logo200pxtesauro
Tercera época - Nº 327. ISSN: 2530-7169. Lugar de edición: España. Entidad responsable. conCiencia Cultural

La seda por el humo

¿Qué os parece si empezamos el año con un efecto realmente original? Podemos traducirlo literalmente por Pulgar de fumadores. O, más libremente, El pulgar fumador o Fumando por el pulgar o El pulgar que fuma.

Mientras escribía El Mago Manco (FronteraD, 2015) un equipo de cirujanos y neurólogos implantaron unos electrodos en los nervios mediano y ulnar o cubital del brazo izquierdo del danés Dennis Sorensen.

Karrell Fox hacía un número cómico de Mago Manco. Cuando era niño, su padre tenía un hotel de medio pelo. Un mago se alojó dos o tres semanas en la habitación número 12.

Joseph P. Freud había nacido en Viena en 1913 y era pariente de Sigmund Freud. A los 19 años recaló en Estados Unidos y se dedicó a construir ilusiones.

El caso de la Mano Cortada

Durante el registro, la policía encontró, al abrir un armario, una lechera de plástico que contenía una mano cortada por la muñeca, flotando en alcohol con los dedos hacia arriba.

A mediados del siglo XVIII, se animan las imágenes de la linterna mágica mediante placas compuestas de una parte fija y otra móvil. Una vuelta de manivela y, al intercalar una imagen sobre otra, se crea una rudimentaria ilusión de movimiento, muy próxima a lo que hoy conocemos como dibujo animado.

Edmé-Gilles Guyot (1706-1786) es el primero en publicar el procedimiento de la linterna nebulosa. Adquirió gran prestigio como médico al describir la trompa de Eustaquio, el conducto cuya misión es amortiguar las presiones en el oído medio.

El secreto del mago

Paulatinamente, desde el Renacimiento, los magos se han ido desprendiendo del hermetismo para cautivar a públicos cada vez más amplios. Pero no han renunciado al secreto. Aunque en este caso el secreto tiene un carácter profesional.

Ciencia e ilusionismo

Se trataba de un inquietante espectáculo, de una poderosa ilusión óptica que visualizaba lo invisible y le otorgaba viveza y movimiento. ¿Dónde y a quién se lo vio hacer? Porque la casi totalidad de las recreaciones científicas, de los juegos de magia que describe Guyot en su libro o estaban tomados del libro anterior de Ozanam o formaban parte del repertorio de los ilusionistas de la época. Y especialmente del más popular de los magos de la época: Nicolas-Philippe Ledru, que había adoptado como nombre artístico el de una divinidad del Olimpo, Comus, un dios festivo e ingenioso aceptado por los dioses para divertirles.

Arbaf

El cartel está impreso en España. The Advertising Archives lo fecha en los años 20. Creo que es de la última década del XIX, época en la que actuaba por aquí. Además, el repertorio lo confirma.