Las mentiras se retuitean un 70% más que la verdad

Las mentiras se retuitean un 70% más que la verdad Imagen superior: Pixabay, CC.

Las redes sociales han creado un boom en la difusión de la información, pero poco se sabe sobre la dispersión de noticias falsas en estos canales. Para arrojar luz sobre este fenómeno, investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y de la Sloan School of Management (ambos en Cambridge, EE UU) llevaron a cabo el mayor estudio sobre la transmisión de falsedades en Twitter entre los años 2006 y 20017. Los resultados se publicaron en la revista Science.

Los datos analizados incluyeron aproximadamente 126.000 historias tuiteadas por tres millones de personas más de 4.5 millones de veces. “Las historias fueron designadas como verdaderas o falsas bajo el criterio de seis organizaciones independientes de verificación de datos, que mostraron un gran acuerdo sobre las clasificaciones”, explica Soroush Vosoughi, investigador del Media Lab del MIT y uno de los tres autores.

El estudio observó la probabilidad de que un tuit creara una ‘cascada’ de retuits y se vio que la información falsa se difundía de forma más rápida, más lejos y ampliamente que la verdad en todas las categorías de información. “En general, las falsedades tenían un 70% más probabilidades de ser retuiteadas que la verdad”, apunta Vosoughi.

Las falsesades en temas políticos, en primera posición

Los efectos fueron más pronunciados en las falsedades referidas a temas políticos, por delante de las que aludían a terrorismo, desastres naturales, ciencia, leyendas urbanas o información financiera.

Contrariamente a lo que se creía, el análisis constató que las noticias falsas se difunden más rápido que la verdad porque los humanos, no los robots, tienen más probabilidades de propagarlas.

Previamente a este trabajo, los estudios científicos sobre la difusión de falsedades se habían limitado a casos de historias únicas o análisis de muestras pequeñas, subrayan los autores.

Entre las conclusiones del nuevo estudio, los investigadores destacaron que la cantidad de noticias falsas en Twitter está aumentando claramente y se disparó durante eventos clave, como las elecciones presidenciales de EE UU de 2012 y 2016.

Un hallazgo sorprendente es que los usuarios que difundieron noticias falsas tenían pocos seguidores, seguían a menos gente, no tenían mucha actividad y habían estado en Twitter menos tiempo.

Además, según los autores, los datos apoyan la ‘hipótesis de la novedad’. “Las falsedades son más novedosas que la verdad y por ello resulta más probable que la gente las comparta”.

Los falsos rumores también inspiran respuestas que expresan una mayor sorpresa, corroborando la hipótesis de la novedad, y un mayor temor y disgusto.

La verdad, por otro lado, inspiró una mayor tristeza, anticipación, alegría y confianza. Estas emociones, expresadas en respuesta a las falsedades, pueden ayudar a saber más sobre qué inspira a las personas a compartir noticias falsas, concluyen los científicos.

Twitter suministró financiación y dio acceso a los datos para hacer posible esta investigación. El código y los datos de análisis del estudio están disponibles en abierto para su verificación.

lasmentiras2

Imagen superior: Pixabay, CC.

Una acción coordinada contra las mentiras en las redes

Investigadores de la Universidad de Indiana (EE UU) publicaron una tribuna en el mismo número de Science en la que hacen un llamamiento para luchar contra las noticias falsas.

Filippo Menczer, profesor de la Facultad de Informática e Ingeniería de esta universidad, es coautor de este artículo en el que se pide una investigación coordinada sobre las fuerzas sociales, psicológicas y tecnológicas que hay detrás de la información falsa. “Esto es necesario para contrarrestar la influencia negativa de este fenómeno en la sociedad”, señala.

La difusión de información falsa ha atraído mucho la atención en el contexto político actual. Según Menczer, “En EE UU la polarización política ha causado una aversión hacia el ‘otro lado’, fomentando un entorno en el que estas noticias pueden atraer a una audiencia masiva”.

Los autores citan evidencias preliminares de un estudio que estima que el estadounidense promedio encontró entre una y tres historias falsas durante el mes anterior a las elecciones presidenciales de 2016.

También resaltan las complejidades de la psique humana, que prefiere información que sea familiar y respalde las propias creencias, lo que agrava el fenómeno.

Para abordar el problema, los investigadores hacen dos recomendaciones clave: una que se centra en capacitar a la gente para evaluar las noticias falsas que encuentren; otra apunta a cambios estructurales para evitar exponer a las personas a este tipo de noticias.

Por ello, exigen un esfuerzo de investigación interdisciplinar que involucre a varias plataformas de redes sociales para que la sociedad trabaje en la creación de un ecosistema de noticias y una cultura que valore y promueva la verdad.

Referencia bibliográfica:

S. Vosoughi; D. Roy; S. Aral . "The spread of true and false news online". Science (8 de marzo, 2018).

D. Lazer et al. "The science of fake news". Science (8 de marzo, 2018).

lasmentiras3

Imagen superior: Pixabay, CC.

Desvelar el anonimato frena las noticias falsas en las redes sociales

Un equipo internacional,  en el que participó el investigador Yamir Moreno, del Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI) de la Universidad de Zaragoza, llevó a cabo en 2017 un estudio sobre comportamiento humano que concluye, entre otras cosas, que desvelar el anonimato frena la propagación de las noticias falsas en las redes sociales y promueve la cooperación entre individuos,.

Los resultados de este experimento fueron publicados en la revista Science Advances y “podrían ser relevantes en la era de la globalización como la nuestra, con sistemas sociales en los que el anonimato o su ausencia es importante, por ejemplo, en redes como Twitter o Facebook”, destaca el profesor Moreno.

El estudio contribuyó al intento de la ciencia en las últimas décadas a la hora de describir y entender mejor los verdaderos mecanismos que rigen el comportamiento humano no sólo desde el punto de vista individual, sino también cuando interactuamos con nuestros semejantes.

Dilema del prisionero

En el trabajo, se exponen los resultados de un experimento basado en el dilema del prisionero, que consiste en un juego simétrico en el que los jugadores deben elegir entre dos estrategias: cooperar o no cooperar.

Un total de 154 estudiantes de la Universidad de Economía y Finanzas de Yuannam en China, jugaron varias rondas en pareja. La parejas se establecieron sobre dos criterios: individuos que no se conocían entre sí y otros que ya se conocían previamente.  En ninguno de los casos, las parejas sabían el número de rondas que jugarían, aunque sí conocían que la probabilidad de pasar a la siguiente ronda era de un 75%.

Al finalizar una ronda, las parejas se asignaban aleatoriamente hasta conseguir que todos los jugadores de cada grupo, interactuasen entre sí. Los participantes debían elegir siempre entre tres opciones: cooperar, no cooperar o castigar al oponente.

Entre las conclusiones fundamentales del experimento se demostró que la ausencia de anonimato aumentó significativamente la frecuencia de la cooperación, así como la recompensa media por ronda. Por otra parte, la correlación entre los jugadores y las diferentes estrategias utilizadas (cooperar, no cooperar o castigar al adversario) experimentó un cambio importante en el que las acciones más prosociales obtuvieron una mayor recompensa y mejor clasificación en aquellas parejas que ya se conocían.

De esta forma, quedó demostrado que la eliminación del anonimato es un elemento promotor de la cooperación. Desde otra perspectiva, la respuesta de los jugadores al castigo fue esencialmente antisocial, siendo la no cooperació la opción preferida por la inmensa mayoría. En el grupo de jugadores que ya se conocían), la relación entre los oponentes se encauzaba con mayor celeridad, aún después de que el castigo fuese la opción elegida por ambos jugadores al iniciar la ronda.

Referencia bibliográfica:

Yamir Moreno et al. “Onymity promotes cooperation in Social Dilemma Experiments”. Science Advances http://advances.sciencemag.org/content/3/3/e1601444.full (2017)

SINC

Thesauro Cultural

Hay un momento para echar la vista atrás, recordando las condiciones en que nosotros, la especie Homo sapiens, emprendimos nuestra andadura. Hay un momento para explicar lo que fuimos, en el plano científico y cultural, e imaginar lo que seremos, más pronto que tarde. Tú y yo. Ustedes que nos leen y los que escribimos a este lado de la pantalla. Hay, en fin, un momento para explicar el trabajo de los paleontólogos ‒los historiadores de la vida‒ y sumarlo al de tantos otros investigadores que comprueban cómo la cultura altera nuestro recorrido social y evolutivo. Sabios que rastrean las civilizaciones en que se escindió la humanidad. Expertos que nos hacen partícipes de creencias y costumbres, creaciones artísticas y avances tecnológicos. Entre todos, definen una sutil conexión que que nos mantiene unidos desde hace... ¿cuánto tiempo ya? ¿165.000 años? ¿315.000?

Quién sabe si ese interés por la naturaleza humana, en su increíble diversidad, es lo que te trajo hasta aquí. Ahora ya lo sabes: si nosotros hacemos cada día TheCult.es (Thesauro Cultural), es porque tú sientes esa curiosidad por los retos más desafiantes de la ciencia y la cultura. Quizá acabas de descubrir esta revista, buscando un dato que necesitas para la clase de mañana. O acaso usted ‒a quien le incomoda el tuteo‒ hace mucho que completó sus estudios, y nos sigue fielmente desde que nos asomamos a internet, allá por 2007.

¿Sabe lo que le digo? Queremos observar con usted ‒contigo‒ cada detalle del mundo que nos rodea. Queremos recorrer la historia de la biosfera y explorar las huellas más nobles que hemos dejado en el planeta: nuestra cultura científica, nuestro arte y nuestro legado intelectual.

logomamut

Social Profiles

logonegrolibros

  • Nosotros, los póstumos
    Escrito por
    Nosotros, los póstumos Tengo edad suficiente como para haber atravesado y poder recordar tres sucesivos postismos y manifestarme parte de esa humanidad a la cual dichas filosofías nos la han definido como póstuma. Diré unas cositas levemente filosóficas…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La maga
    Escrito por
    La maga Dice Pierre de Lancre (1553–1631), uno de los más terribles cazadores de brujas de la Edad Moderna: “He aquí la caldera sobre el fuego para fabricar todo tipo de venenos, ya sea a fin de…

Cartelera

Cine clásico

  • "La heredera" (William Wyler, 1949)
    Escrito por
    "La heredera" (William Wyler, 1949) Esa mirada melancólica, esos ojos grandes y tristes, esa sonrisa desvaída, esa timidez que se resuelve en silencio, esos movimientos gráciles como si pisaras un salón de baile, esas manos tibias que apenas se cambian…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "Four of a Kind" (2015), de Goblin
    Escrito por
    "Four of a Kind" (2015), de Goblin Goblin no necesita presentación para quien esté familiarizado con el prog rock italiano. La banda existe desde los años 70, son los maestros indiscutibles de la música oscura de terror progresiva, y se bifurca en…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC