"Los libros de la magia", de Neil Gaiman

Nadie puede explicar la magia. Es uno de sus misterios, y por eso nos atrae de una manera tan directa. Por supuesto, hablo de las hechicerías y los embrujos de la ficción, y no de su equivalente real, que históricamente condujo de la sabiduría popular a la alquimia, y de ésta, a la ciencia. Pero no nos desviemos del tema.

La magia...  Quién sabe desde cuándo le fascina a Neil Gaiman. Si nos guiamos por su obra, cualquiera diría que es un asunto consustancial a su propia personalidad. En The Sandman aludió, como es bien sabido, a los mil y un arcanos del ocultismo clásico, reinventándolo en las viñetas como quien se construye una eternidad a medida.

Tras el temprano éxito del Señor del Sueño, Gaiman se alió con viejos conocidos (John Bolton, Scott Hampton, Charles Vess, Paul Johnson...) y optó por contar la historia del niño mago más poderoso de todos los tiempos. Y no, ya saben que no me refiero a ese que luce esa extraña cicatriz en la frente.

Bajo el amparo del sello Vertigo, esa historia adquirió la forma de una miniserie de cuatro entregas, con un primer lanzamiento en 1990. De inmediato, conquistó a los seguidores de Sandman, que ya eran legión por aquel entonces (y eso que esta serie llevaba pocos meses a la venta).

Les dije antes que Gaiman movió los hilos de este proyecto, y en realidad, como suele suceder con cualquier iniciativa dentro de DC, ésta tuvo un largo proceso editorial y también muchos padres. En principio, se planteó como un libro ilustrado, cuyo texto iba a ser escritor por J. M. DeMatteis, con el arte de figuras tan significativas como Dave McKean. Aquello era más bien un homenaje a todo lo que había logrado Alan Moore con La Cosa del Pantano.

Cuando la idea llegó hasta Gaiman, este se inspiró en esa novela excepcional que es Camelot (The Once and Future King), de T. H. White. Tomó el esqueleto narrativo de su primera parte ‒un Arturo adolescente es educado por el mago Merlín‒, y a partir de él, desarrolló la historia de este joven aprendiz, Timothy Hunter, que disfruta de la compañía (y de la tutela) de un buen puñado de personajes mágicos del universo DC: John Constantine, el Fantasma Errante, Mister E, Doctor Occult, Destino, Muerte, Zatanna y otros viejos conocidos, que ya nos eran familiares gracias a las aventuras místicas de Sueño y a los mundos sobrenaturales frecuentados en su momento por el propio Batman.

La miniserie, que ahora podemos disfrutar en este excelente tomo, fue tan celebrada en su momento que, por decisión de Karen Berger, se dio luz verde al lanzamiento de una serie regular a cargo de Stuart Moore.

Como podrán comprobar ‒o confirmar, si se trata de una relectura‒, aquí no sólo destaca la calidad narrativa y la exuberancia cultural de Gaiman, sino la fortaleza estética de los artistas que completan su equipo.

La ensoñación, los mitos y los juegos de ultratumba definen el entorno en el que se desenvuelve este maravilloso cómic, que no debe faltar en la biblioteca de ningún seguidor de Gaiman.

Sinopsis

Timothy Hunter es como cualquier otro niño de 13 años: pasa los días sin pena ni gloria viendo la televisión y con el monopatín. Pero Timothy Hunter también es distinto a todos los demás y está a punto de averiguar por qué. Se resume en una sola palabra: magia. Tim no cree en ella, claro, pero resulta que la magia sí cree en él. Al menos lo suficiente como para que algunos de sus practicantes consideren de forma activa su muerte prematura. Por suerte para él, también cuenta con aliados en el reino de lo sobrenatural. Cuatro de los magos más poderosos y misteriosos del mundo han jurado proteger e instruir al chico, por lo que cada uno ha preparado un viaje para mostrarle los peligros y las gratificaciones del sendero de la magia y también lo más importante: su precio.

En Los libros de la magia (1990-1991), Neil Gaiman tejió una historia apasionante en torno a los peligros y las oportunidades que ofrece la juventud. Con la colaboración de dibujantes de la talla de John Bolton, Scott Hampton, Charles Vess y Paul Johnson, el guionista de Sandman dio forma a una miniserie de cuatro entregas íntegramente recopilada en el presente tomo, que también contiene una introducción del legendario autor de fantasía y ciencia ficción Roger Zelazny.

EDICIÓN ORIGINAL: Books of Magic (New edition) USA || FECHA PUBLICACIÓN: Junio de 2017 || GUIÓN: Neil Gaiman || DIBUJO: Charles Vess, John Bolton, Paul Johnson, Scott Hampton || FORMATO: Cartoné, 200 págs. A color. Disponible el 30/05/2017 || ISBN: 978-84-17106-09-6

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © DC Comics, ECC. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

Más en esta categoría: « La boda de Superman

logonegrolibros

  • El genio no nace, se hace
    Escrito por
    El genio no nace, se hace Que yo sepa, no se conoce ningún caso de genio que no haya necesitado hacerse, más allá de algún matemático, algún músico  o alguna persona dotada para ciertas operaciones mentales, que casi siempre combina su…
  • Borges, Bioy, el detective y el psicólogo
    Escrito por
    Borges, Bioy, el detective y el psicólogo Al prologar La invención de Morel en 1940, Borges adoctrina acerca del rigor que exhiben las novelas de aventuras y aun las policiacas –de modelo inglés, “novelas-problema” que, estrictamente, no lo son sino cuentos con…
  • La charca del diablo
    Escrito por
    La charca del diablo Viví intrigada durante muchos años por una predilección que no comprendía: la de mi madre por La charca del diablo, novela breve de George Sand. La incomprensión se debía a varios factores, no…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Una mujer escribe
    Escrito por
    Una mujer escribe Si pudiera, te escribiría una carta. Sería una larga misiva, con puntos suspensivos, cursivas, negritas, las tildes en su sitio, comillas y una plaga de interrogaciones y admiraciones. Una carta compuesta de palabras y de…

Cartelera

Cine clásico

  • John Dall, un intérprete encasillado
    Escrito por
    John Dall, un intérprete encasillado Muy frecuentemente los actores hacen cualquier cosa por obtener un papel que quieren, y John Dall no es una excepción. Cuando supo que Alfred Hitchcock estaba por rodar «La soga» estudió el personaje de Brandon…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Las dos almas de Humperdinck
    Escrito por
    Las dos almas de Humperdinck De Engelbert Humperdinck suele recordarse una sola obra, su cuento musical Hansel y Gretel, así como su colaboración con Wagner en la instrumentación de Parsifal. Desde luego, no se puede hablar de coautoría, ya que…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC