La mesa de juego de Mendeleiev

Un buen día de febrero del año 1869 el químico ruso Dimitri Ivanovich Mendeleiev se encontraba obsesionado, como lo había estado durante años, por vislumbrar un sistema general que explicara la relación y el comportamiento de los elementos.

El avance de Los principios de la química, libro que más tarde describiría como el recipiente de su persona, sus experiencias y sus más sinceras ideas científicas, había llegado a un límite estructural aparentemente insuperable.

Los grupos de elementos discutidos hasta el segundo capítulo del segundo volumen seguían una clara secuencia lógica, pero al llegar a los metales alcalinos el químico no podía ya determinar qué grupo debía ocupar el siguiente capítulo.

Con su habitual desprecio por los clásicos, no esperaba hallar respuesta en la filosofía.

Desde la frustrada ausencia de una rutina científica brotó entonces en la cabeza del autor la imagen de su juego favorito, el solitario. Tomó las cartas y sobre cada una escribió el símbolo y datos de un elemento.

Primeramente se dispuso a ordenarlas por peso atómico, pero al colocarlas en hileras correspondientes a sus propiedades, un patrón numérico aparecía entre sus pesos. Así, jugando lo que con gran orgullo llamaría el solitario químico, Mendeleiev comenzó a elaborar los fundamentos de la Tabla periódica de los elementos, publicados dos semanas después en ruso y gradualmente traducidos a todos los idiomas.

Copyright del artículo © Peter Lasch. Reservados todos los derechos. Publicado previamente en la revista Ciencias de la UNAM. Editado sin ánimo de lucro, con licencia CC.

Peter Lasch Thaler

Peter Lasch Thaler

The Cooper Union for the Advancement of Science and Art, Nueva York.

Lo último de Peter Lasch Thaler

logonegrolibros

  • Galicia literaria
    Escrito por
    Galicia literaria Algo de un pasado indatable pero auténtico: el castro supuestamente celta de Coaña. Ha llovido y escampa. La luz comedida que sigue a la tormenta sienta bien a estos desniveles de hierba recién crecida, que…
  • La falacia del especialista
    La falacia del especialista La divulgación científica es la labor de compartir la cultura científica con un público voluntario y no especialista. La ciencia en su forma bruta, como es producida por investigadores científicos y publicada en revistas especializadas,…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Rosario de Acuña: Sentir y pensar
    Escrito por
    Rosario de Acuña: Sentir y pensar 19 de abril de 1884. Rosario de Acuña se transforma en la primera mujer que interviene en una velada poética del Ateneo de Madrid. Fue la primera en ocupar una tribuna que, hasta entonces, había…

Cartelera

Cine clásico

  • La última sesión
    Escrito por
    La última sesión "Necesitarás un barco más grande..." (Peter Benchley y Carl Gottlieb en Tiburón, 1975) Eran las doce de la noche. Sentado en un banco, observé cómo la gente salía de un cine. Es una sensación especial…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La vedette contra el monstruo
    Escrito por
    La vedette contra el monstruo Hace poco he leído una vieja edición de Dinosaur Tales, recopilación de relatos y poemas de Ray Bradbury donde el protagonismo recae en los monstruos prehistóricos. El libro cuenta un par de introducciones del propio…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Billy Cobham: fusión de ritmos
    Escrito por
    Billy Cobham: fusión de ritmos Tras sus lejanos inicios en el quinteto de Horace Silver y después de consolidarse como batería en grabaciones de George Benson y Grover Washington Jr., Billy Cobham fue ganando prestigio en el ámbito del jazz…
  • Lavandera estrena a Chopin
    Escrito por
    Lavandera estrena a Chopin Unos cuantos millones de seres humanos deben (debemos) a Chopin el haber descubierto la música. A veces, ciertamente, en malas compañías: películas cursis, radionovelas y, en último lugar, malos pianistas. Son los que, no contentos…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Pensar en ladridos
    Pensar en ladridos Los concursos del perro más parecido a su dueño son muy comunes y ver a los ganadores es muy divertido. Pero varios grupos de científicos han mostrado que tales parecidos tienen implicaciones mucho más profundas.…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC