Hamlet, detective

Hamlet, detective Imagen superior: Benedict "Sherlock" Cumberbatch como Hamlet

En la presentación de No tan elemental: Cómo ser Sherlock Holmes junto a Carlos García Gual en la librería Rafael Alberti, uno de los asistentes nos hizo una pregunta muy interesante acerca de Hamlet como detective. Aquí se puede ver, junto con nuestra respuesta.

Transcripción del vídeo:

PREGUNTA: Quería preguntarles sobre esto que están diciendo… yo he estudiado filosofía también [un momento antes yo había dicho que estudié filosofía] ¿Y no creen que a la raíz de la fascinación que causa en el público en general la novela policíaca o las investigaciones del tipo Sherlock Holmes está en el fondo un descubrimiento del sentido último de la realidad...

CARLOS: Sí, yo no sé si…

DANIEL: …de que la realidad tiene sentido… de que hay un orden en lugar de un caos…

CARLOS: De que hay una coherencia, digamos, un crimen es un poco la rotura de la realidad y luego al final sabemos por qué.

DANIEL: …y nos puede tranquilizar el pensar que encontramos ahí esa solución…. que normalmente no la encontramos.

PREGUNTA: Por ejemplo, hay quienes retrotraen la figura del detective a Hamlet, por ejemplo, que encuentra que algo huele a podrido en Dinamarca, y en ese restablecer el orden, ¿no?, del rey impostor que está dominando el reino, hay un descubrimiento de lo que está pasando, ¿no?

DANIEL: No, Hamlet es interesante porque… yo ahora te diría, así improvisando, te diría que Hamlet se comporta como un verdadero científico porque el va más allá de lo que suele ir Sherlock Holmes, porque hace un experimento. Es decir, el encarga a los actores que representen una obra en la que un hombre mata al rey para ver si así el usurpador empieza a temblar en ese momento y a ponerse nervioso y entonces se revela su crimen… hace un experimento casi igual en un laboratorio, cuando pones esto y esto y esperas a ver qué pasa… lo que pasa con Claudio cuando vea la escena. Es muy curioso…

Aunque había pensado en Hamlet como detective, no había caído en la cuenta de este aspecto absolutamente experimental de Hamlet, cuando tiende la trampa al usurpador Claudio. Recordemos que se trata de una obra de teatro dentro del teatro, llamada “La ratonera”, porque es la trampa para una rata, para Claudio, el usurpador, para poner a prueba su reacción, como él mismo explica a Polonio:

HAMLET: Esta noche se presenta una obra delante del Rey. Una de sus escenas contiene circunstancias muy parecidas a las que te platiqué, respecto a la muerte de mi padre. Te encargo que cuando este acto se represente, observes a mi tío con la más viva atención. Si su oculta culpabilidad no se descubre por sí sola al ver uno de dichos lances, significa que es un espíritu infernal lo que vimos y que mi imaginación está tan ennegrecida como los yunques de Vulcano. Examínalo cuidadosamente. Yo también fijaré mi vista en su rostro y después uniremos nuestras observaciones para juzgar su comportamiento.

Cuando el propio usurpador Claudio pregunta a Hamlet por el título de la obra, el responde:

REY: ¿Cómo se llama la obra?

HAMLET: La ratonera. ¿Por qué? … Es un título metafórico. Esta obra trata de un asesinato cometido en Viena. El duque se llama Gonzago y su mujer Baptista. Ya lo verá. ¡Es un enredo maldito! Pero, ¿qué importa? A Su Majestad y a mí, que tenemos almas inocentes, no nos puede incomodar. Al potro que esté lleno de mataduras le dolerá; pero nosotros no tenemos desollado el lomo.

HamletClaudio

Claudio observado por Hamlet en el momento del asesinato ficticio

Y el experimento tiene éxito, pues la reacción de Claudio revela su manifiesta culpabilidad cuando ve lo que hace Luciano, su alter ego en la escena:

LUCIANO: Negros pensamientos, manos dispuestas, veneno preparado, tiempo y clima favorables; y nadie que observe. Tú, pócima fatal, extraída en el silencio de la profunda noche, compuesta de mortales hierbas; infectadas tres veces y otras tantas exprimidas después, sirve a mi intento; pues tu magia natural y terribles propiedades, a la saludable vida pone fin inmediatamente. (Vacía el veneno en el oído del que está durmiendo).

HAMLET: Lo envenena en el jardín para usurparle el cetro. Su nombre es Gonzago. La historia es cierta, y está escrita en muy buen italiano. Pronto verán cómo el asesino consigue el amor de la esposa de Gonzago.

POLONIO: Detengan la obra.

REY.- Traigan luces. ¡Vámonos de aquí!

OFELIA: ¡El Rey se levanta!

HAMLET: ¡Qué! ¿Se asusta con un falso fuego?

REINA: ¿Qué sucede, mi señor?

La última curiosidad es que La ratonera es el título de la obra escrita por una creadora de detectives tan importante como Agatha Christie. Esa obra, según tengo entendido es la que más años seguidos ha permanecido en cartel en Londres e incluso en la escena mundial. Christie puso ese título a la obra por sugerencia de su familiar Anthony Hicks, que recordó la respuesta de Hamlet a Claudio cuando le preguntó el título d ela obra (en realidad, la obra representada ante Claudio se llama El asesinato de Gonzago).

Hamletratonera

El tema de Hamlet como detective, como he podido comprobar en un rápido vistazo en internet, por lo que supongo que, tras leer alguno de esos estudios, me ocuparé de nuevo de este tema tan interesante, que, como es obvio, no afecta solo a Hamlet, sino a cualquier obra que contenga un misterio, como el Edipo rey de Sófocles. Pero a mí me interesa en particular el hecho de intentar resolver el misterio más que mediante una trampa (que es un efecto frecuente en cualquier novela policíaca) casi mediante un experimento.

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la indentidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015) y El espectador es el protagonista (Alba, 2015).

Dentro del programa Madrid con los cincos sentidos (Radio M21), de José Luis Casado, se encarga del espacio Una cita con las musas.

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

  • El vago estío
    Escrito por
    El vago estío Alguna vez mi colega Ortega y Gasset —escribía en su propio periódico unipersonal, El Espectador— calificó al estío de vago. Seguramente, por entonces la gente fina pasaba sus estíos. Hoy preferimos pasar los veranos. La…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Alan Turing: el genio y la leyenda
    Alan Turing: el genio y la leyenda Hasta hace poco, Alan Mathison Turing (1912-1954) era un personaje conocido sólo por el reducido grupo de los nerds aficionados a la computación, la inteligencia artificial, la criptografía y demás disciplinas arcanas. La vida de…
  • El pájaro Max y el caballo Leonora
    Escrito por
    El pájaro Max y el caballo Leonora Será en View, en el monográfico que esta revista dedicó a Max Ernst (marzo/abril de 1942) donde Leonora reúna, por última vez, la iconografía que ambos amantes habían tomado como suya propia. Ese lenguaje secreto…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos
    Escrito por
    Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos Los tentáculos nos siguen fascinando. ¿Por qué? Depende la persona a la que se pregunte, eso es parte de su encanto. Para algunos, simplemente son cosas repulsivas, para otros un manjar delicioso. Enigmáticos, feos, bonitos,…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Curiosidades de la taxonomía
    Escrito por
    Curiosidades de la taxonomía Desde que tenía doce años, el aracnólogo alemán Peter Jäger es fan del recientemente fallecido David Bowie: “Era mucho más que un gran cantante”, confiesa el científico, entristecido por no haberle podido conocer en persona. Sin embargo,…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC