“Escalofrío en la noche” (1971), de Clint Eastwood

Inquietante. Este es el mejor adjetivo que puede usarse para calificar esta película. El contraste entre el aparentemente voluble y divertido locutor de radio y la acosadora que convierte su vida en un infierno abre posibilidades dramáticas que están muy bien aprovechadas.

Jessica Walter es Evelyn, la mujer que toma una copa en un pub en el que conoce a Dave Garland (Clint Eastwood). Una historia vieja y repetida que, en cada caso, muestra tintes diferentes.

Evelyn va evolucionando a lo largo del relato como si fuera una cebolla a la que se le cayeran sus sucesivas capas. De admiradora, a mujer sensual para una noche, a insistente, a acosadora, a asesina. La transformación dura lo que dura el metraje y va cambiando también la tranquila y apacible vida de Dave, que solo tenía las dudas propias de quien no sabe si comprometerse o no con una chica que le gusta y a la que este flirteo convertido en hostigamiento pone incluso en peligro.

Todo tiene su origen en un malentendido y en la incertidumbre que supone abrir tu casa y tu vida, aunque sea por una noche, con alguien a quien, en realidad, no conoces de nada.

Lo mismo hizo en Atracción fatal (1987) el ejecutivo Dan Gallagher, que aprovechará un fin de semana fuera de la ciudad de su mujer y su hijita para liarse la manta a la cabeza con una misteriosa mujer, Alex, que resulta ser, igual que Evelyn, una psicópata desequilibrada.

escalofrio00

Dado que la película de Eastwood es de 1971 y la de Adrian Lyne de 1987, está claro quién bebió de qué fuentes y está claro también que si el tema sigue atrayendo a los espectadores es porque resulta real como la vida misma.

No sé si hay una moraleja en todo esto. Una advertencia de que las relaciones esporádicas con desconocidas trastornan la vida y no se puede uno imaginar hasta qué punto, pero la advertencia encaja aquí como un guante de seda en una mano encantadora. Las dos mujeres tienen en común un elemento físico que produce inquietud (de nuevo la palabra, viene al pelo): la sonrisa. Esa sonrisa de no romper un plato, esa forma de salirse con la suya, ese arrastrar a su conveniencia al tipo que ha caído en sus redes y que lo ha hecho porque no ha sabido resistirse a la facilidad de un encuentro fortuito y sin complicaciones.

La diferencia entre Dave Garland y Dan Gallagher es que el primero ni siquiera se sentía preparado para comprometerse en una relación y andaba con tiras y aflojas con su novia, una chica monísima, rubia, con el pelo a la moda y muy hippie.

escalofrio2

Eastwood tiene aquí un aire de cazador cazado que es lo que más llama la atención de la película. Parece casi una cuestión de justicia el que este tipo rompecorazones, aunque solitario y poco confiado, termine encontrando en cualquiera de esas noches la horma de su zapato. Esto es así salvo porque al final nos damos cuenta de que Dave es un tipo más bien inofensivo y hasta sentimental, y porque la línea entre la seducción, el acoso y la violencia es aquí demasiado fina, demasiado poco clara. Como a veces ocurre también en la vida real.

Las obsesiones son enfermedades que ponen en peligro a las personas que las sufren y a las que son objeto de ellas. La psicología tendría mucho que decir aquí de alguien como Evelyn, tan parecida a Alex, desde luego, personas que no soportan el fracaso, que no perdonan el rechazo y que se niegan a verlo, convirtiendo lo real en ficticio, y lo ficticio en verdad absoluta. Esa distorsión de los hechos es lo que termina siendo fatalmente peligroso.

A medio camino entre el thriller, el culebrón, el drama, el clima de la película transmite desasosiego y su estilo recto, sin florituras, llegó al público que la recibió con mucho agrado.

escalofrio3

Sinopsis

Dave Garland (Clint Eastwood), es un popular locutor de radio de California, recibe en su programa frecuentes llamadas de una misteriosa mujer que siempre solicita la misma canción. Dave mantiene una relación discontinua con una chica de la que está enamorado pero que no termina de convertirse en noviazgo.

Un día, en un pub, una mujer, Evelyn (Jessica Walter), seduce a Dave, y ambos acaban en el apartamento de ella con la idea de que será una aventura de una noche. Al menos por parte de Dave. Porque está claro que Evelyn tiene otros planes muy distintos y lo que comienza siendo un flirteo sin mayor trascendencia se encamina a derroteros complicados.

Algunos detalles de interés

A destacar en la banda sonora la maravillosa canción "The First Time Ever I Saw Your Face", en la versión de Roberta Flack. El otro tema musical de importancia es el que justifica el título original del film, "Play Misty for Me". "Misty" es un clásico del jazz, compuesto en 1954 por Erroll Garner. Posteriormente, Johnny Burke le añadió letra, y de ese modo, "Misty" se convirtió en un uno de los grandes éxitos de Johnny Mathis, quien la incluyó en su álbum Heavenly (1959).

Esta es la primera película de Clint Eastwood como director. Don Siegel, que fue quien le animó a dirigir, hace un pequeño papel en la película, el del camarero Murphy.

La película fue filmada en 4 semanas y media, sin que hubiera que hacer una sola toma en ningún estudio. Aun así, el presupuesto total fue de sólo 750.000 dólares.

El filme se rodó en el área californiana de Carmel-Monterrey, donde Eastwood había nacido y vivido durante varios años.

Algunas secuencias fueron filmadas en el festival de Jazz de Monterrey.

Premios

1971: Globos de Oro: Nominada Mejor actriz - Drama (Jessica Walter)

Ficha técnica

Título original: Play Misty for Me.

Duración:102 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Clint Eastwood

Guión: Jo Heims, Dean Riesner (Historia: Jo Heims)

Música: Dee Barton

Fotografía: Bruce Surtees

Reparto: Clint Eastwood, Jessica Walter, Donna Mills, John Larch, Jack Ging, Irene Hervey, James McEachin, Clarice Taylor, Don Siegel, Duke Everts, George Fargo

Productora: Universal Pictures / The Malpaso Company

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 34) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • La infidelidad del guionista
    Escrito por
    La infidelidad del guionista En todos mis libros, aunque traten de temas muy diferentes, existen muchos nexos, como supongo que le pasa a cualquier escritor. La mayoría son implícitos pero también hay bastantes explícitos; muchos surgen de forma espontánea,…
  • Los ritos del fútbol
    Escrito por
    Los ritos del fútbol El estío es vago, como decía Ortega. De contornos inciertos, haragán, presto a la divagación. Me echo a andar por la ciudad hacia el atardecer. Carguemos las tintas: el anochecer. Ya en plena tarde, al…
  • Realidad y redes
    Realidad y redes Es común pensar que para hacer ciencia basta con observar sin prejuicios la realidad, recabar datos sobre ella y construir, mediante razonamientos lógicos, explicaciones —hipótesis— que le den sentido a lo observado. Luego,…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

  • El cine flamenco de Carlos Saura
    Escrito por
    El cine flamenco de Carlos Saura Flamenco, flamenco (2010) El camino que abrió Edgar Neville en 1952 con Duende y misterio del flamenco fue continuado por Carlos Saura, director de dos trilogías de enorme influencia en el cine flamenco, tanto por…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La hora de Flórez
    Escrito por
    La hora de Flórez Una nueva grabación del Barbero de Sevilla rossiniano, una de las óperas más grabadas de la historia discográfica (la primera es de 1918), no debería llamar anormalmente la atención dadas las excelentes versiones que el…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Josechu Lalanda, el trazo de la vida salvaje
    Escrito por
    Josechu Lalanda, el trazo de la vida salvaje Recuerdo haber cruzado el umbral de un bosque cuando sus criaturas eran sólo pinceladas de acuarela. Josechu Lalanda (1939-2015) había creado esa fronda con su arte, pero gracias a la fantasía, no era difícil avanzar…