María, reina de Inglaterra y reina consorte de España

María, reina de Inglaterra y reina consorte de España Imagen superior: la reina María Tudor, por Antonio Moro.

María era una niña de salud delicada pero memoria prodigiosa. Su madre Catalina quiso que recibiera la misma educación esmerada que ella había tenido. Quería hacer de su hija una docta puella, una humanista en toda regla, conocedora del latín y del griego, diestra en el uso de instrumentos musicales, experta en política. Porque María estaba llamada a gobernar, a ser reina. Pero no reina consorte, no. María había nacido para asumir su propia corona, la corona que le correspondía en propiedad, como única hija de sus padres, la inmensa Catalina de Aragón y el iracundo Enrique VIII de Inglaterra.

María era nieta de otra grande, otra reina por derecho propio, Isabel de Castilla, la gran Isabel. Y aunque María nació en Greenwich, aunque nunca conoció la tierra de sus ancestros maternos, todo en ella era Iberia. Desde su madre hasta su educador, el celebérrimo Juan Luis Vives, pasando por su marido, el mismísimo Felipe II.

Mariareina2

Imagen superior: María I de Inglaterra, retratada por Hans Eworth.

María era el ojito derecho de su padre. Todo le parecía poco para ella. Pero Enrique quería un heredero varón. No se contentaba con aquella niña tan lista. Quería un varón que heredase su corona. Y no paró hasta conseguirlo. Rompió con Roma. Se divorció de la muy culta Catalina. Se casó con otras cinco mujeres. Decapitó a dos de ellas. Y, finalmente, cuando consiguió un heredero varón, aceptó incluir a sus dos hijas, María e Isabel, en la línea de sucesión.

María fue reina de Inglaterra. Reina por derecho propio. Reina porque, al final, el destino jugó una mala pasada a Enrique y ese hijo tan buscado, que tantas vidas femeninas había costado, acabó muriendo al poco de sucederle. María hizo a Felipe, el primogénito de su primo Carlos, rey de Inglaterra. Algo que no suelen recordar los ingleses, para quienes Felipe II es una suerte de bestia negra. Y Felipe, al poco, hizo a María reina consorte de España. Una España que nunca había de pisar, pero una España que era suya, que circulaba por sus venas, fiel herencia de su linaje materno.

María (1516-1558), reina de Inglaterra y reina consorte de España.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

  • Velazquez casi se anticipó a Picasso
    Escrito por
    Velazquez casi se anticipó a Picasso Gracias a un aviso de Manuel J. Prieto supe en agosto de 2014 que el Museo Metropolitano de Nueva York acababa de considerar auténtico un retrato de Felipe IV atribuido a Velázquez. Hasta ese momento, los…
  • Umberto Eco lee a Joyce
    Escrito por
    Umberto Eco lee a Joyce Joyce ha sido una de las preocupaciones y uno de los espejos de Eco (qué simétrico: un eco en un espejo). Los textos que Umberto Eco (1932-2016) reunió en "Las poéticas de Joyce" fueron publicados…
  • Humanoides demasiado humanos
    Escrito por
    Humanoides demasiado humanos El uncanny valley tiene difícil traducción al castellano. Sería algo así como ‘valle inquietante’, y se utiliza en robótica para definir un fenómeno muy peculiar: cuanto más humanas sean las expresiones de un…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Rigor
    Rigor Dos rasgos que distinguen a la ciencia son que es racional y es extremadamente confiable. Ambas características se relacionan con su forma de proceder, que se basa en el rigor. Por una parte está el…
  • La Mansión de las Aguas
    Escrito por
    La Mansión de las Aguas Durante años, muchos, El Escorial fue como mi segunda casa. Eran los tiempos en los que preparaba mi tesis doctoral. Unas veces iba sola (las más); otras, acompañada de amigas. Recorría la Lonja, atravesaba los…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • La isla de los murciélagos solos
    Escrito por
    La isla de los murciélagos solos En algún momento hacia el año 800 de nuestra era el ser humano llegó a las islas de lo que ahora es Nueva Zelanda. Según la tradición maorí, hubo varias oleadas de inmigración que culminaron…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC