graciasportadadefesq

"Vampiros", de Alexéi K. Tolstói

Leí por vez primera a Alexéi Konstantinovich Tolstói (1817-1875) por casualidad, que es la manera en que uno acaba descubriendo siempre a los escritores de culto. Se lo debo a aquella magnífica antología en dos volúmenes que J.A. Molina Foix reunió bajo el título de Horrorscope: mitos básicos del cine de terror (Madrid, Nostromo, 1974).

Los más veteranos saben que cuando uno habla de vampiros, lo más importante es contar con un experto que sepa cómo detenerlos. Y esto, créanme, ocurre tanto en la ficción como en ese tipo de pesadillas que contaminan nuestra vigilia. A falta de un Van Helsing dispuesto a afilar su estaca, no se me ocurre mejor compañía, a la hora de entender el vampirismo, que el erudito Augustin Calmet (1672-1757).

Marvel Limited Edition: Vampire Tales

Antes de atender al presente, muchos aficionados volvemos a lanzar una mirada ‒otra más‒ sobre ese pasado en el que los cómics nos dieron felicidad, recuerdos compartidos y momentos impagables.

El cine fantástico está hecho de grandes saltos, de movimientos novedosos y también de fórmulas y secuelas. En realidad, la reiteración de un modelo forma parte esencial de eso que llamamos género, y que en realidad, no es otra cosa que volver a contar una historia que merece ser repetida.

Cuando Christopher Lee fue nombrado Comandante del Imperio Británico (CBE) en 2009, título que otorga el derecho de anteponer la fórmula Sir al nombre, no le concedí importancia alguna. Yo me dirigía a él por el título nobiliario que se había ganado a pulso en 1958, más de cincuenta años atrás: conde, conde Drácula, por supuesto.

El domingo 24 de agosto se emitió en Estados Unidos el último episodio de una de las series más populares de HBO, True Blood. La historia de esta serie de Alan Ball, basada en los libros de Charlaine Harris, es uno de los claros ejemplos de que incluso la cadena de culto estadounidense se deja seducir por las audiencias.

Hace muy poco se ha estrenado en Estados Unidos la adaptación televisiva de las tres novelas que Guillermo del Toro y Chuck Hogan escribieron sobre un apocalipsis vampírico, publicadas en 2009.

Vampirella: terror y erotismo

Con su debut en Vampirella nº 1 (septiembre de 1969), esta vampiresa ataviada con un provocativo uniforme rojo conquistó el corazón de los aficionados a los tebeos de terror.

"Chicos que muerden", de Mari Mancusi

Cuando Sunny McDonnald se ve arrastrada al Club Colmillo por su hermana gemela, Rayne, no espera encontrar nada más aparte de un puñado de niños góticos que juegan a ser vampiros. Pero cuando un tío confunde a Sunny con su hermana, amante del lado oscuro, y la muerde en el cuello, averigua que sus colmillos son reales… y mortales.

"¡Muérdeme!", de Christopher Moore

Ahora que sus antiguos amos vampiros, Jody y Thomas, están fuera de combate, la joven Abby Normal se ha erigido en Señora Sustituta de la noche San Francisco... Un papel que se le queda un poco grande a esta adolescente gótica salida, aspirante a vampira y fashion victim, sobre todo ahora que la ciudad ha sido invadida por una caterva de gatitos chupasangres que se han propuesto dejar secos a todos los indigentes y prostitutas con los que se cruzan.