"En la mente de un gato. Nuevas respuestas de la ciencia sobre cómo piensa su gato", de John Bradshaw

¿En qué piensan los gatos cuando nos miran fijamente, escuchándonos hablar pero negándose a obedecer o a aprender la más mínima señal? Son animales fascinantes por su belleza y expresividad pero también por su enigmático comportamiento. ¿Por qué viven con nosotros?

Cuenta John Bradshaw, zoólogo y autor de En la mente de un gato, que si bien la mente de los perros es muy diferente a la de su ancestro el lobo gris, los gatos siguen pensando hoy como los cazadores salvajes que han sido siempre. "En un par de generaciones los gatos son capaces de retomar ese estilo de vida independiente que caracterizaba a sus antecesores hace 10.000 años". Y sin embargo, cualquiera que haya tenido alguna vez un gato enroscado en sus tobillos conoce su lado zalamero, cariñoso, sumiso y casero. Gracias a su enorme flexibilidad, continúa Bradshaw, no solo física sino también de carácter, y su capacidad para distinguir rápidamente entre amigos y enemigos, los gatos pueden vivir entre estos dos estilos de vida tan diferentes en una o dos generaciones.

También significa que los gatos mascota llevan todavía consigo el legado de sus antepasados remotos y reflejan sus instintos salvajes, y por eso es importante saber de dónde vienen para entender cómo se comportan.

Bradshaw dedica varios capítulos del libro a explicar la evolución desde el cazador solitario y salvaje al habitante de un piso en una gran ciudad. Porque a diferencia de los perros, que hemos criado y modificado durante siglos para cumplir tareas como pastores, guardianes, cazadores o acompañantes, el ser humano solo ha criado distintas razas de gatos por motivos estéticos.

Los gatos aportaban una ventaja más concreta, la de deshacerse de roedores y otros animalillos allí donde el ser humano no los quería, pero el resto de su atractivo era puramente emocional, desde su belleza y suavidad hasta la simbología que algunas civilizaciones crearon en torno al animal.

Analizando descubrimientos y estudios en torno a la neurociencia gatuna, Bradshaw dedica varios capítulos a explicar cómo la versión del mundo que cada cachorro de gato conforma a través de sus sentidos, especialmente su hipersensible olfato, tendrá consecuencias durante toda su vida. Sus emociones hacia sus iguales, hacia los humanos y hacia el entorno en el que viva y las estrategias con las que tratará de sobrevivir se irán conformando durante sus primeros meses de vida.

¿Qué significan los ronroneos? ¿Por qué queremos tanto a nuestros gatos? ¿Es solo por su aspecto, sus adorables y expresivas facciones que nos recuerdan a las nuestras, o hay algo más? ¿Y qué sienten los gatos por su gente? ¿Nos quieren o solo nos necesitan?

Bradshaw intercala explicaciones científicas con sus propias experiencias de una larga vida de interacción y convivencia con gatos para explicarnos todo lo que hay que saber sobre la mente de nuestros felinos.

Sinopsis

Desde hace 10.000 años este felino ha acompañado el periplo del ser humano por el mundo sin dejar alimentar mitos. Y sin embargo, las últimas investigaciones sobre su ADN han demostrado que, a diferencia del perro, todavía no ha sido domesticado del todo. Quizás por eso incluso los mayores amantes de estas mascotas son incapacesde entender del todo su lenguaje corporal o su comportamiento ni saben cómo convivir con sus instintos más primarios. Con un estilo directo y ameno, el zoólogo John Bradshaw repasa magistralmente los últimos descubrimientos científicos sobre los gatos y su increíble historia a través de los siglos.

Copyright del artículo © Rocío Pérez Benavente, SINC.

Copyright de imágenes y sinopsis © RBA. Reservados todos los derechos.

Rocío Pérez Benavente

Rocío Pérez Benavente es periodista. Está especializada en salud, ciencia y energía. Publica sus artículos en El Confidencial, Vitónica, Xataka, Cuaderno de Cultura Científica (blog de divulgación de la UPV). Estudió el Máster de Periodismo y Comunicación de la Ciencia, la Tecnología y el Medio Ambiente en la Universidad Carlos III de Madrid.

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Imperativos electivos
    Escrito por
    Imperativos electivos En uno de mis diarios digitales, hablaba del poema If de Rudyard Kipling. Allí me refería de pasada a las ideas de Kipling como abanderado del Imperio Británico y a su caída en desgracia precisamente…
  • Mi amigo el muerto
    Escrito por
    Mi amigo el muerto De los múltiples géneros y tópicos del periodismo, uno muy especial es el de la necrológica. Es un tipo de nota en que un vivo intenta señalar que sigue vivo frente a un congénere que…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Ciencia e impaciencia
    Ciencia e impaciencia Al ser humano le desagrada instintivamente la incertidumbre. Ante la disyuntiva de decidir si un fruto es alimenticio o venenoso, si un animal es una posible presa o un depredador, si un congénere…

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • La ruina de la música
    Escrito por
    La ruina de la música En la ciudad de Nueva York, a un saxofonista clásico al que conozco le pidieron que tocase en vivo para un evento en una tienda grande y exitosa, que vende computadoras, teléfonos y otros equipos…
  • Adolf Busch, por el camino de Brahms
    Escrito por
    Adolf Busch, por el camino de Brahms Adolf Busch (1891-1952) fue uno de los más importantes violinistas de su tiempo. Acaso, en el mundo germánico, el más considerado, porque unió al repertorio habitual el rescate de Bach y, a las actuaciones solistas,…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Jardines botánicos, más que el Edén
    Jardines botánicos, más que el Edén Los jardines botánicos son lugares que tienen muchas funciones, no sólo estéticas, sino también para la conservación de la biodiversidad. El primer jardín botánico considerado moderno fue establecido en Italia en el siglo XVI. De…

etimologia