graciasportadadefesq

El oro y el dorado en el arte medieval

Las cualidades del oro, el color amarillo luminoso, la ductilidad y el hecho de ser inalterable, han sido idóneas, no solo para acuñar monedas, sino también para su utilización en el mundo de las artes de todas las civilizaciones. Ha sido siempre un material raro, precioso, reservado al culto, asociado a la eternidad y al poder divino, pero también a la ostentación y la riqueza.

Esa gente extraña

Los bestiarios medievales nos proporcionan grandes alegrías. ¡Son tan bellas e imaginativas las criaturas que los habitan! Animales, en muchos casos, pero también seres híbridos en los que se entrevera lo humano y lo animal.

Quizá mucho de lo que investigó Georges Duby (1919 –1996) a lo largo de su trayectoria se resuma en esta obra clásica, un título imprescindible para todos aquellos que deseen comprender las claves del Occidente medieval a través de su arte y su urbanismo.

Son legión los lectores interesados por la Edad Media. En este dato incluyo tanto a aquellos que la estudian académicamente como a quienes, por puro romanticismo o sugestionados por el cine o la literatura, desearían ser huéspedes de un monasterio románico o de un castillo roquero.

"Corazón oscuro", de León Arsenal

"¿Estás dispuesto a jurar que el duque no murió porque nosotros descuidásemos el avisarle de las argucias del enemigo?". Quien hace la pregunta es Alfonso XI de Castilla. El monarca repasa con su maestro de ingenios, Gamboa el Viejo, los acontecimientos finales del asedio a la fortaleza de Teba, durante el cual han muerto el noble escocés Sir James Douglas y los caballeros bajo su mando.

"La Hermandad" de Henry Rider Haggard

A causa de su portada y de su título, al visitante habitual de librerías se le puede escapar esta deliciosa novela entre la infinita colección de thrillers medievales, templarios y demás morralla sobre sociedades secretas surgida a raíz del éxito de Los pilares de la tierra y El código Da Vinci.

"La Caída de Arturo", de J.R.R. Tolkien

Escrito en verso aliterado durante la primera mitad de la década de los treinta, el largo poema La Caída de Arturo fue otra de las obras que Tolkien dejó inacabadas. En este sentido, podemos catalogar la pieza en el mismo archivo que La balada de los hijos de Húrin, La leyenda de Sigurd y Grudrún y Las Baladas de Beleriand.

Desde su origen a mediados del siglo XII, las catedrales góticas han ejercido una fascinación extraordinaria en cuantos las han contemplado; asentando, además, la impronta de una fabulosa y legendaria Edad Media en el imaginario colectivo.

Un mundo sin fin (World Without End), dirigida por Michael Caton-Jones, está basada en la segunda parte del conocido best-seller de Ken Follett Los pilares de la tierra.  La miniserie se compone de ocho episodios, y su guión difiere del argumento de la novela original en bastantes puntos.

 
Por su sobriedad narrativa, su verismo y su brío poético, War Lord (El señor de la guerra) figura entre las mejores películas de Franklin J. Schaffner.