graciasportadadefesq

Parece el comienzo de un chiste, ¿verdad? Pero no lo es. Se trata de una pregunta que se han hecho científicos genetistas de la Universidad de Nueva York. ¿En qué se parecen un ratón y un tipo de raya conocida como Leucoraja erinacea?

En marzo de 2018 murió Sudán, el último rinoceronte blanco del norte macho. Es una de las cinco especies de rinocerontes que hay en el mundo, y con la muerte del último macho, podemos darla oficialmente por extinta. Quedan con vida aun dos hembras, una hija y una nieta de Sudán, y se espera que utilizando técnicas de fecundación in vitro haya una posibilidad, aunque sea pequeña, de recuperar algún día la especie.

Arqueólogos y antropólogos no tienen muy claro en qué momento el ser humano desarrolló la tecnología necesaria para cazar ballenas, pero en general está aceptado que en el Ártico esta actividad comenzó en las costas de Canadá entre el año 600 y el 800. Durante miles de años antes los pobladores del Ártico sobrevivieron cazando focas, caribús y morsas en las orillas del mar helado.

Casi uno de cada tres elefantes asiáticos vive en cautiverio: unos 15.000 en total. La existencia de una población cautiva tan grande de este animal ‒en peligro de extinción, inteligente y longevo‒ suscita una serie de desafíos éticos y prácticos, pero también plantea algunas oportunidades.

En 1450, Francisco Vázquez de Coronado lideró una gran expedición de más de 2000 personas, entre españoles y mexicanos, que partió rumbo al norte de México y al actual Suroeste de los Estados Unidos en busca del mítico reino llamado Cíbola, que escondía siete maravillosas ciudades de oro.

El diablo espinoso es un lagarto fascinante que vive en los desiertos y zonas más áridas de Australia. Se alimenta casi exclusivamente de hormigas. Es capaz de recoger la humedad ambiental utilizando su superficie corporal como receptáculo y hacer llegar las gotas del rocío o de la lluvia hasta la boca por capilaridad. Su nombre científico está inspirado en un poema de John Milton. El Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) exhibe un ejemplar histórico.

El público ya está presente horas antes del acto. Colocados de forma ordenada, se muestran ansiosos porque la estrella del evento está a punto de llegar. Quieren aparecer en el photocall, compartir con ella el momento. Libros en mano preparados para firmar. Estar allí es un privilegio.

Desde las alturas, el verdor se extiende hasta donde alcanza la vista, todo es bosque húmedo. Al comienzo del día, cuando la niebla empieza a disiparse y la luz se abre paso, denotan su presencia, con contrastados colores, una pareja de guacamayos escarlata que sobrevuelan el dosel del bosque.

A principios de los años 40 del siglo pasado, Ramón Margalef empezó a recorrer en autobús y ‘a pata’, como él mismo indica en una nota muy representativa de su trayectoria profesional y sentido del humor, distintas zonas de la Península Ibérica, recogiendo muestras de arroyos, lagunas temporales y permanentes y otros medios acuáticos.

La colección de Ictiología del Museo Nacional de Ciencias Naturales alberga más de 360.000 ejemplares de 2.350 especies diferentes. Es la colección de vertebrados más grande del MNCN y no para de crecer. Su origen se encuentra en la fundación del museo en el último tercio del siglo XVIII, por lo que custodia ejemplares históricos muy valiosos. Puede considerarse la mejor colección del mundo de peces de agua dulce de los países del Mediterráneo. Gema Solís Fraile es su conservadora y en esta entrevista nos desvelará qué hay en la trastienda de esta colección y su importancia científica.