"Organizando el Leviatán", de Víctor Lapuente y Carl Dahlström

¿Por qué algunos países son menos corruptos y están mejor gobernados que otros? Organizando el Leviatán analiza la endogamia entre la política y la administración pública que ha llevado muchas veces a la corrupción.

Este libro pone en duda los argumentos convencionales que explican las grandes diferencias existentes en la calidad del gobierno en todo el mundo. Sostiene, además, que la organización de la burocracia del Estado es un factor crítico, aunque muchas veces ignorado. Los países donde los funcionarios de las burocracias públicas son reclutados por sus méritos funcionan mejor que aquellos donde los empleados públicos deben sus puestos a conexiones políticas. Son gobiernos de alta calidad, que actúan con imparcialidad, no incurren en prácticas corruptas y usan los recursos públicos disponibles de manera eficaz.

«Nosotros consideramos ‒escriben Lapuente y Dahlström‒ que la existencia de una clara separación de los incentivos profesionales de los políticos y los burócratas contribuye tanto a la prevención de la corrupción como a la lucha contra ella […] Los empleados públicos pueden ser contratados y ascendidos, y pueden trabajar bajo condiciones parecidas a las de sus homólogos en el sector privado, y aun así ser recompensados de acuerdo con criterios profesionales y no políticos. Esto requiere que los políticos no se impliquen en la contratación y la promoción de los funcionarios y que, también de manera crucial, los burócratas no se conviertan en políticos.»

¿Qué ocurre cuando la actividad de los políticos y los funcionarios está tan entremezclada que la carrera de los segundos depende de las decisiones de los primeros? Lo más probable es que, como sucede en España, la corrupción abunde y la administración sea ineficaz.

«Este libro trata sobre la calidad del gobierno ‒añaden los autores‒. En nuestra opinión, los gobiernos de alta calidad son aquellos que actúan de manera imparcial, no son corruptos y usan los recursos de manera eficiente […] Nuestra idea es sencilla: los grupos (como partidos o cuerpos de funcionarios) con distintos intereses conocidos se vigilan mutuamente cuando son obligados a trabajar juntos, lo que aleja a ambos grupos de las preocupaciones egoístas y les acerca al bien común. El abuso de poder será más habitual si en el nivel superior de una administración todo el mundo tiene los mismos intereses, porque nadie se interpondrá entre ellos y la corrupción y otros intereses personales. El problema, por supuesto, es que los intereses son difíciles de observar y por lo tanto no se organizan fácilmente. Con todo, nosotros pensamos que las carreras de los cargos públicos proporcionan una aproximación útil a sus intereses, puesto que es razonable pensar que la mayoría de los individuos están interesados en sus carreras. Por lo tanto, es vital mantener una separación entre las trayectorias profesionales de los políticos y las carreras de los burócratas, puesto que son dos grupos significativos que se encuentran en lo más alto del gobierno.»

Dahlström y Lapuente utilizan una gran cantidad de datos comparativos y de ejemplos de corrupción, que van desde la Gürtel al saqueo del Ayuntamiento de Marbella, o de muestras de ineficiencia, como la construcción de aeropuertos fantasma. Con ellos, abren un debate que suele eludirse en nuestro país: el que hace referencia a la endogamia entre la política y la administración pública; el hecho de que tantos políticos españoles sean funcionarios y que muchos funcionarios no puedan ascender si no es agradando a los políticos.

«¿Qué hizo posible esta extensa corrupción y el uso de dinero público de manera tan asombrosamente ineficiente? ‒se preguntan‒ Como hemos señalado, mucha gente en las Administraciones Públicas españolas debía saber, o al menos sospechar, que algo iba mal. ¿Por qué lo consintieron? ¿Por qué permanecieron en silencio? […] Cuando hay un único canal de rendición de cuentas […] nadie en una determinada organización pública hace preguntas difíciles, porque todo el mundo tiene, con razón, miedo de ser castigado. Simplemente, la gente no tiene ningún incentivo para defender el bien común. La lealtad al partido, quien de facto te ha contratado, resulta prioritaria, de manera natural, respecto a otras consideraciones.»

«Los empleados públicos ‒nos dicen Dahlström y Lapuente‒ pueden ser contratados y ascendidos, y pueden trabajar bajo condiciones parecidas a las de sus homólogos en el sector privado, y aun así ser recompensados de acuerdo con criterios profesionales y no políticos. Esto requiere que los políticos no se impliquen en la contratación y la promoción de los funcionarios y que, también de manera crucial, los burócratas no se conviertan en políticos. La burocratización de la política puede ser tan perniciosa para la calidad del gobierno como la politización de la burocracia porque en ambos casos se produce la integración de los destinos profesionales de dos facciones distintas en una sola facción.»

Víctor Lapuente es profesor asociado e investigador en el Instituto de Calidad de Gobierno del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Gotemburgo. Su investigación se centra en la política comparada y de la administración pública y combina métodos cuantitativos y cualitativos. En España, colabora con el diario El País y con el blog Piedras de Papel y ha publicado dos libros, El retorno de los chamanes (Ediciones Península, 2015) y La corrupción en España: un paseo por el lado oscuro de la democracia y el gobierno (Alianza Editorial, 2016).

Carl Dahlström es profesor en el Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Gotemburgo e investigador en el Instituto de Calidad de Gobierno. Su investigación está dedicada a las perspectivas comparada e histórica sobre la administración pública, las reformas de la administración y el diseño de políticas del estado del bienestar.

Copyright © Deusto. Reservados todos los derechos.

Thesauro Cultural

Hay un momento para echar la vista atrás, recordando las condiciones en que nosotros, la especie Homo sapiens, emprendimos nuestra andadura. Hay un momento para explicar lo que fuimos, en el plano científico y cultural, e imaginar lo que seremos, más pronto que tarde. Tú y yo. Ustedes que nos leen y los que escribimos a este lado de la pantalla. Hay, en fin, un momento para explicar el trabajo de los paleontólogos ‒los historiadores de la vida‒ y sumarlo al de tantos otros investigadores que comprueban cómo la cultura altera nuestro recorrido social y evolutivo. Sabios que rastrean las civilizaciones en que se escindió la humanidad. Expertos que nos hacen partícipes de creencias y costumbres, creaciones artísticas y avances tecnológicos. Entre todos, definen una sutil conexión que que nos mantiene unidos desde hace... ¿cuánto tiempo ya? ¿165.000 años? ¿315.000?

Quién sabe si ese interés por la naturaleza humana, en su increíble diversidad, es lo que te trajo hasta aquí. Ahora ya lo sabes: si nosotros hacemos cada día TheCult.es (Thesauro Cultural), es porque tú sientes esa curiosidad por los retos más desafiantes de la ciencia y la cultura. Quizá acabas de descubrir esta revista, buscando un dato que necesitas para la clase de mañana. O acaso usted ‒a quien le incomoda el tuteo‒ hace mucho que completó sus estudios, y nos sigue fielmente desde que nos asomamos a internet, allá por 2007.

¿Sabe lo que le digo? Queremos observar con usted ‒contigo‒ cada detalle del mundo que nos rodea. Queremos recorrer la historia de la biosfera y explorar las huellas más nobles que hemos dejado en el planeta: nuestra cultura científica, nuestro arte y nuestro legado intelectual.

launicaperfil

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Ama Rosa
    Escrito por
    Ama Rosa Los franceses llaman feuilleton a lo que nosotros llamamos folletín: consideran superlativo lo que nos parece diminutivo. Y es que este vago género (que ha dado lugar a una misteriosa cualidad: lo folletinesco) es, en…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Viaje a la habitación de al lado
    Escrito por
    Viaje a la habitación de al lado Entre los nubas qué enigmático resulta el Viaje a la habitación de al lado. ¿Dónde conduce ese agujero-útero tan distinto a una puerta? El espacio parece elástico, las paredes flexibles, el cuerpo precisa la destreza…

Cartelera

Cine clásico

  • "Lo que el viento se llevó" (Victor Fleming, 1939)
    Escrito por
    "Lo que el viento se llevó" (Victor Fleming, 1939) Apretadísimos corsés, enaguas de seda roja, sombrillas y sombreros, abrigos de terciopelo, vestidos blancos para coquetear, vestidos rojo sangre para la luna de miel, vestidos verdes para pedir dinero, vestidos negros para mover los pies…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

  • "Predators" (2010), de Nimrod Antal
    Escrito por
    "Predators" (2010), de Nimrod Antal En 2010, tras dos crossovers que es mejor no tener en cuenta ‒Alien contra Depredador y su secuela‒, al fin llegó a las pantallas la tercera entrega de la saga de los cazadores interplanetarios. Predators…

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Rossini y Verdi, años 70
    Escrito por
    Rossini y Verdi, años 70 Antes pertenecientes al sello Acanta, luego recicladas por Arts Archives, dos autorizadas versiones de L’italiana in Algeri e Il Trovatore volvieron a recuperar espacios actuales, tras años sumergidas en el olvido, fuera de la circulación…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia