El megaterio del Museo de Ciencias. Un descubrimiento decisivo para probar la extinción de especies en el pasado

El megaterio del Museo de Ciencias. Un descubrimiento decisivo para probar la extinción de especies en el pasado Imagen superior: Zdeněk Burian.

El esqueleto de megaterio que hoy podemos admirar en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid es, sin ninguna duda, uno de sus tesoros más valiosos. Descubierto en 1787 en la por entonces América española, este gigante iba a tener un papel protagonista en la aventura de comprender la historia de la vida sobre el planeta.

1776

El Real Gabinete de Historia Natural fundado por Carlos III abre sus puertas. Franco Dávila, primer director de la institución, redacta una serie de normas para que “…los Srs Virreyes, Gobernadores, Corregidores... puedan hacer recoger, preparar y enviar a Madrid de todas las producciones de la naturaleza que se encuentren en las tierras y pueblos de sus distritos para que se coloquen en el Real Museo...”

megateriograbado1

1787

El Virrey del Río de la Plata, Nicolás de Campo, tuvo presente estas normas cuando es informado por el fraile Manuel de Torres de la aparición de unos huesos de gran tamaño en un barranco del río Luján situado a 70 kilómetros de Buenos Aires. El propio Manuel de Torres fue el encargado de dirigir la excavación. Tras meses de meticuloso trabajo, se logra extraer el esqueleto, que es embarcado rumbo a la península.

megaterio

1788

Llega el esqueleto al Gabinete e inmediatamente Juan Bautista Bru, pintor y disecador de la institución, comienza a trabajar en este material. En 1793, además de finalizar lo que iba a ser la primera reconstrucción de un vertebrado fósil en Europa, Bru había completado un detalladísimo estudio anatómico, acompañado por 22 dibujos, uno del esqueleto montado y los demás de huesos sueltos, que hizo grabar en cinco láminas de gran tamaño.

Entre las muchas visitas de curiosos y aficionados que recibió el Gabinete en el año 1795, la del representante del Gobierno francés en Santo Domingo, Phillipe Rose Roume, tuvo especial relevancia para la historia de la paleontología. Impresionado ante el esqueleto de este animal desconocido, envió una copia de los dibujos de Bru al Institut de France. Georges Cuvier, hoy considerado el padre de la anatomía comparada y la paleontología, fue el encargado de estudiarlas.

megateriograbado2

1796

Cuvier, en su primer estudio de las láminas de Bru, afirmó que ningún animal conocido presentaba un conjunto de caracteres parecido y que la mayor parte de sus huesos no se asemejaban a los de ningún otro. así que lo encuadró en un nuevo genero, Megatherium, perteneciente a la familia de los perezosos, armadillos y osos hormigueros y le dio el nombre específico de Megatherium americanum. En el año 1812 Cuvier publica la obra cumbre de la paleontología de vertebrados, Recherches sur les ossements fossiles des quadrupèdes, donde por primera vez se aportan pruebas concluyentes de que en el pasado existieron animales distintos de los actuales; un enorme avance en el pensamiento del siglo XIX en el que el hallazgo del megaterio tuvo una influencia decisiva.

megateriocomic

Bibliografía

José María López Piñero, Thomas F. Glick. El megaterio de Bru y el presidente Jefferson (Universidad de Valencia - CSIC 1993).

Francisco Pelayo. Del diluvio al megaterio (CSIC 1996).

Agustín J. Barreiro. El Museo Nacional de Ciencias Naturales (1771 - 1935). (Doce Calles, 1992).

Roberto Anguita. El megaterio: un gigante del pasado (National Geographic España 2002).

Dibujos: Eloy Luna. Guión: Ángel García

Copyright del artículo © Ángel García y Eloy Luna. Publicado originalmente en el periódico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC). Se publica en www.TheCult.es con licencia CC, no comercial, por cortesía del MNCN.

  • El renacer de los dinosaurios zombis
    Escrito por
    El renacer de los dinosaurios zombis Los zombis de Walking Dead y los Caminantes Blancos de Juego de Tronos tienen algo en común: sus cuerpos muertos están en proceso de descomposición, algunas partes faltan o están despellejadas, y otras están deformadas. Con esta tétrica imagen…
  • El caso del “Solitario” George
    Escrito por
    El caso del “Solitario” George “Mientras permanecimos en esta región superior no comimos otra cosa que carne de tortuga; el asado con su caparazón, como la carne con cuero de los gauchos, resultaba un bocado sabrosísimo, y las tortugas jóvenes…
  • El mundo del silencio degenera en un guirigay
    Escrito por
    El mundo del silencio degenera en un guirigay ¿Os acordáis del documental de Jacques Cousteau, El mundo del silencio (1956), un canto a los parajes submarinos resguardados del ruidoso reino de los hombres? Pues bien, esa tranquilidad proverbial se halla en peligro; y…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

  • La zoología y el conejo de Playboy
    Escrito por
    La zoología y el conejo de Playboy La clasificación zoológica de este conejo tiene, si no un título de nobleza, al menos su tarjeta de visita. ¿Qué es esta criatura? Para la mayor parte de los lectores y de los aficionados al…
  • ¿Papel o plástico?
    Escrito por
    ¿Papel o plástico? Las bolsas de plástico que nos dan en las tiendas se están prohibiendo en muchos lugares del mundo, pero, ¿se reduce el impacto ambiental sustituyéndolas por bolsas de papel? En marzo de 2009 la Asamblea…
  • Veloz y letal: el secreto evolutivo del tiburón
    Escrito por
    Veloz y letal: el secreto evolutivo del tiburón Uno de los secretos evolutivos del éxito de los tiburones se oculta en uno de sus rasgos más pequeños: las escamas flexibles que recubren su cuerpo. La clave reside en que estas escamas controlan la…

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC

  • Los grandes ciclos de la Tierra
    Escrito por
    Los grandes ciclos de la Tierra Hace unas horas completé mi quincuagésima vuelta alrededor del Sol. Como el niño que lleva horas montado en el carrusel y no se quiere bajar, yo quiero más, quiero seguir dando vueltas y continuar experimentando…
  • En la tierra del ave roc
    Escrito por
    En la tierra del ave roc De entre miles de peligros que Simbad el Marino tuvo que sortear en los siete viajes que describe el libro de Las mil y una noches, pocos eran tan aterradores como los sorpresivos ataques de…