"Cop Land" (James Mangold, 1997). Demasiado blando para ser sheriff

Lo que más me llama la atención de esta película es Sylvester Stallone en su papel del sheriff Freddy Heflin. Pero no un sheriff usual, de esos que entendemos como normales en los Estados Unidos. Además de sheriff, o quizá por eso, es un buen hombre, pacífico, sin ganas de gresca y muy enamorado de una mujer que se ha casado con otro y por la que perdió la audición de un oído.

Esto le ha imposibilitado ser un verdadero policía, que era su gran deseo. Así que aquí está, en el pueblo de Garrison, creado exprofeso para que vivan lo más tranquilos posibles muchos policías que trabajan en la zona de Nueva York.

Tampoco Robert De Niro hace uno de sus papeles usuales de capo de la mafia, de matón o de jefe de lo que sea. Este teniente Moe Tilden, de Asuntos Internos, implicado hasta el fondo en un asunto raro que quiere descifrar caiga quien caiga, ofrece una cara menos estereotipada del actor, que no ha debido engordar ni adelgazar ni simular otro acento. Su físico es el de él mismo.

Los otros dos actores que componen el cuarteto estelar siguen más su propia estela interpretativa. Harvey Keitel es el teniente Ray Donlan, un corrupto que domina la vida en este pueblo y, por lo tanto, el quehacer de una parte del cuerpo de policía con el que tiene relación. Ray Liotta es un hombre atormentado, como suele, aquí porque calló cuando debió haber denunciado lo que hicieron con su compañero. Es Gary “Figgsy” Figgis, un hombre acabado, sin futuro, salvo el que pueda caber en una botella de cerveza.

copland2

Estos cuatro hombres se mueven como en un tablero de ajedrez, y coinciden en un momento concreto a raíz de que un tipo joven, policía y bastante descerebrado, Murray “Superboy” Babitch, encarnado por el actor Michael Rapaport, a la sazón sobrino de Ray Donlan, no tiene otra ocurrencia que dispararle a unos adolescentes negros con los que se tropieza cuando iba una noche en coche de vuelta a su casa. El encontronazo con dos gamberros termina en tragedia cuando dispara y los mata. Hay que ocultar lo que ha pasado como sea y aquí se pone en marcha la maquinaria de corrupción que cubre como un velo la vida en un pueblo supuestamente ideal.

La película entrecruza otras líneas argumentales en las que hay actuaciones muy notables de dos actrices interesantes. Annabella Sciorra (la madre de La mano que mece la cuna) es Liz Randone, víctima de malos tratos por parte de su marido, Joey Randone, también policía. Liz es la mujer a la que ama el sheriff y por la que arriesgó su vida.

La otra mujer, en un papel más episódico, es Janeane Garofalo (La verdad sobre perros y gatos), que es aquí una jovencísima policía, Cindy Betts, que, horrorizada por lo que ve y lo que adivina, se largará y dejará atrás este pueblo y todo lo que significa.

Cop Land es una de esas películas de argumento sencillo que trata sobre la corrupción policial sin hacerse ilusiones de sentar cátedra. El guión es sobrio y también la dirección. Los actores, aunque en algún caso nos extrañe como se ha dicho antes, están bien escogidos y componen un reparto coral ensamblado y exacto.

Cierto aire melancólico acompaña las escenas del sheriff, un hombre que alguien colocó en ese puesto para poderlo manejar y que, en realidad, termina demostrando que el valor crece en cualquier sitio y en cualquier circunstancia.

copland4

Sinopsis

Garrison es un idílico pueblo de Nueva Jersey en el que vive un importante núcleo de policías. El sheriff es un tipo tranquilo a quien todos parecen manejar y que no se mete en más líos de los normales. Sin embargo, la supuesta muerte del joven Superboy, que se arroja por un puente tras haber disparado a dos jóvenes por error, desencadenará una serie de acontecimientos que pondrán a prueba el valor de los hombres y su capacidad de mantener un cierto grado de dignidad al margen de manejos y corrupciones.

Algunos detalles de interés

La película tuvo un presupuesto de 15 millones de dólares y recaudó algo más de 63 millones. Todas las estrellas que participan tuvieron que bajar su caché.

Sylvester Stallone tenía un gran interés en hacer este papel, para que el que se habían barajado diversas opciones: el propio Ray Liotta, Tom Cruise, John Travolta o Tom Hanks. Stallone ganó 18 kilos de peso a base de comer panqueques cada día.

De Niro y Keitel habían trabajado juntos en tres películas anteriores: Malas calles en 1973, Taxi Driver en 1976 y Enamorarse en 1984.

James Mangold debutó como director con Heavy (1995) protagonizada por Liv Tyler, película con la que consiguió el premio del Festival de Cine de Gijón en dos categorías, así como un galardón en Sundance. También rodó la cinta Inocencia interrumpida (1999) con Winona Ryder y Angelina Jolie, película con la cual esta última conseguiría un Óscar. En 2005 rodó otro filme de gran éxito: Walk the Line, película biográfica sobre Johnny Cash que supuso el Óscar para Reese Witherspoon. Es conocido por haber dirigido la película Lobezno inmortal (2013) y su secuela, Logan (2017), ambas pertenecientes a la saga de películas de X-Men.

En su infancia y juventud, el director vivió en Washingtonville, una localidad situada a 97 kilómetros de Nueva York. Uno de los barrios residenciales de Washingtonville es Worley Heights, donde habitaba un gran número de policías empleados en Nueva York. A la hora de escribir el guión, Mangold se basó en sus recuerdos juveniles sobre dicho lugar.

Ficha técnica

Título original: Cop Land (Tierra de policías). 1997. 105 min. Estados Unidos

Dirección y guión: James Mangold

Música: Howard Shore y Bruce Springsteen

Fotografía: Eric Alan Edwards. Craig McKay.

Producción y distribución: Miramax International / Woods Entertainment

Reparto: Sylvester Stallone, Harvey Keitel, Ray Liotta, Robert De Niro, Peter Berg, Janeane Garofalo, Robert Patrick, Michael Rapaport, Annabella Sciorra, Noah Emmerich, Cathy Moriarty, John Spencer, Frank Vincent, Malik Yoba, Arthur J. Nascarella, Edie Falco, Victor L. Williams, Paul Calderon, John Doman, Deborah Harry, Vincent Laresca, Oliver Solomon, Terri Towns.

Premios

1997. Festival de Cine de Estocolmo. Mejor actor (Sylvester Stallone)

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 34) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Guerra de escrituras
    Escrito por
    Guerra de escrituras Pocos pueblos indígenas americanos conocieron la escritura. En sentido estricto, sólo los mayas. Una gran parcela de la hermenéutica que permitiría descifrar los códices que se conservan –tres prehispánicos, multitud de posteriores– se ha perdido.…
  • Caperucita Roja: sexo y licántropos
    Escrito por
    Caperucita Roja: sexo y licántropos Si hay una característica inherente a los cuentos de hadas es su capacidad de mutar y de adaptarse a las necesidades culturales y sociológicas de cada generación. Por consiguiente, no debemos escandalizarnos ante…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

  • Crítica: "Slender Man" (Sylvain White, 2018)
    Escrito por
    Crítica: "Slender Man" (Sylvain White, 2018) Alvin Schwartz, investigador y recopilador de leyendas folclóricas y urbanas (muy recomendables sus Scary Stories to Tell in the Dark), mostraba su sorpresa al descubrir que una de esas historias, referente a un fantasma y…
  • Crítica: "El apóstol" (Gareth Evans, 2018)
    Escrito por
    Crítica: "El apóstol" (Gareth Evans, 2018) Causa cierta frustración que las nuevas películas de directores a los que admiramos se estrenen directamente en plataformas digitales. Sucede con El apóstol, un film cuyos encuadres y escenarios piden a gritos una pantalla cinematográfica…

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Blondie: "Eat To The Beat" (1979)
    Escrito por
    Blondie: "Eat To The Beat" (1979) En 1979 Debbie Harry, Chris Stein y compañía ya se habían dado cuenta de su verdadero potencial. Una vez abandonando el rock puro para recurrir a una paleta más diversa, el plan de ataque de…
  • Paolo Gavanelli: todo un barítono
    Escrito por
    Paolo Gavanelli: todo un barítono Pese a dos Marcellos puccinianos, un Filippo Visconti belliniano y unos verdianos Nabucco, Rigoletto (éste videográfico en el Covent Garden) y Gusmano de Alzira, Paolo Gavanelli no ha encontrado aún en la discografía un reflejo…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • ¡A nuestra salud! Salud y áreas protegidas
    Escrito por
    ¡A nuestra salud! Salud y áreas protegidas ¿Os habéis planteado alguna vez la importancia de las áreas protegidas para nuestra salud? Todos sabemos que el principal objetivo de las áreas protegidas es la conservación de la naturaleza. Todos estaremos de acuerdo en…