“Kings of the Wild Frontier” (1980), de Adam and the Ants

Adam Ant (de adamantio, sí) es el típico paranoide new-wavero de voz estridente con una tendencia clara a lo vanguardista. Este hombre, no obstante, tenía ciertas inclinaciones personales, ciertos gustos propios.

El ídolo de Adam Ant no es David Byrne, sino David Bowie. Su aproximación al tratamiento vocal de las canciones es, en el fondo, bastante Pop y, como se puede ver en la portada, introduce una buena dosis de Glam en el New Wave dotando a su carrera de un concepto similar al de “Ziggy Stardust”. Según Adam, él y sus músicos (the “Antpeople”) son seres alienígenas que cambian a su forma humana y tocan música. Lo que no sé es por qué va vestido como un cruce entre un bucanero y un indio…

“Kings of the Wild Frontier” marca el inicio de su breve colaboración con Marco Pirroni y la introducción del ritmo de Burundi, que queda patente desde el primer segundo del disco, que es también el primer segundo de uno de los mejores temas que se encuentran aquí. Dog Eat Dog tiene ese sonido tribal que caracteriza a Adam and the Ants en este periodo de su carrera con unos ganchos buenísimos (me encanta cómo remata el tema con ese “makes me proud/ so proud of you/ I see innocence/ shining through”).

El tema que da título al álbum también es un clásico, y el “Burundi beat” (ritmo de Burundi) da una fuerza desbordante a toda la canción. Es, quizás, el grito de guerra del disco. Se pueden escuchar a todos los “Ant people” con sus aullidos y coros mientras se entonan frases como “we are the family/ no method in our madness/ just pride about our maner/ Antpeople are the warriors/ Antmusic is the banner!”.

Voy a ser sincero. La idea detrás de Adam Ant no me parece especialmente brillante, por así decirlo, pero la fusión musical a la que da lugar sí que la encuentro interesante. En el fondo, ¿qué fue antes, el “Burundi beat” o el concepto de los “Antpeople”? Seguramente lo primero, pero había que encontrar una justificación para abusar de su sonido en una banda de alma Glam.

El resultado es un disco fresco y divertido, que, en ocasiones, sorprende con creativos riffs (que se deben a la mano maestra del ex de Siouxsie and the BansheesMarco Pirroni) como el amenazante Ants Invasion, que verdaderamente hace honor a su hombre y presagia una auténtica invasión devastadora contra la humanidad de una raza guerra como los “Antpeople”. ¿No os recuerda el uso de la guitarra al tema principal de James Bond en ocasiones? Don’t Be Square (Be There) se acerca mucho a la música de Bowie y al Disco, ¿pero quién dice que no se puede hacer música Disco con instrumentación africana?

Adam Ant fue un boom en su época. Estaba, desde luego, destinado al éxito comercial, pero entonces el éxito comercial no venía determinado por los mismos patrones que ahora. ¿En qué disco comercial de ahora encontramos un tema tan duro y arraigado en el Hard Rock como Physical (You’re So)?

kingsofthe2

Tracklist (En negrita los temas destacados)

  1. “Dog Eat Dog” (3:07)
  2. “Antmusic” (3:36)
  3. “Los Rancheros” (3:28)
  4. “Feed Me to the Lions” (2:59)
  5. “Press Darlings” (4:12)
  6. “Ants Invasion” (3:20)
  7. “Killer in the Home” (4:19)
  8. “Kings of the Wild Frontier” (3:53)
  9. “The Magnificent Five” (3:05)
  10. “Don’t Be Square (Be There)” (3:29)
  11. “Jolly Roger” (2:09)
  12. “Physical (You’re So)” (4:26)
  13. “The Human Beings” (4:24)

Copyright del artículo © Alexandro Ruiz Pérez. Publicado previamente en Eufonia Eléctrica, con licencia CC, y editado en Thesauro Cultural (TheCult.es) con este permiso. Reservados todos los derechos.

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • El juego de Auden
    Escrito por
    El juego de Auden En El arte del montaje, la estimulante conversación entre Michael Ondaatje y Walter Murch, he encontrado un nuevo juego. Se me ocurrió al leer algo que cuenta Murch: "Hay una anécdota sobre Auden, quien escribió el…
  • Saber hacer
    Escrito por
    Saber hacer Hubo un tiempo, digamos a mitad del siglo pasado, en que los espectadores infantiles íbamos a los cines de barrio con un código estricto de géneros. Las películas eran de tiros, de época, de aventuras,…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • La catarata sangrienta
    La catarata sangrienta El misterio comenzó en 1911: el explorador australiano Thomas Griffith Taylor descubrió en la Tierra de Victoria, en la Antártida, una catarata de color rojo sangre que surgía bajo el glaciar Taylor (nombrado en su honor). Inicialmente se…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Rodolfo II en la corte madrileña
    Escrito por
    Rodolfo II en la corte madrileña Rodolfo II fue uno de los monarcas más fascinantes del siglo XVI europeo. Pocos saben, sin embargo, que si Rodolfo II fue un reputado mecenas se lo debe a su tío Felipe II, el monarca…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • “Stand!” (1969), de Sly & The Family Stone
    Escrito por
    “Stand!” (1969), de Sly & The Family Stone Para muchos Woodstock fue la coronación de Jimi Hendrix. Para otros tantos, Woodstock llegó a su cénit con la actuación de Santana y su Soul Sacrifice. Algunos se quedan con Grateful Dead, The Who o Jefferson Airplane, pero un número nada despreciable de…
  • Ernesto Lecuona vuelve al continente
    Escrito por
    Ernesto Lecuona vuelve al continente Había una vez un país llamado Cuba que conocimos por las películas norteamericanas donde aparecían orquestas como los Lecuona Cuban Boys y las de Don Aspiazú y Xavier Cugat. Subieron a los escenarios del variétés…

logonegroecologia

Coffy, CC