuando dice que Leonora se duchó vestida en la fiesta que un posible comprador había hecho en su propia casa.

¿Verdad? ¿Invención? Puestos a inventar, prefiero la historia que cuenta el chileno Jodorowsky, en su autobiografía imaginaria El Maestro y las Magas, donde dibuja una imagen bien diferente. Una imagen que, con toda probabilidad, sea más real. Porque Jodorowsky nos habla de esa mujer, tremendamente bella, de larga melena morena, que, según la visión de todos los hombres que la rodeaban, había sobrepasado la moral burguesa. Razón de más, pensaban ellos, para imaginar que todo valía.

Y fue así cómo (siempre según Jodorowsky) el maño Buñuel invitó a la inglesa Leonora a su apartamento "de soltero" neoyorkino. Sin esperar la aceptación oportuna, el cineasta entregó la llave a la pintora y la "citó" a la mañana siguiente. Y Leonora fue. Vaya que si fue. Fue con tiempo de sobra como para tener un bonito detalle con su anfitrión: "aprovechando que tenía la regla, entintó sus palmas en la sangre y comenzó a imprimir manos rojas en las paredes. Buñuel nunca más volvió a dirigirle la palabra".

Grande, Leonora. Pero que muy grande.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

  • Voltaire contra Shakespeare
    Escrito por
    Voltaire contra Shakespeare Voltaire fue un gran admirador de Gran Bretaña, y de Inglaterra en particular, como demuestra en sus deliciosas Cartas Inglesas, también llamadas Cartas filosóficas, publicadas en 1733, en las que cuenta, desde el exilio al que le envió…
  • Osados y osarios
    Escrito por
    Osados y osarios La búsqueda de los huesos de Cervantes en el convento de las Trinitarias madrileño me produjo dos asociaciones de memoria, ambas referentes a relativos fracasos. Una es que Isabelita Perón estuvo a punto de tomar…
  • Control de calidad
    Control de calidad No hay industria actual, ni negocio, que pueda aspirar a ser exitoso sin un buen sistema de control de calidad. A pesar de lo que pudiera parecer, éste no busca que todos los…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Para seguir recordándola
    Escrito por
    Para seguir recordándola La soprano genovesa Luisa Maragliano ha sido otra cantante más de aquéllas que resultaron perjudicadas por el disco oficial, que apenas tuvo en cuenta su excelente carrera italiana e internacional, muy realzada sobre todo en…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC