graciasportadadefesq

Estamos en una época de exageraciones y frases hiperbólicas. ¿La razón? Bueno, principalmente la intención de llamar la atención en un mar infinito de titulares, opiniones y productos, pero también la poca experiencia, memoria o bagaje cultural de quienes suelen decir que cada película que se estrena es la peor o la mejor de la Historia del Cine (que para ellos suele comenzar alrededor del año 2008).

Robert Towne, guionista de películas como Chinatown, Bonnie and Clyde, Yakuza y El último deber, se pasa de nuevo al campo de la dirección con ese thriller inclasificable que es Conexión Tequila.

En 1985 Christopher Hampton, dramaturgo y guionista inglés de reconocido prestigio, decide llevar a la escena una adaptación de la novela escrita en 1782 por el francés Choderlos de Laclos, "Las amistades peligrosas".

Aunque su banda sonora aún es motivo de controversia, Lady Halcón es una de esas producciones que reflejan el excelente nivel del cine de fantasía que se rodó en los ochenta.

A partir de un inteligente libreto de Ron Koslow, John Landis convirtió Cuando llega la noche en una comedia de acción interesante, dinámica y repleta de giros.

"En cierta manera fue, además de duro y difícil, una locura trabajar en esta película". Esta declaración de Michelle Pfeiffer resume lo que fue la experiencia de filmar Scarface a las órdenes de Brian De Palma.

En 1981 Michelle Pfeiffer es aceptada para incorporar a uno de los personajes secundarios de la película Charlie Chan and the Curse of the Dragon Queen (La maldición de la Reina Dragón). No imagina que poco después tendrá que enfundarse una cazadora de cuero negro.

Tras un proyecto tan personal e indefinible como Eduardo Manostijeras, el joven Tim Burton aceptó realizar una secuela de las aventuras del justiciero nocturno.

En 1988, Steve Kloves es un guionista que sólo ha visto uno de sus trabajos llevados al celuloide: Adiós a la inocencia, con dirección de Richard Benjamin.

Chéri: Diálogo con Stephen Frears

Michelle Pfeiffer y Stephen Frears vuelven a unir sus talentos veinte años después de Las Amistades Peligrosas en un drama de época inspirado en las páginas de la obra de Colette. Cine impecable, pasado de moda y, por ello, transgresor.