Trestesauros500

La saga Depredador (o Predator, como la llamamos ahora que somos más internacionales) siempre se ha beneficiado de la falta de expectativas artísticas, algo que ha presionado a otras franquicias como su serie casi hermana Alien.

Podría fácilmente pensarse que Depredador fue un hijo bastardo del éxito arrollador de dos películas anteriores y muy recientes, Aliens (1986) y Rambo (1985), y en la que se intentaba combinar el tópico de curtidos comandos en misión suicida con el subgénero de monstruo alienígena. Si echamos un vistazo al resumen del argumento, entenderemos por qué.

"El último boy scout" (1991)

“… Y si me tocas, te mato”. ¿Quién no recuerda esta mítica frase de Bruce Willis en El último boy scout (The Last Boy Scout, 1991), pronunciada segundos antes de matar a un sicario hundiéndole el tabique nasal en el cerebro de un solo puñetazo?

Crítica de "Iron Man 3" (2013)

Además de por lo vigoroso y ameno de su estilo, lo cual basta para implicarnos en la aventura de forma inapelable, Iron Man 3 destaca por dibujar a sus personajes con una coherencia infrecuente en el cine de superhéroes. Robert Downey Jr. no es el típico intérprete que se conforma con tener una estrella en el Hollywood Boulevard. De ahí que, cuando se quita el uniforme de metal, se deje la piel para que el espectador se acuerde de aquellos viejos y dorados tiempos en los que un solo actor ya justificaba el precio de la entrada.