El Conde de Floridablanca (1728-1808) a la luz de los documentos del Archivo del Real Gabinete de Historia Natural

En el Archivo del Museo Nacional de Ciencias Naturales, denominado Real Gabinete de Historia Natural al ser fundado por Carlos III, se custodian más de trescientos documentos relativos a la correspondencia entre el Conde de Floridablanca y los directores del mismo, Pedro Franco Dávila y José Clavijo Fajardo, durante los quince años en que el Conde fue Secretario de Estado del Rey Carlos III.

Los temas eran tan variados como correspondía a las funciones del Conde que era Secretario de Despacho de Estado (Ministro de Asuntos Exteriores) y Secretario de Estado de Gracia y Justicia.

El primer documento dirigido al Conde de Floridablanca es un oficio del director del Gabinete, Pedro Franco Dávila, cumplimentándole por su nombramiento y la contestación del Conde prometiendo “contribuir al fomento del Gabinete”. El oficio está fechado en 21 de febrero de 1777 [1]. El último documento firmado por Floridablanca es de 22 de febrero de 1792 [2].

Teniendo en cuenta que es destituido el 27 de dicho mes y año, puede decirse que el contacto del Conde con el Real Gabinete fue constante a lo largo y hasta el final de su vida política como Secretario de Estado. Los temas en los que se pueden dividir los documentos son los siguientes:

Personal

Nombramientos: Tales como el de Bru. Ceses. Concesión de pensiones: A las viudas de los empleados. Permisos y licencias: Para ausentarse del Gabinete por enfermedad o asueto. Comisiones: a Antonio Sáñez Reguart para el estudio de las artes y producción de la pesca en España, cuyo resultados debían enviarse al Gabinete.

Colecciones: Ingresos

Aportaba piezas, tales como, curiosidades, joyas o minerales; presentes de aves y otros animales exóticos que le ofrecían por su cargo y enviaba para aumentar las colecciones del Gabinete. La adquisición, por orden del Rey, de la colección de láminas de historia natural del médico neerlandés Johannes Lefranc van Berkheij es una de las más importantes; además, colmillos; asta rinoceronte; de las excavaciones del Puente de Toledo un colmillo de elefante y otros petrificados; ópalos; esmeraldas; cinabrios de Almadén; etc.

Impulsó las expediciones científicas a las colonias españolas de Asia y América, muchas de cuyas producciones se encuentran actualmente en este Museo. Enviaba instrucciones para la adquisición e inventario de colecciones, para mantener al Rey informado del funcionamiento del gabinete. Importantes eran también las llamadas Monstruosidades: lagarto vivo de dos colas; perro-gato.

Salidas

Intercambio de colecciones con otros países, con la Archiduquesa Marianna (Austria), el Museo Británico, el Gabinete de Viena; con Alemania, con Rusia; con Florencia, especialmente con el Duque de Toscana, con Dinamarca.

Inventarios

Ordena hacer inventario de los fondos que vayan llegando. Encarga que el responsable de confeccionar estos catálogos sea José Clavijo, nombrado por el Rey “Formador de índices”. Estos catálogos se enviaron a Palacio para que el Rey comprobase cómo el Gabinete iba progresando. Sin embargo, en el Archivo General de Palacio no se han encontrado dichos catálogos, que se fueron remitiendo en cuadernillos y en fechas diferentes. Naturalizaciones: por deseo del Rey Carlos III ordena la naturalización de varios animales, entre ellas la del elefante indio, varias aves, peces, monstruosidades y “todos aquellos animales que se le presenten”. Petición de dispensas a la Inquisición para el ingreso de libros provenientes del extranjero.

Enseñanza

Impulsó la enseñanza de las ciencias naturales, duplicando la misión del Gabinete como Museo y como centro de enseñanza.

Administración

Fiscalización de cuentas. Sueldos. Ayudas.

Obras y mobiliario

Documentos de José Mercado, el carpintero de Gabinete para la construcción de muebles con maderas provenientes de las expediciones. De Salvador López, relojero del Gabinete, a quien encargó la construcción de dos relojes para el Gabinete, uno de ellos se conserva en el despacho de Dirección. Protegió a dicho López para que creara su propio taller de relojería.

Publicaciones

A él dedica Bru la primera publicación del Real Gabinete: “Colección de láminas que representan los animales y monstruos del Real Gabinete de Historia Natural”. En cuestión de finanzas el Conde era inflexible, en cuanto la adquisición de colecciones o la realización de unas obras alcanzaba una cifra elevada, rápidamente hacía sus recomendaciones y se ajustasen los gastos: En agosto de 1782, con motivo de una visita ilustre, Dávila aprovecha para pedir el cambio de embaldosado de las salas por azulejos de Valencia. El Conde envía a Ventura Rodríguez para que informe sobre la petición, el resultado del informe es que el mármol es más económico. Sin embargo, cuando consideraba que algo era necesario para la buena marcha del Gabinete o para la formación de alguno de sus empleados, el Conde no eludía el gasto de estas necesidades.

Algunos documentos se refieren al comportamiento de las personas que trabajan o entran en el Gabinete, uno sobre la ficticia pelea de dos soldados para romper los cristales y aprovechar para llevarse algunas joyas. Otra en la que el Director le dice que ha tenido que poner rejas en la habitación del tejado, perteneciente a la vivienda de Bru porque sacaba macetas, encendía braseros y tendía la ropa, lo que ocasionaba goteras y peligro de incendios.

La relación de los directores con el Conde era tan fluida que cualquier asunto le era consultado: El 26 de julio de 1782 “a las cuatro de la tarde, había habido una tempestad de granizo con viento poniente que hizo pedazos todos los vidrios de las seis puertas de la sala de “Alhajas” e igualmente todos los de la botánica, en total unos 230 entrefinos”. No es de extrañar la preocupación de Dávila por la rotura de los cristales ya que la llamada sala de “Alhajas”, contenía, entre otros tesoros, el llamado “Del Delfín”. En el Bicentenario de su muerte, sirvan estas líneas como homenaje a la persona que protegió nuestra Institución desde su nombramiento hasta su cese.

[1] Ref. 390 del Catálogo de documentos del RGHN [1752-1786]. MNCN-CSIC.

[2] Ref. 163. Catálogo crítico de los documentos de RGHN [1787-1815]

Copyright del artículo © M. Carmen Velasco. Publicado originalmente en el periódico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC). Se publica en www.TheCult.es con licencia CC, no comercial, por cortesía del MNCN.

M. Carmen Velasco

Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN–CSIC). Los artículos de M. Carmen Velasco se publican en www.TheCult.es por cortesía del MNCN con licencia CC no comercial.

Sitio Web: www.mncn.csic.es

logonegrolibros

  • Nostalgia ¿de qué?
    Escrito por
    Nostalgia ¿de qué? En La verdadera historia de las sociedades secretas me referí a esa admiración, frecuente en ciertas sociedades secretas, pero también en otros ámbitos sociales, hacia un pasado ordenado y jerárquico, de caballeros con armaduras y caudillos decidididos…
  • Los secretos de Manucho
    Escrito por
    Los secretos de Manucho Manuel Mujica Láinez (1910-1984) narró Buenos Aires a partir de leyendas urbanas y recreó el universo de Bomarzo. Y aunque el «boom» lo dejó de lado, no dudó en utilizar sus recursos. Entre 1940 y…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Cuando "Poliuto" volvió a Bérgamo
    Escrito por
    Cuando "Poliuto" volvió a Bérgamo En su día, llegaron crónicas registrando la tempestuosa velada donizettiana que tuvo lugar en el teatro de Bérgamo que lleva con justicia el nombre del compositor local con un Poliuto (septiembre de 2010), que regresaba…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Los cíclopes y los elefantes
    Escrito por
    Los cíclopes y los elefantes El mundo de la mitología está poblado por seres fascinantes. Basiliscos, unicornios, pegasos, cíclopes, minotauros y otros seres de maravilloso aspecto y prodigiosa naturaleza constituyen la fauna de la imaginación, la biodiversidad de un mundo…