Ernesto Lecuona vuelve al continente

Había una vez un país llamado Cuba que conocimos por las películas norteamericanas donde aparecían orquestas como los Lecuona Cuban Boys y las de Don Aspiazú y Xavier Cugat.

Subieron a los escenarios del variétés y de las estaciones de radio, los cabarets y dancings de la época, como si lo cubano debiera ser absuelto desde los Estados Unidos, a sesenta millas de la isla.

Mucho se ha revuelto la historia cubana desde entonces, pero las melodías de Lecuona permanecen como si fueran una isla ideal, capaz de flotar en cualquier océano, como la legendaria isla intermitente de San Brandán. Uno de sus puertos de escala es, por ejemplo, Miami.

Imaginamos un local penumbroso donde una chica flapper, acompañada por un escueto piano, ataca viejas canciones de Lecuona, con un aplicado acento castellano levemente pimentado de continente. Esta chica tiene su encarnación perfecta en Carole Farley, una voz recatada y lírica, emitida con cuidado, que lee a Lecuona en puntas de pie, quizás apoyada en altos tacones.

Es, a medias, un repertorio de romanzas de salón, a veces tocado por el sensualismo del cabaret, su melodía desgranada en la media luz propicia a los susurros. Desde luego, sin perder los estribos ni entregarse a frenéticas sandungas. Oiga usted, que estamos en tierra firme.

Disco recomendado: Ernesto Lecuona (1895-1963): Canciones de Amor / Carole Farley, soprano. John Constable, piano / BIS / Ref.: BIS 1374 (1 CD)

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Este artículo se publica en TheCult.es (Thesauro Cultural) por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador admirado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint-Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015) y Alejo Carpentier y la música (2018).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. En 2018 fue galardonado con el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras a la Mejor Obra de Ensayo del trienio 2015-2017, por Con ritmo de tango. Un diccionario personal de la Argentina.

DECLINACION

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Debe ser evitada la voz pasiva
    Escrito por
    Debe ser evitada la voz pasiva Stephen King cita un libro clásico acerca de escribir de un tal William Strunk Jr., que he encontrado en Internet y leeré. El propio Strunk, que era muy rígido, admitía: “Según consta desde antiguo, a…
  • Boccherini tiene razón
    Escrito por
    Boccherini tiene razón El músico Luigi Boccherini (1743-1805) nos ha servido a muchos inmigrantes de espejo para considerar cómo, a pesar de las diferencias, todos los seres humanos, aunque desiguales, somos capaces de tratarnos como equivalentes. Boccherini era…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • El agua y los pintores
    Escrito por
    El agua y los pintores Hay palabras que llevan el agua en su raíz, y que utilizamos para describir materiales y procedimientos artísticos que también incorporan ese componente a su química particular. Encabeza este inventario alquímico el aguacal . Las gentes del…

Cartelera

Cine clásico

  • Londres, 2027: Los hijos de los hombres
    Escrito por
    Londres, 2027: Los hijos de los hombres El mundo vive sin esperanza ante la pérdida de la fertilidad del sexo femenino. Las migraciones masivas procedentes de países del Tercer Mundo desbordan el planeta y causan graves problemas de abastecimiento de alimentos y…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Klemperer en Londres
    Escrito por
    Klemperer en Londres Durante un medio siglo, el público londinense recibió a Klemperer con sus mejores orquestas, que algunos consideran las mejores del mundo. En sus conciertos aparecieron las obras emblemáticas del director: la Heroica de Beethoven y…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia