La Armonía

De laurel siguen siendo los ramos que se llevan a la iglesia para ser bendecidos el domingo antes de Pascua, el Domingo de Ramos. Laurel bendecido que se quemaba en las casas para ahuyentar a las brujas y sus males.

Un laurel, en el que se enrosca una serpiente. En él, apoyada, una joven leyendo. Junto a ella, otras dos jóvenes mujeres, mirando algo que ocurre a su derecha. En el cielo, la Luna. Completan el cuadro tres amorcillos y un cisne. Según leo en la página de El Prado, todo ello representa la Armonía, pues el cisne es el símbolo de la música... No soy quien para desdecir a los grandísimos expertos que tiene El Prado, pero yo veo un símbolo sexual en ese cisne. El cisne en el que se convierte Zeus cuando quiere ¿seducir? (¿forzar? ¿violar?) a Leda.

Da Vinci y Miguel Ángel pintaron sendas versiones de este mito griego. No se podía representar una cópula humana en aquel arte renacentista pero sí valía una zoofilia. Ambos cuadros pasaron a engrosar las pinacotecas privadas de los monarcas franceses hasta que fueron destruidos. Quizás seguían siendo demasiado atrevidos...

Laurel, tres jóvenes mujeres, la serpiente, el cisne, la Luna... La Armonía (1541-1544), de Hans Baldung Grien. Discípulo de Durero. Conocido como el pintor de las brujas, por las muchas obras que hizo sobre ellas. Grien es el creador de otra obra maestra del claroscuro, una xilografía fechada en 1510, conocida como El sabbat de las brujas, donde toma prestada parte de la iconografía de su maestro, representada en esa bruja que cabalga a lomos de una cabra, portando el caldero en el que elabora sus ungüentos mágicos.

laurel3

Cada obra de estos grabadores renacentistas es un libro abierto, dispuesto a ser descifrado. Un libro donde se relatan, al por menor, las creencias de aquellos hombres que vivieron en la Edad de Oro de la magia, la brujería, la hechicería, la alquimia. Un conocimiento, en forma de arte, que sólo fue tenido en cuenta muchos siglos después, cuando las vanguardias del siglo XX se despojan de las pesadas vestiduras impuestas por el racionalismo salvaje y vuelven sus ojos a las esencias y creencias que nos han conformado como europeos.

Esa es nuestra cultura. Esos, nuestros demonios familiares. Entendiendo, por demonio familiar, el concepto que se tenía en la Edad Moderna, muy diferente a lo que, de seguro, se os está pasando por la cabeza...

laurel2

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • La realidad de los detectives
    Escrito por
    La realidad de los detectives Existe algo en los detectives que parece conferirles una sensación de realidad mayor que la de otras criaturas de ficción, algo que los hace más capaces de independizarse de sus creadores y ser considerados menos…
  • La ópera en el cine
    Escrito por
    La ópera en el cine Soy aficionado a la ópera y concurro a este tipo de espectáculo desde mediados de los años cincuenta del pasado siglo. La primera vez que vi una ópera fue en el teatro Colón de Buenos…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • El significado en ciencia
    El significado en ciencia Para nada —diría un descreído—; nadie está escuchando”. “Para que dios nos oiga y nos ayude con nuestros problemas”, repondría un creyente. Ambas respuestas son incompatibles, pues parten de visiones distintas del mundo.…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Insolencia y atrevimiento de la magia
    Escrito por
    Insolencia y atrevimiento de la magia Cuando la magia se constituye como arte escénico, hay una rama que acepta los valores establecidos y busca la respetabilidad. Este es el sentido de las transformaciones planteadas por Robert-Houdin, que despoja a la magia…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Glinka como pianista
    Escrito por
    Glinka como pianista La obra operática y sinfónica de Mijaíl Glinka no deja oír –nunca mejor dicho– su tarea como compositor para el piano. Y ello, en contra de su vocación y su oficio, que lo acompañaron toda…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Límites
    Límites Siempre han estado claros para mí, sobre todo en lo que se refería a la cantidad de dinero de que disponía o no disponía. Así que andar con las maletas llenas y sin coger taxi…

etimologia