Cuando uno lee American Noir, siente que acaban de presentarse los testigos de un crimen, y que un nervioso taquígrafo transcribe sus declaraciones al pie de la letra. En esta antología hallará el aficionado todo aquello que hace grande al género negro. Para empezar, literatura destilada bajo presión y retratos sociológicos dignos de un periodista de sucesos.

Ben Affleck, tal vez lo sepan ya, es un formidable guionista y realizador. El núcleo de sus películas encierra siempre una verdad emocional y, cuando el argumento lo permite, una disección del alma irlandesa de Boston, su ciudad de origen.

"Mystic River" (Clint Eastwood, 2003)



Nada más leer Mystic River, la novela de Dennis Lehane, Clint Eastwood tuvo el deseo de llevarla a la pantalla. “Leí el libro y me decidí inmediatamente”, dice. “Es un relato fascinante con enormes posibilidades para su adaptación al cine. Sus personajes son complejos e interesantes y están muy bien definidos”.

Shutter Island, de Dennis Lehane, mezcla elementos de misterio gótico, novela de detectives, conspiraciones, vueltas de tuerca y un terror al estilo de Edgar Allan Poe para crear un inquietante efecto que sorprende y fascina al lector.

Shutter Island, de Martin Scorsese

Tras su premiere mundial en la sección oficial de la 60º edición del Festival Internacional de Cine de Berlín, esa extraordinaria y poderosa cinta que es Shutter Island, dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Leonardo DiCaprio, Mark Ruffalo y Ben Kingsley, no ha dejado de recibir merecidos elogios.