Crítica: "El castillo de cristal" (Destin Daniel Cretton, 2017)

Resulta inevitable ver esta película y recordar otras como La costa de los mosquitos (Peter Weir, 1986) o Captain Fantastic (Jack Ross, 2016), ya que vuelve a contar la historia de un hombre idealista y fuera de la sociedad, pero también "responsable" de una familia a la cual arrastra por su difícil camino, con resultados no especialmente felices.

El castillo de cristal se basa en las memorias de la escritora y periodista Jeannette Walls, y muestra la parte más oscura de este tipo de familias especiales, en particular cuando caen directamente en la categoría de disfuncionales.

Mediante flashblacks, Jeannette (la prolífica Brie Larson), a punto de casarse con un tranquilo y acomodado profesional de Wall Street, recuerda su accidentada niñez, cuando sus hermanos y ella debían sobrevivir a sus bohemios padres: una inmadura aspirante a pintora (Naomi Watts) y un ex–veterano de guerra (Woody Harrelson) autodidacta, soñador e inconformista, culto y capaz de cualquier cosa, pero intensamente alcohólico y cargado de traumas infantiles.

El film cuenta con excelentes interpretaciones, destacando las de Harrelson y la actriz que pone cara a la protagonista cuando era niña, Ella Anderson.

castd

Destin Daniel Cretton (director y co–guionista) es responsable de no pocas escenas realmente bien escritas y dirigidas, pero también cae con frecuencia en tópicos melodramáticos y herramientas narrativas ya desgastadas.

La pareja de padres irresponsables, a medida que va a avanzando la película, pasa de ser divertidamente alocada a poco más que un par de monstruos (auto)destructivos, de los cuales los vástagos han de escapar, sin que les resulte sencillo.

Sin adelantar hacia dónde se dirige el desenlace, cabe criticar el modo en que éste se construye, con un giro dramático muy forzado. El problema no es que se apele a determinadas emociones en ese último acto, sino cómo se resuelve el asunto: de manera chapucera, con un par de flashbacks metidos a capón.

El film queda en la memoria como una mezcla ‒no desagradable, pero más ligera de lo que querría ser‒ de momentos que se sienten como reales junto a otros que caen en los lugares comunes y los caminos trillados.

castillode2

Sinopsis

El castillo de cristal es una historia extraordinaria sobre el amor incondicional, que narra las aventuras de una familia fuerte, excéntrica y muy unida. La actriz ganadora del Óscar Brie Larson da vida a las memorias superventas de Jeannette Walls en el papel de una joven que, influida por la naturaleza alegremente alocada de su padre profundamente disfuncional (Woody Harrelson), encontró la feroz determinación para labrarse una vida de éxito en sus propios términos.

Toda familia tiene una historia, pero ninguna como la de la conocida columnista de cotilleos de famosos Jeannette Walls, sin embargo, millones de lectores conectaron con las alabadas memorias de Walls, El castillo de cristal. En el libro, Walls desveló un secreto que guardaba con sumo celo desde hacía mucho tiempo sobre su infancia: una educación extravagantemente gótica, entre la pobreza, el desastre, la rebelión y el aislamiento de la sociedad. Pero tal vez lo más asombroso del libro de Walls, por desgarrador que resultara, era la sensación de profundo amor familiar, un amor tan inmenso y mágico como extraños e inexplicables eran sus padres. Le permitió convertir su juventud en una gran aventura y en un empoderador viaje hacia la redención. Alternando momentos de hambre y crisis con mágicas noches estrelladas, Walls descubrió toda la luz y la oscuridad del mundo.

El libro irrumpió con fuerza en la escena literaria y pasó varios años en las listas de los más vendidos, cautivando a los lectores con su apasionante historia de un clan familiar nómada que vive según las reglas un tanto irresponsables de sus padres pero aun así defendidas con fervor por los mismos. En el corazón de ese encanto se encontraba la determinación de Walls por sobrevivir, salir de allí y labrarse su propio porvenir, pero sin olvidarse por ello del complejo afecto que sentía por sus padres, cuya locura era a la par fuente de maravillas y de desastres. El libro de Walls era lo contrario de una obra morbosa que desvelara todo tipo de intimidades. Se trataba más bien de una historia de amor, llena de corazones rotos, promesas incumplidas y necesidades desatendidas, pero que también llegaba hasta el fondo de cuánto puede sustentar el amor y lo trascendente que puede llegar a ser, independientemente de quién seas o de dónde procedas.

La historia ya resultaba de lo más cinematográfica: un cuento de hadas que abarcaba tanto una vida vivida en coches y cabañas como las altas esferas de la industria editorial de Nueva York. Es algo que el coguionista y director Destin Daniel Cretton tuvo muy claro en cuanto la leyó. Además, a Cretton, que se dio a conocer con la admirada cinta independiente Las vidas de Grace (Short Term 12), también le pareció que la historia resultaría cercana para cualquiera cuya familia hubiera sido fuente tanto de alegrías como de problemas.

"Destin, desde el principio, vio toda la luz, la felicidad, la alegría y las lecciones, y trasladó todo eso", comenta Jeannette. "No ha tapado nada. No ha dejado fuera nada de lo malo. Está todo ahí. Su guion refleja exactamente lo que yo intenté hacer con el libro: mostrar lo bonito y lo feo, las luces y las sombras de mi infancia".

Cretton explica su afinidad por el libro: "Se trata de una historia muy personal para Jeannette, cuando la leí, a mí también me resultó increíblemente personal. Mi infancia no fue tan alocada como la suya, pero me sentí identificado con su exploración del amor en sus múltiples facetas y la forma en que las familias pueden pasar por momentos hermosos y por momentos difíciles y aterradores. Me pareció real, cercano y muy catártico. Es una de esas historias que hace que te sientas más conectado y que no estás tan solo en el mundo".

El coguionista Andrew Lanham y él también la vieron como la historia de una mujer aparentemente asentada y triunfadora, la Jeannette adulta, que se ve obligada a remover el fango de su pasado y su historia familiar a fin de reconciliar su futuro. "Nos centramos en la idea de una joven que está repasando sus recuerdos, intentando encontrarle sentido a su vida hasta el momento, para reconciliarse al fin con su pasado y con sus padres. En última instancia, es la historia de una mujer que aprende a amar y a aceptarse a sí misma", explica Cretton.

A Cretton le pareció especialmente interesante la capacidad de Walls de asombrarse abiertamente por la conducta verdaderamente extrema de sus padres, y aun así seguir sintiendo una abrumadora compasión por ellos, por lo que era algo en lo que debía hacer hincapié durante toda la película. "Cada página del libro de Jeannette muestra otra faceta de estos personajes tan increíblemente complejos y las relaciones que hay entre ellos. En un determinado momento te estás quedando prendado con un personaje, y entonces hacen algo que hace que los odies, y luego pasas la página y vuelves a adorarlos. Es todo profundamente humano".

Para Walls, Cretton había dado con la idea que consideraba que tenía que quedar clara en cualquier adaptación cinematográfica: que su familia, por desorganizada y complicada que fuera, refleja como cualquier otra nuestro impulso universal humano de aferrarnos a nuestros seres queridos, por mucho que eso nos ponga a prueba. Desde la publicación de su libro, ha descubierto que muchas más personas de las que se podría haber imaginado se tomaron esa idea muy a pecho.

"Uno de los numerosos beneficios de haber contado mi historia en el libro es que la gente no solo la entiende, sino que a veces la entiende incluso mejor que yo", comenta Walls. "Hay mucha gente por ahí con historias que, aunque no sean idénticas a la mía, tienen algo esencial en común. Al contar esta historia tanto de grandes penurias como de gran abundancia, no solo volví a conectar con esa infancia que había intentado durante mucho tiempo fingir que no existía, sino que también conecté con otras personas".

Crítica del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Crítica de imágenes y sinopsis © Gil Netter Productions, Lionsgate. Cortesía de eOne Films. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

logonegrolibros

  • Piensa como Sherlock Holmes en 12 pasos
    Escrito por
    Piensa como Sherlock Holmes en 12 pasos En la revista digital Objetivo Bienestar, me pidieron que sintetizara en 10 o 12 claves el pensamiento holmesiano. Reproduzco aquí esas doce claves más o menos como fueron publicadas, con leves modificaciones. Copio también aquí…
  • Ferias del libro
    Escrito por
    Ferias del libro Con las dos Ferias del Libro (la de Ocasión y la de Novedades) se cierra lo que puede llamarse año editorial español. Entre fines de mayo y comienzos de junio, conforme al refrán madrileño, acaban…
  • El futuro de la lectura en la era digital
    Escrito por
    El futuro de la lectura en la era digital Hace unos años, el profesor Sven Birkerts, crítico literario norteamericano, comprobó que sus alumnos no podían ya leer a Henry James. Lo hallaban arcaico, de periodos demasiado largos, excesivamente analítico, poco lineal en…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Apuntes sobre la violencia
    Apuntes sobre la violencia Lo dice la neurociencia y lo confirman las ciencias sociales: la violencia y la sed de venganza son estados más naturales que la inclinación a la paz y al perdón. El humanismo y otras artes…
  • La desgraciada vida de Leonor de Austria
    Escrito por
    La desgraciada vida de Leonor de Austria Dicen las malas lenguas que Leonor nació en un retrete. Su madre Juana, pese a su avanzado estado de gestación, decidió que asistiría a aquella fiesta. Si estaba ella presente sería más difícil que su…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • "Depredador" (1987). Cacería alienígena
    Escrito por
    "Depredador" (1987). Cacería alienígena En 1987 Arnold Schwarzenegger aumentó su creciente fama con un extraño film en el que se mezclaban diversos géneros: la acción bélica, el suspense, la ciencia–ficción y el terror. Tras Conan y Terminator, el musculoso austriaco parecía haber…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Entre Mozart y Gluck
    Escrito por
    Entre Mozart y Gluck Como antes Lully, Haendel o Gluck, recordando sólo a los que lograron que sus obras basadas sobre la Jerusalén conquistada de Tasso sobrevivieran al paso del tiempo, Giuseppe Sarti compuso para la inauguración del Teatro…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC