Trestesauros500

Mamá es Selma Blair, que ya tiene edad para tener hijos adolescentes (¡Pero si ayer era ella la que interpretaba a jovencitas! ¿Qué nos ha pasado?) y Papá es Nicolas Cage, ese actor que es un género en sí mismo, y que eleva el arte del histrionismo a un nuevo nivel. Hay quien lo llama mega-actuación.

Nicolas Cage vuelve como Ghost Rider en una nueva y valiente visión del clásico personaje de Marvel Comics en Ghost Rider: Espíritu de venganza. La película está dirigida por los directores Neveldine y Taylor (Mark Neveldine y Brian Taylor) quienes se han labrado un lugar especial entre el público de culto con cintas como Crank: Veneno en la sangre y Gamer.