"El club de los mentirosos" de Mary Karr

Mary vive en una ciudad del este de Texas cuya mayor riqueza es el petróleo. La industria petrolífera define el modo de vida, influye en sus personajes y en el aire entero del lugar. Su padre bebe, tiene una hermana ciertamente atrevida, su madre pasa de un matrimonio a otro...

En esta novela autobiográfica las cosas son como parecen y no hay modo de escabullirse de la forma de escribir de la autora, llena de vivacidad, casi heroísmo y puntos humorísticos.

Los años sesenta, en los que vivió su infancia, fueron de cambio en muchos aspectos y en la mayoría de las ciudades. Pero la infancia de Mary Karr tiene el detalle puntual de una vida conmovedora, aunque dura y casi trágica. Ella misma explica al inicio del libro por qué adopta la forma de memorias y no de novela sin más.

Con unos familiares tan estrambóticos no tenía ninguna necesidad de inventarlos. Su madre era bebedora, al igual que su padre, y usaba las armas de fuego para disparar sobre sus parejas. Precisamente en la cocina de la casa estaba la huella de esos disparos, en forma de agujeros en los azulejos.

Su hermana Lecia era una chica muy bravía y briosa, al estilo de Juanita Calamidad, capaz de todo y por todo. Ella misma, cuando inicia la redacción de esas especiales memorias, es madre soltera y malvive en Nueva York. Todo se conjura, pues, para lanzarse a escribir sobre lo que mejor conoce: su familia y la forma en que esta desafió a la opinión pública, vivieron sus vidas con su estilo personal y no permitieron injerencias ni críticas. O, mejor dicho, pasaron de ellas olímpicamente.

En este sentido se trata de un libro de superación y de aceptación. Superación de las dificultades, crecimiento interior a pesar de ellas. Aceptación de su origen social, de la vida que le tocó vivir y, sobre todo, de su extraña y nada alentadora parentela. Uno no elige nada de esto, lo más que puede hacer es transformarlo en su imaginación (engañarse a uno mismo) o transformarlo en literatura, que es lo que hace la inefable Mary Karr.

Hay un detalle crucial que no puede pasarse por alto. Mary Karr era una empedernida lectora y esto la llevó a escribir. Los libros son los mejores compañeros de las infancias desgraciadas y todo lo mundo lo acepta así. Si eres una niña infeliz, hija de una familia pobre, con algún bebedor compulsivo entre tus seres más cercanos, tendrás entonces que conjurarlo todo a base de libros y de personajes que te hagan parecer más libre de lo que eres, que te hagan soñar con casas que nunca visitarás o con países que son paraísos para el amor. Así Mary Karr se alió con sus propios lectores, niños de familias tristes convertidos en adultos decentes, que entendieron el poder terapéutico de la palabra, de la lectura y la escritura, para llegar a construirse sin el peso terrible del pasado y de la herencia.

Por eso, a pesar de todo, la mirada que lanza Mary sobre su vida no es amarga, sino irónica; no es iracunda, sino comprensiva; no es lastimera, sino risueña. El sentido del humor y saber que cada uno tiene que aceptar de donde viene y de quiénes procede, sirve para construir estas memorias satíricas, mordaces, terribles en algunos aspectos pero siempre dulces, divertidas y llenas de sal y pimienta.

Sinopsis

La tragicómica niñez de Mary en una localidad petrolera del este de Texas nos presenta a unos personajes tan singulares como divertidos: un padre bebedor, una hermana que con doce años le planta cara a un sheriff, una madre con un sinfín de matrimonios a sus espaldas —y cuyos secretos amenazan con destruirlos a todos—. Precisamente, será la madre, ese personaje maravilloso, quien se convertirá a lo largo del libro en la clave de esta gran historia, de esta novela autobiográfica e inolvidable.

Cuando se publicó por primera vez en Estados Unidos, El club de los mentirosos fue un éxito arrollador y elevó el arte de la narrativa memorialística a un nivel completamente nuevo. Fue recibido con entusiasmo por los lectores y la crítica, fascinados por este relato de una infancia de los años sesenta fuera de lo común, tremendamente conmovedor pero desprovisto de sentimentalismos.

Mary Karr nació en Groves (Texas, Estados Unidos) en 1955, y desencadenó una revolución con su obra El club de los mentirosos, que fue uno de los libros más vendidos durante un año entero según el New York Times, y mejor libro del año para The New York Times Book Review, The New Yorker, People y Time.

Karr ha ganado el Whiting Award, el Radcliffe’s Bunting Fellowship y dos premios Pushcart. Además, ha recibido una beca Guggenheim. Entre sus obras destacan The Art of Memoir, las memorias Lit y Cherry y poemarios como Sinners Welcome, Viper Rum o The Devil’s Tour. Actualmente es profesora de Literatura en la Universidad de Siracusa y vive en Nueva York.

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Periférica y Errata Naturae. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 34) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • El buen salvaje chino
    Escrito por
    El buen salvaje chino «Todo en mi República se haría al revés. Nadie sabría de letras. No habría ricos ni pobres, ni otras servidumbres ¡Ni una! No más contratos, ni herencias, ni fronteras, lindes, tierras o viñas. ¡Ni una!…
  • Acerca de Monterroso
    Escrito por
    Acerca de Monterroso Augusto (Tito) Monterroso (1921–2003) está ligado por el tópico y la vocación al cuento breve. En Literatura y vida él mismo dedica un elogioso capítulo de esta miscelánea al tamaño escogido, junto con otro, pariente…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

  • Crítica: "Slender Man" (Sylvain White, 2018)
    Escrito por
    Crítica: "Slender Man" (Sylvain White, 2018) Alvin Schwartz, investigador y recopilador de leyendas folclóricas y urbanas (muy recomendables sus Scary Stories to Tell in the Dark), mostraba su sorpresa al descubrir que una de esas historias, referente a un fantasma y…
  • Crítica: "El apóstol" (Gareth Evans, 2018)
    Escrito por
    Crítica: "El apóstol" (Gareth Evans, 2018) Causa cierta frustración que las nuevas películas de directores a los que admiramos se estrenen directamente en plataformas digitales. Sucede con El apóstol, un film cuyos encuadres y escenarios piden a gritos una pantalla cinematográfica…

Cine clásico

  • "El último boy scout" (1991)
    Escrito por
    "El último boy scout" (1991) “… Y si me tocas, te mato”. ¿Quién no recuerda esta mítica frase de Bruce Willis en El último boy scout (The Last Boy Scout, 1991), pronunciada segundos antes de matar a un sicario hundiéndole…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Isaac Asimov y la ética de los robots
    Escrito por
    Isaac Asimov y la ética de los robots Manual de Robótica, primera edición, año 2058. Leemos en sus páginas las tres leyes robóticas. "1. Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño.…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • “Gentle Giant” (1970)
    Escrito por
    “Gentle Giant” (1970) Gentle Giant es una de esas bandas de Rock Progresivo “de segunda fila” que siempre se ha destacado por su estilo propio, lo cual le ha valido una legión de fanáticos minoritarios pero entregados y status…
  • Werther cambia de voz
    Escrito por
    Werther cambia de voz Werther, originariamente escrito para tenor (lo estrenó en Viena y en alemán un wagneriano, el belga Ernest van Dyck, en 1892), fue adaptado por el propio Massenet para el célebre barítono Mattia Battistini. Pese a…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC