La otra Gruberova

Asociamos normalmente a Edita Gruberova con el repertorio de la soprano lírico-ligera, donde luce un instrumento de carnoso esmalte, lejano del habitual pajarito mecánico de sus colegas tópicas. Con él, la cantante eslovaca hace todas las virguerías de su cuerda, exactas y vertiginosas.

Menos habitual es en Gruberova un menú de cámara. En el salón no se encienden tracas. Aquí no enloquece Lucía ni se cachondea Zerbinetta ni fisga la ambiciosa Adela. En el recital tomado en vivo en el Festival de Salzburgo de 1980, más de un aficionado hallará materia para la sorpresa. No en el caso de Erik Werba, el pianista, ni del clarinetista Peter Schmidl, que aportan, como era de esperar, su sensible ciencia y dominio de los estilos. En el trabajo de Werba, además, se adivina que ha incidido sobre el estudio que la soprano hizo del programa.

Gruberova se recoge a la intimidad, está extremadamente alerta al texto, susurra y se expande comedidamente cuando cuadra, cuida la emisión con una musicalidad destilada y frasea sin dejar en vilo ningún detalle. Todo ello resulta especialmente importante en Schubert, que no soporta un exceso de vocalidad sin fallecer en el acto. El pastor en la roca vale por un camafeo de referencia.

Mendelssohn es más «fácil»: la melodía es sencilla y evidente, la canción se resuelve en estrofas. Pero la noche brilla cuando aparece Richard Strauss, el más cercano a los despliegues de la ópera. En Amor se cuela en la plataforma Zerbinetta, con sus agilidades, picados, agudos, trinos sucesivos y demás delicias de la coloratura, que Gruberova absuelve con maestría suma.

Disco recomendado: Edita Gruberova interpreta Lieder de Schubert, Mendelssohn & Strauss / Edita Gruberova, soprano. Peter Schmidl, clarinete. Erik Werba, Piano. (Mozarteum, Salzburgo, 14.08.1980) / Orfeo / Ref.: C635041B (1 CD)

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Este artículo se publica en TheCult.es (Thesauro Cultural) por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador admirado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint-Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015) y Alejo Carpentier y la música (2018).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. En 2018 fue galardonado con el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras a la Mejor Obra de Ensayo del trienio 2015-2017, por Con ritmo de tango. Un diccionario personal de la Argentina.

DECLINACION

Artículos relacionados (por etiqueta)

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Clásicos del anime (1924-1944)
    Escrito por
    Clásicos del anime (1924-1944) Anime es la palabra japonesa para referirse a los dibujos animados. No es una palabra japonesa, ni siquiera anglosajona (animation / anime) sino francesa: dessin animé (dibujo animado). Aunque los primeros animes que se conservan son de 1924,…
  • Melancolía
    Escrito por
    Melancolía Decía Hipócrates que el cuerpo humano estaba formado por cuatro humores: sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra. El cuerpo estaba sano cuando los cuatro humores estaban en equilibrio (crasis) y enfermo, cuando se producía…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Sevilla, onírica y eterna
    Escrito por
    Sevilla, onírica y eterna Cuando uno nace siendo hijo de Cristóbal Colón hay que decir que tiene medio camino hecho. Si tu casa es un trasiego de marinos, cosmógrafos y navegantes, hablando todo el día de derroteros y cartularios,…

Cartelera

Cine clásico

  • Lauren Bacall en el recuerdo
    Escrito por
    Lauren Bacall en el recuerdo Lauren Bacall, nacida Betty Joan Perske, vino al mundo el 16 de septiembre de 1924 y nos dejó para siempre el 12 de agosto de 2014. Se convirtió en gran dama del cine negro gracias…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Ciencia y arte de papá Haydn
    Escrito por
    Ciencia y arte de papá Haydn No es arriesgado considerar a Joseph Haydn el músico por excelencia de la Ilustración. Sin dejar de lado esta fuerte categoría, conviene examinar sus límites. Haydn vivió tanto como para nacer cuando Haendel y Bach…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia