"El diario de la princesa", de Carrie Fisher

Escritura y memoria. Lo que algunos autores logran alrededor de estos dos términos puede ser genial, pero no siempre resulta sincero. Carrie Fisher logra en estas páginas precisamente eso: convencernos de que hay una verdad que va asentándose a lo largo del relato, convertido hoy, tras la inesperada muerte de la actriz, en una suerte de autobiografía póstuma.

Pese a su impulsividad y a sus dolencias mentales, Fisher se enfrenta al tópico de la decadencia, y en este caso, derrocha encanto y pone en funcionamiento una inteligencia afinadísima. En este sentido, una de las sorpresas de estos diarios es que la autora, sin escudarse ni siquiera en la ironía, muestra su lado más frágil. De hecho, resulta conmovedora su confesión más llamativa: ese amor primerizo ‒ella tenía diecinueve años‒ que sintió por Harrison Ford cuando rodaban La Guerra de las Galaxias en los estudios Elstree, cerca de Londres, en Borehamwood.

Traigo esto a cuenta porque el libro incluye más revelaciones y anécdotas, pero sin duda, la más interesante e íntima es la que incluye ese romance, que comienza en una fiesta bastante insana, en la que ella es acosada por el equipo inglés. Ford la libera del previsible abuso, y surge entonces una relación secreta entre él, un tipo casado, lejos e su familia, y ella, una aspirante a actriz deslumbrada por su compañero de reparto.

Nos hallamos ante un libro fascinante para cualquier amante del cine. Fisher habla de sus comienzos en Hollywood, de sus relaciones con su madre, Debbie Reynolds, y con ese padre que las abandonó, el crooner Eddie Fisher, seducido por Elizabeth Taylor.

Fisher reflexiona con lucidez y con cierto distanciamiento sobre la celebridad: ese veneno que heredó por vía materna y que la acompaño desde que era una adolescente. Al fin y al cambo, ella también formaba parte de la aristocracia hollywoodense, un linaje antiguo pero no siempre feliz.

En su anterior libro de memorias, Wishful Drinking (2008), Carrie Fisher ya escribió sobre su trastorno bipolar y sobre ciertas adicciones. Aunque en esta nueva obra conserva el mismo sentido del humor y no teme ponerse en ridículo, el tono es más sentimental. Es cierto que detalla con mucha gracia el delirante entorno en el que se rodó Star Wars, pero la clave de su escritura es un ajuste de cuentas con ese pasado ‒tierno, doloroso, frustrante‒ que comparte con Ford.

Hay otra clave de lectura sumamente interesante, y es que, entre líneas, la autora parece preguntarse qué diablos pinta ella en esas convenciones de fans, rodeada de bulliciosos cosplayers y cazadores de autógrafos. Supongo ‒y esto ya es una especulación mía‒ que esa amargura tiene que ver con la diferencia de oportunidades que la separó de su madre. Condenada a ser Leia hasta la muerte, Carrie Fisher no tuvo la ocasión de distanciarse de su personaje y demostrar que su talento iba mucho más allá de la space opera y de los bikinis metálicos.

Sinopsis

Cuando Carrie Fisher descubrió los diarios que había escrito durante el rodaje de La guerra de las galaxias, la primera película de la trilogía Star Wars, le asombró descubrir unos ingenuos poemas de amor y unas cándidas reflexiones que apenas reconocía. Hoy Carrie Fisher ha pasado a la historia como actriz e icono pop, pero en 1976 solo era una chica de diecinueve años perdidamente enamorada de su compañero en la pantalla, Harrison Ford.

Con extractos de sus cuadernos manuscritos, El diario de la princesa es el recuerdo íntimo y revelador de lo que sucedió dentro y fuera de uno de los sets de rodaje más famosos de todos los tiempos. Pero Fisher también reflexiona sobre la fama y el absurdo de una vida inventada por la realeza de Hollywood. La sinceridad de sus palabras convierte este libro en las conmovedoras memorias de la inolvidable princesa Leia Organa.

Carrie Fisher (1956-2016) fue una actriz mítica por su papel como princesa Leia Organa en la primera trilogía de Star Wars. Pero su brillante carrera incluyó muchas otras películas, entre ellas Shampoo, The Blues Brothers y Cuando Harry encontró a Sally. Como autora, escribió cinco novelas (una de ellas adaptada al cine con Shirley MacLaine y Meryl Streep como protagonistas) y dos libros de memorias. La experiencia de Fisher con las adicciones y las enfermedades mentales, y su disposición a hablar de ello, la convirtió en una solicitada conferenciante. El diario de la princesa es su último libro publicado.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Nova, Ediciones B. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • ¿Somos cebras o termostatos?
    Escrito por
    ¿Somos cebras o termostatos? Existen situaciones en las que estamos obligados a ofrecer una respuesta rápida, momentos en los que no tenemos tiempo para reflexionar y debemos manifestar nuestra opinión de manera inmediata, pero la verdad es que podemos…
  • Los recuerdos de Chesterton
    Escrito por
    Los recuerdos de Chesterton Pocos hombres son capaces, como Chesterton, de ensalzar la infancia como la única época verdaderamente verdadera y felizmente feliz de su vida, hasta el punto de ponerla como ejemplo de la conducta humana. Lo hace…
  • ¿Democratización?
    ¿Democratización? Imagen superior: Alexander Calder junto al BMW 3.0 CSL que convirtió en obra de arte en 1975. Hay que democratizar la cultura. Hay que democratizar la tecnología. Hay que democratizar la ciencia... ¿Por…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Cómo alcanzar nuestros propósitos
    Escrito por
    Cómo alcanzar nuestros propósitos Muchos de nosotros iniciamos el año con determinados proyectos ‒ponernos en forma, aprender una nueva habilidad, cambiar de hábitos a la hora de comer‒ . Pero si realmente deseamos hacer estas cosas, ¿por qué esperamos…

Cartelera

Cine clásico

  • La última sesión
    Escrito por
    La última sesión "Necesitarás un barco más grande..." (Peter Benchley y Carl Gottlieb en Tiburón, 1975) Eran las doce de la noche. Sentado en un banco, observé cómo la gente salía de un cine. Es una sensación especial…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • H. G. Wells: Cuentos (1894-1921)
    H. G. Wells: Cuentos (1894-1921) La figura de H.G. Wells como padre fundador de la ciencia-ficción moderna es compleja y llena de matices. Introdujo en el romance científico una imaginación retorcida, gótica, inspirada en Mary Shelley o Edgar Allan Poe,…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Entre divas y divos
    Escrito por
    Entre divas y divos En 1944, en el filme de Leo McCarey Siguiendo mi camino, Bing Crosby, en su papel de simpático (!) cura, acudía a una vieja amiga, estrella del Metropolitan Opera House, para pedirle ayuda para su…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC