graciasportadadefesq

Modigliani y Salomé

Salomé apasionó a los decadentes del XIX, y volvió en ese otro fin de siglo, el que va del XX al XXI, mucho menos provisto de decadencia que el otro. La decadencia es una manera de conocimiento, también, acaso vinculada con lo siniestro: decaer es ir a la profundidad, bucear en el abismo.

Salomé

Muchas son las lecturas que provoca Salomé. No casualmente, han imaginado a la princesa de Judea pintores como Gustave Moreau, Tiziano, Henri Regnault, Federico Beltrán-Masses y Georges Rochegrosse.

En 1893 se publicó la primera edición de Salomé, en francés, lengua en la que la había escrito Wilde, y un año después la edición inglesa, traducida por Lord Alfred Douglas, con las magníficas ilustraciones de Aubrey Beardsley.

Erotismo en el arte

La íntima relación entre pulsión sexual e instinto de muerte, Eros y Thanatos, en las artes visuales es el tema de esta exposición, Las lágrimas de Eros, que toma prestado el título de un libro de Georges Bataille: Les larmes d'Éros.

Lágrimas de Eros en el Thyssen

El Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid presenta Lágrimas de Eros, una gran exposición dedicada a los tormentos de la pasión: el lado oscuro del deseo sexual. La muestra permanecerá abierta entre el 20 de octubre de 2009 y el 31 de enero de 2010.