"El tren de las 4.50", de Agatha Christie

La mansión de los Crackenthorpe tiene problemas domésticos. "¿Y quién no?", diría mucha gente. Es un caserón grande y viejo en el que vive el anciano Luther Crackenthorpe con algunos de sus hijos. Otros, van y vienen, quejándose continuamente de que su padre tiene el dinero bien atado y de que, hasta que no se muera, no va a soltar las cuerdas de la bolsa.

En otro lugar de la geografía inglesa, Londres, la señora Elspeth McGillicuddy ha terminado sus compras de navidad. Cuidando mucho los gastos ha logrado adquirir un detalle para cada uno de sus sobrinos. En la estación de Paddington toma un tren en primera clase, el de las 4.50, con paradas en varios pueblos de la campiña inglesa, uno de ellos cercano a Saint Mary Mead, donde vive su amiga de toda la vida, la señorita Jane Marple.

Una circunstancia excepcional, que recuerda a los testigos oculares del asesinato que se juzga en Doce hombres sin piedad (esto es, ver un crimen a través de las ventanillas de un tren en marcha), la pone tan nerviosa que termina logrando la intervención de su amiga Marple en el misterio.

Y entonces surge ella, uno de los personajes más simpáticos y atrayentes de Agatha Christie, Lucy Eyelesbarrow, una licenciada en matemáticas que se dedica a trabajar en el servicio doméstico, porque allí ha encontrado una forma de desarrollar su amor por el orden. Será Lucy la comisionada por la anciana Marple para que husmee en la mansión Crackenthorpe a ver si encuentra un cadáver.

He aquí el planteamiento de la historia, cuyo desenlace no descubriré por si, algo asombroso desde luego, hay alguien que no ha leído el libro. En este caso tiene una gran suerte. Porque ahora tiene una nueva oportunidad de leerlo en esta edición, remozada y recién traducida. Una joya y una delicia.

Cuántas horas de tristeza convertidas en entretenimiento y cuántos malos ratos sofocados entre sus páginas... He aquí la enorme inteligencia de Christie y su genial manera de hacernos entrar en un paisaje que, sin lugar a dudas, no es solo literatura sino, sobre todo, imaginación.

El tren de las 4,50 es un libro encantador. Conjuga el "crimen doméstico" con cierta sofisticación relativa a la testigo ocular, una mujer muy despierta e inteligente que se marcha al extranjero y no puede estar presente en los primeros momentos de las pesquisas. Sin embargo, estas damas rurales ingleses tienen un acendrado sentido del deber y no se marcha tranquila hasta que no sabe que su amiga Marple va a seguir la senda del descubrimiento de los malvados.

Luego está Lucy Eyelesbarrow. A todos nos gustaría tener una Lucy en nuestra casa, porque lo resuelve todo y todo con sentido común y con gracia. Tan bien se le dan las cosas y tan atractiva resulta que termina con tres o cuatro pretendientes y con el misterio sin resolver de si va a darle a alguno esperanzas. También hay chicos, una intriga allende el continente, reminiscencias de hechos de guerra (algo común en las novelas de Agatha Christie) y algunos malos que no lo parecen.

Sinopsis

La visión fugaz de un estrangulamiento desde la ventanilla de un tren en marcha obliga a la persona que lo vio a presentar una denuncia a las autoridades. Sin embargo, la policía decide archivar el caso, dado que no aparece el cadáver de la posible víctima. Afortunadamente, la involuntaria espectadora del crimen es amiga de miss Marple y la pone al corriente de los hechos.

Nacida en Torquay en 1891, Agatha Christie recibió la típica educación victoriana impartida por institutrices en el hogar paterno. Tras la muerte de su padre, se trasladó a París, donde estudió piano y canto. Contrajo matrimonio en 1914 y tuvo una hija, pero su matrimonio terminó en divorcio en 1928. Dos años después, durante un viaje por Oriente Medio conoció al arqueólogo Max Mallowan, con quien se casó ese mismo año; a partir de entonces pasó varios meses al año en Siria e Irak, escenario de Ven y dime cómo vives (Andanzas 50, ahora también en la colección Fábula) y de alguna de sus novelas policiacas, como Asesinato en Mesopotamia o Intriga en Bagdad. Además del gran éxito de que disfrutaron sus célebres novelas, a partir de 1953 ganó celebridad con las adaptaciones teatrales de sus novelas en el West End londinense. En 1971 le fue concedida la distinción de Dame of the British Empire. Murió en 1976.

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Planeta. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 34) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • El canon de Bloom
    Escrito por
    El canon de Bloom Kanon llamaban los griegos a un tallo, una varita y también a la regla y la norma, porque las varitas sirven para medir, para regular. Los latinos extendieron las acepciones y llamaron canon a las…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • La Esperanza Cubana
    Escrito por
    La Esperanza Cubana Hay viajes que resultan iniciáticos. Viajes que planeas un lunes y emprendes ese mismo domingo. Viajes que, sin saber cómo, se te meten en la cabeza y no te queda otra que llevarlos a cabo.…
  • "Jungle Jim" (1934), de Alex Raymond
    "Jungle Jim" (1934), de Alex Raymond El cómic nació en Estados Unidos en la prensa bajo la forma de escenas humorísticas con trasfondo costumbrista. Niños, animales parlantes, vagabundos, familias… eran los protagonistas de las primeras series populares. En ellas, los lectores…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Corelli es Canio
    Escrito por
    Corelli es Canio Canio, de Payasos, fue uno de los primeros papeles debutados por Corelli, en julio de 1953 en las Termas de Caracalla, es decir a apenas dos años de iniciar su profesión, y aunque no lo…

logonegroecologia

Coffy, CC