"Te encontraré. En busca del hombre que me violó", de Joanna Connors

El comienzo del libro es sensacional. Describe, como si le ocurriera a otra persona, la violación que sufrió con treinta años cuando estaba cubriendo la información de una obra de teatro. El relato de ese hecho está contado de forma magistral. Podemos verlo y, sobre todo, podemos sentirlo.

Así se inicia esta historia-verdad de Joanna Connors. Como si contara una noticia. "Tenía treinta años cuando abandoné mi cuerpo por primera vez"

Después de eso, nos relata cómo ese acto de violencia conformó su vida, influyendo en ella más que todas las cosas buenas que hasta entonces había vivido. Cómo la convirtió en una mujer miedosa, asustadiza, llena de dudas. Cómo estas dudas se extendieron como una mancha de aceite sobre todo lo que la rodeaba, incluidos sus seres más queridos.

Habla también de silencio y, por fin, de revelación. Porque, a continuación, nos explica porqué y cómo contó a sus dos hijos, Dan y Zöe, aquello que le había ocurrido y que, tras la condena del violador, ella enterró en lo más profundo de su ser, allí donde más daño podía hacerle. Ese dolor enquistado, esa renuncia a la verbalización, ese estigma, la fue comiendo por dentro y convirtiéndola en alguien que antes no era.

El momento que elige para hablar con sus hijos está relacionado con sus miedos. Dan ya está en la universidad, pero Zöe irá por primera vez. Y teme por ella. Es una chica que está expuesta a todos los peligros que acechan en los campus. En un campus como cualquier otro ocurrió "lo suyo". Por eso Joanna Connors decide advertir a su hija y, de paso, contarlo a su hijo. Y lo hace dentro de un coche, de camino, porque así no hay forma de escapar a la revelación.

Su condición de periodista la pone en situación de poder investigar lo ocurrido. Y decide hacerlo porque ya no puede vivir con el miedo. Así, descubrir cosas acerca de aquel hombre se trocará en un exorcismo. Hija y nieta de reporteros, es ese conocimiento específico el que hará que construya un itinerario que, al fin, describe cómo la violencia es parte de la sociedad en que vive y cómo librarse de ella es una odisea que no siempre está asegurada.

Al tiempo que nos revela qué ocurrió durante aquella hora fatídica, cómo lo abordó con su marido, los médicos y los policías, nos muestra paso a paso su vuelta a los infiernos, esa necesidad de explicarse y de explicar, de conocer a su agresor, su entorno, su familia y los motivos, si es que existen, de que a ella le cambiara la vida el simple hecho de entrar en un teatro universitario, solitario y a oscuras.

Una especie de herida, mucho más honda que la herida del cuello, que logra cicatrizar después de muchos cuidados médicos, es la que la convierte en otra persona. Es alguien diferente, quizá herido, alguien a quien los otros apenas conocen, y tiene que aceptarlo pero para ello han de pasar más de veinte años, ha de suceder que la oscuridad se aposente en su corazón, y ha de ocurrir que se aleje de todos, porque el secreto marca y esconde los verdaderos sentimientos.

Este es un libro sobre la capacidad de redención de las palabras, sobre la necesidad de verbalizar, de cerrar las heridas a través de un relato, más o menos cierto, el que sea. También sobre la fuerza de los seres humanos para reconstruirse desde la destrucción, para juntar las piezas del puzzle de sus emociones, para lograr un cierto equilibrio, un cierto perdón, una posibilidad de vida más allá del dolor y la desesperanza.

Sinopsis

La periodista Joanna Connors tenía treinta años cuando le encargaron escribir la crítica de una obra de teatro. En aquel lugar fue retenida a punta de cuchillo y violada por un extraño que se había criado a unos diez kilómetros de su casa. Cuando detuvieron y sentenciaron a su agresor, Joanna dejó de hablar de lo que le había pasado. A partir de aquel momento, sin embargo, esta mujer atrevida y dinámica comenzó a tener miedo a todo: a estar sola en lugares desconocidos, a estar con mucha gente, a volar en avión, a ir en coche si conducía otra persona… Más tarde, la seguridad de sus dos hijos se convirtió en una obsesión. Veintiún años después, cuando su hija estaba a punto de ir a la universidad, decidió contarle a ella y a su otro hijo lo sucedido para que pudieran aprender y protegerse, y comenzó a darse cuenta de que el hombre que la agredió había sido una de las personas que, desgraciadamente, más habían conformado su vida.

Joanna comenzó entonces a enfrentarse a los temores que habían estado gobernándola. Y decidió hacerlo en el terreno en el que se sentía más fuerte: la escritura, el periodismo de investigación. Se embarcó, así, en un difícil viaje para descubrir quién era su atacante, de dónde venía, quiénes eran sus amigos y cómo era su vida. Lo que averiguó se extiende en estas páginas mucho más allá de la historia de ese hombre violento y de la suya propia, creando un poderoso texto que no sólo habla de superación, sino también de la cultura de la violación y la violencia, caras de la misma moneda, en Estados Unidos.

Te encontraré es una narración contundente y una investigación trepidante, al tiempo que una valiente y oportuna consideración sobre algunos conceptos —raza, clase, educación, familia— que dan forma a lo que somos. Aquí, una reportera brillante, y también una superviviente, nos habla como pocas veces se ha hecho al tratar este asunto. Desde dentro.

Joanna Connors es periodista. Su trabajo ha aparecido, además de en otros muchos medios, en Los Angeles Times y Chicago Tribune. Ha recibido varios galardones, entre los que se cuentan —por los artículos que dieron lugar a este libro— la prestigiosa Medill Medal for Courage in Journalism de la Universidad Northwestern y el Dart Award for Excellence in Coverage of Trauma de la Universidad de Columbia.

Errata Naturae

Copyright de artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Errata Naturae. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 34) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Mentiras y verdades peligrosas
    Escrito por
    Mentiras y verdades peligrosas Un aforismo de Lichtenberg que me recuerda uno de mis favoritos de Chesterton: “Las mentiras más peligrosas son verdades medianamente deformadas” La cita de Chesterton: “El error es una verdad que se ha vuelto loca”…
  • Leer a Julio Verne
    Escrito por
    Leer a Julio Verne Ya no podemos leer a Verne como ficción científica. Sus cálculos y prospecciones han sido contradichos o confirmados por la ciencia moderna y sus tecnologías. En el primer caso, han resultado fantásticos; en el segundo,…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

  • Cine del pasado
    Escrito por
    Cine del pasado Martes tarde. Debo entregar el artículo de los miércoles. No tengo nada y, lo que es peor, no tengo excusa. Vivo en un estado de resaca permanente y eso que no bebo. Lo bueno de…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

logonegroecologia

Coffy, CC

  • La vida bajo tierra
    Escrito por
    La vida bajo tierra A regañadientes acepté la invitación de mi amigo. De acuerdo, juntos habíamos experimentado toda clase de aventuras. Nuestras correrías iban desde travesuras infantiles ‒aquella vez que iniciamos un incendio en el terreno baldío que había…