A soplar se ha dicho

Antonio Rosetti se llamaba, en verdad, Anton Rössler. No sabemos bien cuándo nació en Bohemia, aunque se supone que fue por 1750. Tampoco, por qué se hacía pasar por italiano. Le tocó morir en 1792.

Fue maestro de capilla en ciertas cortes germánicas y compuso un variado catálogo donde caben todos los géneros. CPO se ha ocupado de él por los mismos y buenos oficios de Consortium Classicum. Así podemos abordar sus Conciertos para clarinete y para dos cornos (CPO 999621-2).

Con estas Partitas entramos en un espacio muy típico de cierta música dieciochesca. La estructura, como su nombre indica, remite a la suite de danzas, con obertura y aria en sus lugares, y minués y rondós para mediar y rematar. La sonoridad de la «columna armónica» (orquesta de cámara compuesta por vientos) evoca tanto a los serenateros de la buena sociedad como a los conciertos de las logias masónicas.

Rosetti tiene un humor jocundo, al uso en el mundo optimista de la Ilustración. Sus armonías son diáfanas, su sonoridad es rotunda, sus ritmos nos llevan tanto al salón como a la calle hasta hacernos imaginar cómo se zarandearon los cuerpos de nuestros antepasados. La escritura revela un seguro dominio de las exigencias que cada aerófono propone. La vena melódica es de buena ley. Mozart se está yendo mientras Rossini está viniendo. Rosetti hace que se encuentren, idealmente, como nosotros con los bellos fantasmas ancestrales, que siguen bailando como si tal cosa.

Disco recomendado: ANTONIO ROSETTI: Cinco Partitas para instrumentos de viento / Consortium Classicum / CPO / Ref.: 999961-2 (1 CD) D5

Copyright © Blas Matamoro. Imágenes y notas informativas extraídas de diverdi.com. Este artículo se publica en The Cult por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

logonegrolibros

  • Todo comienza en el medio (in media res)
    Escrito por
    Todo comienza en el medio (in media res) En la enumeración de las paradojas que ofrezco al final de Las paradojas del guionista, incluyo una que dice: "Antes del principio siempre hay algo" (paradoja nº13), y otra que dice: "Después del final siempre hay…
  • James Bond
    Escrito por
    James Bond A mediados de los sesenta del siglo pasado, cuando también mediábamos la veintena, se nos apareció James Bond. Rompía algunas tradiciones detectivescas. No era un investigador medio sumergido en la mala vida, como los que…
  • La charca del diablo
    Escrito por
    La charca del diablo Viví intrigada durante muchos años por una predilección que no comprendía: la de mi madre por La charca del diablo, novela breve de George Sand. La incomprensión se debía a varios factores, no…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Cómo buscar extraterrestres
    Cómo buscar extraterrestres Una de las desventajas de la ciencia es que, en muchas ocasiones, no puede asegurar nada con un cien por ciento de certeza. Tomemos, por ejemplo, esos frecuentes debates televisivos en los que algún locutor…
  • El espectáculo de la violencia
    Escrito por
    El espectáculo de la violencia La guerra, las revoluciones y sus protagonistas ocupan un destacado papel en los espectáculos ópticos, los gabinetes de figuras de cera y las tablas teatrales. En el primer aspecto, como indica Silvia Bordini, panoramas, neoramas,…

Cartelera

Cine clásico

  • Ingrid Bergman: Volcánico iceberg
    Escrito por
    Ingrid Bergman: Volcánico iceberg Ingrid Bergman (1915-1982), como otras tantas actrices, no es solamente un rostro en la pantalla, sino una parte de mi vida y de la vida de mis padres y de mis abuelos. Es parte de…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Paganini y sus cuerdas
    Escrito por
    Paganini y sus cuerdas Paganini fue un músico de cuerdas. Frotadas, punteadas, pellizcadas, pulsadas, pero siempre tensas y vibrantes. No es casual que haya reunido, en numerosas ocasiones, al violín con la guitarra. En el compacto que motiva estas…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC