Reinecke, la serenidad

Un par de augurios recibió en su juventud Carl Reinecke que, podemos imaginarlo, apuntalaron su biografía de compositor. Uno fue Mendelssohn, quien revisó, benevolente, sus pinitos para piano de adolescencia. Otro fue Schumann, encantado con las transcripciones de Lieder suyos para el teclado. O sea: la elegante severidad de una mentalidad clásica y el loco entusiasmo de un romántico ejemplar.

En efecto, la estética de Reinecke debe su vocabulario al romanticismo germánico pero su temperamento es de una contención neoclásica. Dicho con la mejor intención: académica, si por academia entendemos el tesoro magistral del pasado. La cercanía de Brahms, seguramente, con su ascendencia schumanniana y su amor a los perfiles formales nítidos, le sirvió de ayuda. Además, su propia serenidad personal, tan necesaria para un tradicionalista en tiempos de revoluciones estéticas como el Wagnerismo, el impresionismo y los torbellinos nacionalistas.

Las dos obras aquí incluidas son trabajos de madurez y sirven como fácil compendio de su labor.

Los géneros elegidos tienen perfecta definición.

También, buenas memorias a las que acudir. Por ejemplo, el Concierto para arpa y orquesta nos lleva a comparables partituras como las de Mozart y Boieldieu. El arpa está tratada con mimo que raya en una elegante brillantez virtuosística. Reinecke conoce sus timbres y escribe su parte de modo que no acabe el solista engullido por la orquesta, para lo cual elabora los colores de la masa con la debida inteligencia.

Melodías y variantes y momentos de cadencias condignamente lucidas, hacen el resto.

En cuanto a la Sinfonía, un dispositivo de Reinecke escasamente conocido en nuestro tiempo, la sonoridad Mendelssohn-Schumann le deja su presencia, a medias propiamente sinfónica y a medias camerata del siglo XVIII. Ambas vertientes hacen del pasado algo vivo y renovado. Cuando el caballo de la historia se encabrita, no conviene perder los estribos.

CARL REINECKE (1824-1910): Concierto para arpa; Sinfonía nº 3 Elsie Bedleem, arpa. Brandenburgisches Staatsorchester Frankfurt. Heribert Beissel, director / CHRISTOPHORUS / Ref.: CHE 0162-2 (1 CD) D13

Copyright © Blas Matamoro. Imágenes y notas informativas extraídas de diverdi.com. Este artículo se publica en The Cult por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

logonegrolibros

  • Ukiyo-e, imágenes del mundo flotante
    Escrito por
    Ukiyo-e, imágenes del mundo flotante El mundo flotante o “mundo que fluye” japonés es célebre sobre todo porque es el origen del ukiyo-e, las pinturas o imágenes del mundo flotante. Es decir pinturas que retratan ese mundo de los placeres,…
  • Goethe en su crepúsculo
    Escrito por
    Goethe en su crepúsculo Es sabido que Goethe, poco antes de morir, mandó correr las cortinas para que entrara la luz. Quizá clamaba por las queridas luces del siglo XVIII, su siglo: moría en una Europa oscurecida por la restauración, en…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Salem 1692
    Escrito por
    Salem 1692 Verano de 2000. Tres amigas recorren la costa este de los Estados Unidos. Se conocen desde que tenían cuatro años. Llevan décadas compartiendo la vida. No lo saben pero ése va a ser su último…

Cartelera

Cine clásico

  • Kim Novak, la venus rubia
    Escrito por
    Kim Novak, la venus rubia «Hitchcock era dictatorial, pero en el fondo era un hombre dulce y encantador. Simplemente no sabía cómo relacionarse con los actores como personas. Te ponía en sus tramas, pero todo era como un juego de…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Lavandera estrena a Chopin
    Escrito por
    Lavandera estrena a Chopin Unos cuantos millones de seres humanos deben (debemos) a Chopin el haber descubierto la música. A veces, ciertamente, en malas compañías: películas cursis, radionovelas y, en último lugar, malos pianistas. Son los que, no contentos…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • ¿99% chimpancé y 50% banano?
    Escrito por
    ¿99% chimpancé y 50% banano? Parte 1 Sabemos que nuestros parientes más cercanos son los dos tipos de chimpancé (el común y el bonobo), que comparten con el ser humano un ancestro común que vivió hace seis millones de años.…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC