logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

Una regla no escrita cuando se enciende el proyector es que, si la película cumple cierto número de requisitos (sobre todo, entretenimiento y afinidad emocional), uno saldrá feliz de la sala. Guardianes de la galaxia Vol. 2 nos deja en esa parcela de satisfacción, pese a algún que otro inconveniente que luego comentaré.

Hay tres tipos de seres: ovejas, lobos y perros pastores. Y cada uno puede elegir lo que quiere ser. Las ovejas piensan que todo el mundo es bueno y que nadie va a atentar contra ellas, y se acaban convirtiéndose en las víctimas de los lobos, que atacan siempre que pueden amparándose en la debilidad de las ovejas. Si decides ser un perro pastor, dedicarás tu vida a salvar a las ovejas de los lobos y a proteger al mundo del Mal.

Es fácil imaginar la sonrisa burlona de Clint Eastwood ante las apasionadas (y despistadas) reacciones en contra y a favor de esta película por parte de exaltados y demagogos del calibre de Michael Moore o Sarah Palin.

El caso de James Gunn podría considerarse una anomalía en el cine de nuestro tiempo. No sólo ha demostrado lo que parecía indemostrable en el campo del terror y la serie B. También ha logrado sorprendernos con un blockbuster que ya es un clásico de culto al día siguiente de su estreno. Y es que Guardianes de la Galaxia es una de las producciones más divertidas que uno ha visto en los últimos años.

Divertida, descarada, y sobre todo, inteligente. Estas son, en mi opinión, las tres cualidades que definen esta película, una comedia de cuya proyección se sale con una ligereza de ánimo que no es frecuente en el cine actual.

The Place Beyond the Pines (Cruce de caminos) es la más reciente película de Derek Cianfrance, a quien recordaremos, en toda probabilidad, por Blue Valentine; aquel intenso retablo sobre el trágico desamor de una pareja, cuyas mitades fueron hábilmente interpretada por Ryan Gosling y Michelle Williams.

La capacidad de disfrute de una película es inversamente proporcional a la cantidad de información sobre la misma que el espectador posea. Este axioma lo interiorizamos tras una serie de interesantes conversaciones con el donostiarra, compañero de estudios por aquel entonces y ahora prestigioso guionista y director, Luiso Berdejo. Su teoría sobre el disfrute del cine era esta: cuanto menos sepas, mejor.



Dicen que cuando el realizador Todd Phillips le envió a Lindsay Lohan el guión de Resacón en Las Vegas (The Hangover, 2009), ésta dijo que la película "no tenía potencial", y se excusó por no participar en un proyecto que la buena de Lindsay consideraba destinado al fracaso.

"Sin límites" ("Limitless", 2011)



Dirigida por Neil Burger a partir de un ingenioso guión de Leslie Dixon, Sin límites se inspira en el technothriller The Dark Fields (2003), de Alan Glynn, una actualización del mito de Ícaro con drogas neuroestimulantes tomando el lugar de las famosas alas.

Con la notoria ausencia del gran Liam Neeson, los restantes componentes de El Equipo A cinematográfico –Quinton Rampage Jackson, Sharlto Copley y Bradley Cooper– han visitado nuestro país acompañados por el director Joe Carnahan y por la impresionante Jessica Biel.