Los escritos políticos de Thomas Jefferson

Los escritos políticos de Thomas Jefferson Imagen superior: Thomas Jefferson, retratado por Rembrandt Peale en 1800.

Thomas Jefferson (1743-1826) es uno de los Padres Fundadores de Estados Unidos más recordados. Además, como tercer presidente del país entre 1801 y 1809, desempeñó un papel fundamental en la definición del sistema de partidos y en la dirección política que habría de seguir la recién nacida república durante los veinte años siguientes. Su figura ha sido ampliamente estudiada, con múltiples biografías y análisis de diversa índole.

El volumen Escritos políticos (ed. Jaime de Salas, trad. de Antonio Escohotado y Manuel Sáenz de Heredia, Tecnos, 2014) incluye la Declaración de Independencia de 1776, varios ensayos y anotaciones biográficas, otros escritos oficiales y, finalmente, su valioso epistolario. A pesar del adjetivo de "políticos", no todos los textos presentados en dicha edición lo son realmente en un sentido estricto. Muchos sirven principalmente para aproximarnos a Jefferson desde un plano más personal, o para ilustrar distintos episodios de su contribución como estadista. Sin embargo, no por ello el libro deja de conservar su unidad, pues en Jefferson, como en casi todos los grandes personajes, sus facetas privada y pública no pueden disociarse y deben entenderse como partes de un todo.

Así, Jefferson fue, en primer lugar, un profundo defensor de la Ilustración y del racionalismo, opuesto a cualquier forma de fanatismo religioso. Su lucha por asegurar la libertad de conciencia en el ordenamiento jurídico de su Virginia natal, que lo llevó a enemistarse con el clero local, resume perfectamente esto. Fue también un partidario decidido del republicanismo, que siempre le pareció el mejor sistema para salvaguardar las libertades del pueblo y el único compatible con la igualdad esencial de los hombres. Por ello, criticó duramente las monarquías europeas y se esforzó por impedir la consolidación de una nueva aristocracia en América.

Pero Jefferson no fue solo un revolucionario ilustrado: también fue un hombre del Sur. Nació en una plantación y siempre se sintió muy vinculado a sus raíces. Por este motivo, su idea de Estados Unidos no era, como la de sus rivales políticos, la de una potencia industrial, sino la de una república agraria, fuertemente descentralizada, basada en el predominio del pequeño propietario y en una educación clásica orientada a producir ciudadanos virtuosos. Esta preocupación por la educación es una constante en los escritos de Jefferson, como también lo son sus críticas a la banca, a la acumulación de deuda y a la expansión ilimitada del crédito.

En este punto convendría hablar de la espinosa cuestión de la esclavitud. La visión y actitud de Jefferson al respecto son controvertidas, pero me inclino a pensar, a tenor de sus palabras en su carta a Edward Coles del 25 de agosto de 1814, que era personalmente consciente de la injusticia que la esclavitud suponía, pero no creía que el país estuviese preparado para encontrar una solución adecuada al problema, y de ahí su escaso activismo en contra. Su estricta idea de los derechos de los Estados tampoco le predisponía a adoptar una postura muy beligerante en este sentido.

Jefferson2

Imagen superior: Thomas Jefferson a los 78 años, retratado por Thomas Sully en 1821.

¿Cómo evaluar a Jefferson? En mi opinión, su fervor ideológico, aunque encomiable y en parte justificable dadas las circunstancias históricas, no constituye una base sólida para fundar un gobierno libre, pues es excesivamente proclive al populismo. Su crítica al industrialismo, aunque bienintencionada y con algún aspecto aprovechable, presenta muchos puntos débiles y peca de romanticismo. Sin embargo, su ideal de ciudadano virtuoso, implicado en la comunidad y celoso de su libertad, se me antoja muy deseable de recuperar, pues no es posible a la larga resistir los abusos del poder sin la existencia de una sociedad civil fuerte y cohesionada, por mucha ingeniería constitucional que se utilice. Para ello, la educación, como discernió Jefferson, es fundamental.

Jefferson ha sido interpretado de modos muy diferentes: como revolucionario y como conservador, como democrático y como aristocrático, como esclavista o como antiesclavista. Pero tanto el joven intelectual exaltado y radical, como el presidente fuerte y enérgico, como el viejo caballero sureño retirado, no dejan de ser diferentes facetas de un mismo hombre. Sus contradicciones son las de su época, como igualmente contradictorio es su legado.

Copyright del artículo © Antonio Mesa León. Reservados todos los derechos.

Antonio Mesa León

Antonio Mesa León (Sevilla, 1993). Graduado en Derecho y ADE (Universidad de Sevilla, 2016). Máster en Abogacía y LLM, IE Law School (Best Student Award y Dean´s List 2018).

www.linkedin.com/in/antonio-mesa-leon/

Sitio Web: elaprendizdecaton.blogspot.com.es/

Social Profiles

LinkedIn

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • La grave juventud
    Escrito por
    La grave juventud Cuando éramos chicos, la gravedad parecía patrimonio de los viejos y la vejez se asociaba a la cuarentena. De ahí en adelante, la suerte diría cuánto podría durar. La juventud, o su tópico, era la…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Charlatanes al acecho
    Charlatanes al acecho Mezcle usted la necesidad de salud de la gente con la existencia de charlatanes y estafadores, siempre presentes. Agregue una dosis de medios de comunicación masiva e instantánea, como las redes sociales. El…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Ouija: una historia real
    Escrito por
    Ouija: una historia real Permítanme que les cuente algo que me ocurrió cuando rondaba yo los veinte años. Es una historia extraña, que todavía no llego a comprender. No obstante, teniendo en cuenta las fechas en las que estamos…

Cartelera

Cine clásico

  • John Dall, un intérprete encasillado
    Escrito por
    John Dall, un intérprete encasillado Muy frecuentemente los actores hacen cualquier cosa por obtener un papel que quieren, y John Dall no es una excepción. Cuando supo que Alfred Hitchcock estaba por rodar «La soga» estudió el personaje de Brandon…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia