Búsqueda azarosa

Búsqueda azarosa Imagen superior: Renaud Camus, "Le Jour ni l'Heure 6668 : autoportrait avec L'Aleph, Plieux, bibliothèque", CC

Me gusta mucho la búsqueda azarosa. Encontrar cosas no previstas. Ahora en la Biblioteca suelo buscar los libros con el ordenador y no consulto los ficheros manuales.

Cuando sólo había ficheros manuales, solía consultarlos de manera aleatoria. Me ponía al azar delante de uno de ellos, por ejemplo caminando a ciegas, lo abría sin mirar y metía mi mano entre las fichas. Entonces pedía los libros de las cinco primeras fichas. De este modo descubrí algunos libros y autores que no habría podido descubrir siguiendo un método ordenado.

Sucede que, querámoslo o no, nos movemos siempre dentro de círculos. Leemos a un autor que nos lleva a otro, o libros que nos recomiendan los amigos, pero al final leemos todos más o menos lo mismo. La manera de saltar del círculo y encontrar cosas nuevas es introducir el azar en la búsqueda.

También se puede hacer en el ordenador, por supuesto, y ya lo he hecho, poniendo una palabra cualquiera que veas por ahí en la búsqueda de título, por ejemplo, y pidiendo los libros que aparecen.

Me gustaría aplicar un método azaroso distinto, que explico en Pi y la biblioteca.

Patrick Janicek, CC

Pi y la Biblioteca

Al ver la signatura del libro de Luria Atención y memoria, me he acordado de una idea que tuve hace muchos años en la Biblioteca: pedir el libro cuya signatura fuera el número pi.

La del libro de Luria es 3-146075.

Sería estupendo buscar todos los libros con un número significativo: pi, e, mi fecha de nacimiento, el día de hoy (24 de diciembre de 2003), etcétera.

Se podrían producir así, tal vez, hermosas casualidades o felices descubrimientos. El problema es que creo que no se pueden buscar los libros por la signatura en la Biblioteca.

Nota en 2014: He consultado en el catálogo digital de la Biblioteca Nacional, con una aproximación a pi de10 números: 3,1415926535.

La primera búsqueda no ha dado ningún resultado, así que he tenido que ir quitando decimales, hasta quedarme con: 314159, que sí ha dado tres resultados. Son estos:

Aplicaciones del ordenador a la medida y análisis de resultados experimentales y de ensayos, Lecuona Neumann, Antonio, 1986. Signatura: DL- 314159

Nire gazte denpora. Etxebarria, Faustino, 1996. Signatura: AHM/314159

Pocahontas. Walt Disney Company, 2005. Signatura: 12/314159

La próxima vez que vaya a la Biblioteca, los pediré, aunque será difícil entender el de Faustino Etxebarria, que al parecer quiere decir “Mi joven tiempo” (tal vez, supongo, “Tiempo de juventud”).

Ya contaré el resultado…

Copyright © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la identidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015), El espectador es el protagonista (Alba, 2015) y El arte del engaño (Ariel, 2018).

Dentro del programa Madrid con los cincos sentidos (Radio M21), de José Luis Casado, se encarga del espacio Una cita con las musas.

Entrevista con Daniel Tubau.

logomamut

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

  • La muerte y el periodismo
    Escrito por
    La muerte y el periodismo El periodismo es un invento de la modernidad. Un invento que se alinea con otros productos de los Nuevos Tiempos, vinculados estrechamente a la importancia privilegiada del Tiempo en una visión de la vida humana…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Un regusto a decadencia
    Escrito por
    Un regusto a decadencia Así como hay géneros que tienen una características muy concretas, que definen a las obras que se encuadran de lleno dentro de los mismos (no hay más que pensar en la literatura de piratas, oeste…
  • "Shoe" (1977-2000), de Jeff MacNelly
    "Shoe" (1977-2000), de Jeff MacNelly Nacida del ingenio del caricaturista político Jeff MacNelly (1947-2000), Shoe fue una tira de humor inmensamente popular en Estados Unidos que comenzó a publicarse diariamente en los periódicos de ese país en septiembre de 1977.…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Explorando a Joseph Touchemoulin
    Escrito por
    Explorando a Joseph Touchemoulin Parece llegada la hora de redescubrir a Joseph Touchemoulin (1727-1801), un francés que hizo casi toda su carrera en tierras germánicas. Violinista eximio, formado nada menos que por Tartini en Padua, se desempeñó como maestro…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • ...Y los animales empezaron a bailar
    Escrito por
    ...Y los animales empezaron a bailar Comienza la temporada de festivales de verano y cientos de personas se moverán al ritmo de sus grupos favoritos. Pero no solo los humanos son capaces de danzar al compás de la música. Algunas aves,…