La diversidad amenazada. Hombre, naturaleza, cultura

La diversidad amenazada. Hombre, naturaleza, cultura Imagen superior: Porteadoras de leña en Marruecos / Okaimal

La difusión de la ciencia y los resultados de la investigación están teniendo un gran auge en estos últimos años, y lo mejor es que también aumenta el interés del público por la investigación científica. Nosotros, los científicos, nos alegramos por ello ya que pudiera indicar que la sociedad considera que nuestra actividad es necesaria.

Precisamente, durante la celebración de la mesa redonda El cambio climático, sus causas y sus efectos, un oyente, en el turno de preguntas, felicitaba a los científicos por haber sido capaces de objetivar tan bien unos resultados de investigación complejos sobre el cambio climático, tanto como para haberlo explicado de forma accesible a la sociedad en general y a los gobiernos en particular.

Actualmente poca gente desconoce el hecho del cambio climático y sus efectos. Aun así seguirá habiendo negacionistas. Pero ahí están los argumentos científicos de peso que lo apoyan y que responsabilizan a las actividades humanas. El esfuerzo ha sido grande desde que en 1992 tuviera lugar la primera cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, pero ha merecido la pena. Los gobiernos se han puesto al habla y han ido acordando mecanismos para la eliminación, mitigación o adaptación a las consecuencias del cambio global.

Para muchos, lo alcanzado hasta el momento no es suficiente, pero el nivel de concienciación ciudadana ha subido de forma espectacular, lo que sirve de apoyo a los científicos. La pena es que el tiempo transcurrido hasta la consecución de este nivel de concienciación juega en contra retrasando las decisiones.

En esta ocasión, la Fundación Telefónica se puso en contacto con el CSIC para proponerle una actividad de divulgación científica en torno al tema del cambio climático y sus consecuencias, pero basada en una colección fotográfica. Así se me proponía actuar en calidad de comisario científico de una exposición con las fotografías realizadas por Eduardo Aznar SainzAguirre (Okaimal).

Ladiversidad2

Imagen superior: Hilando seda en el Lago Ilne, Birmania / Okaimal

Las fotografías componían un precioso mosaico de instantáneas tomadas por todo el mundo de aspectos muy diversos de la naturaleza, desde paisajes, animales y plantas, hasta personajes (etnias y tribus humanas) característicos de diferentes países y culturas. Dicho de otra manera, una expresión fotográfica de la diversidad que alberga la Tierra, de sus paisajes, de su fauna y flora, y de los hombres y mujeres que los habitan.

Con estos mimbres urdí un guión entorno al proceso de la aparición de la diversidad actual en la Tierra, en un discurso lineal sobre el transcurso del tiempo, el cambio continuo, la capacidad de adaptación de los organismos vivos y la acción de la selección natural de los mejor adaptados en el proceso evolutivo.

El tiempo, los cambios ambientales, la evolución y la selección biológica han ido modelando un sistema en la Tierra del que ahora disfrutamos los humanos en todos los sentidos. La aparición de la vida hace 3.500 millones de años constituyó el gran hito que ha permitido que a lo largo de todo ese tiempo surgieran millones de especies distintas, en un proceso evolutivo continuo exposiciones marcado por los cambios ambientales, factores de presión y de selección de las especies mejor adaptadas.

Muchas de estas especies se han quedado en el camino evolutivo y sólo se conocen por el registro fósil, pero actualmente se calcula que existen en la Tierra unos 8,7 millones de especies entre las que se encuentra la nuestra, Homo sapiens, y de las que los científicos tan sólo han descrito 1,2 millones. Todas estas especies tienen un papel determinado en los ecosistemas que habitan y representan un gran valor para beneficio del hombre, a menudo por descubrir. Pero el hombre está haciendo un uso desmedido de este capital natural, que unido a la sobreexplotación de los recursos energéticos no renovables y a la contaminación, está llevando, en un lapso de tiempo de unas pocas decenas de años, a la pérdida de especies y a un cambio climático que están poniendo en riesgo la diversidad, el bienestar y la vida del propio ser humano.

Ladiversidad3

Imagen superior: Mysore, India del sur / Okaimal

Paralelamente, el proceso de globalización está homogeneizando la diversidad natural de pueblos y culturas. En su afán de dominar la Tierra en su beneficio, el hombre ha olvidado sus orígenes y su dependencia del medio, esquilmando recursos y contaminando: los cambios que hoy está produciendo pueden ser ya irreversibles y las consecuencias desastrosas si no se pone un límite ahora mismo y los medios para prevenir los cambios, evitar sus consecuencias y propiciar la adaptación.

Con esta mira se planteó la exposición La diversidad amenazada. Hombre, naturaleza, cultura en el Espacio Fundación Telefónica, en la Gran Vía de Madrid. La exposición, además de dar un toque de atención y transmitir un mensaje de esperanza, trataba de mostrar la Tierra a través de 98 fotografías realizadas por Okaimal. Se articuló en diversas secciones: La Tierra en cambio continuo y la diversidad como resultado de la evolución (diversidad de paisajes, diversidad biológica, fauna y flora); El hombre como especie, diversidad de tipos humanos (pueblos, etnias y culturas); Transformación y adaptación al entorno (ganadería, agricultura y pesca); Bosques, manglares y corales; el agua, un recurso vital (ríos y lagos); El antropoceno, un rápido cambio ambiental global ocasionado por el ser humano (tecnología, sobreexplotación de recursos y gases de efecto invernadero); El cambio climático, vulnerabilidad y adaptación; y Aún estamos a tiempo, que cerraba la exposición con una puerta abierta a tender una mano para evitar el desastre ecológico.

Copyright del artículo © Esteban Manrique Reol. Publicado originalmente en NaturalMente, revista del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC). Se publica en www.TheCult.es con licencia CC, no comercial, por cortesía del MNCN.

Esteban Manrique Reol

Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC). Los artículos de Esteban Manrique Reol se publican en www.TheCult.es por cortesía del MNCN con licencia CC no comercial.

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC

  • El error de Darwin
    Escrito por
    El error de Darwin En el bicentenario del naci­mien­to de Charles Darwin quie­ro evocar su contribución al co­nocimiento del ser humano y las demás especies. Él sabía que en la naturaleza todo lo que vive, o casi todo, se…
  • Las colecciones de historia natural, inventarios de la vida
    Escrito por
    Las colecciones de historia natural, inventarios de la vida Las colecciones científicas conservan y ponen a disposición de la comunidad científica millones de especies animales y vegetales además de muestras minerales. Son el inventario de la diversidad biológica y geológica que conocemos y, además…